Recetas

Pastel de patata y beicon con queso

12 noviembre, 2014 11:20

Sigo dando salida a las patatas que me dio mi amiga Asun de su huerta con este clásico pastel salado que gusta a mayores y pequeños. La patata es un ingrediente muy humilde y versátil y con ella podemos hacer multitud de sabrosas recetas como venís viendo, y aún quedan más…

Ingredientes

  • 4 patatas medianas
  • 250 gr. de beicon en lonchas finas
  • Queso rallado
  • Sal de ajo (o sal común)
  • Pimienta negra

Esta es una receta muy sencilla que elaboraremos en el horno con dos ingredientes principales, patatas y beicon ahumado. Normalmente se suele hacer en un molde grande, tipo plum cake, pero en casa parece que las grandes raciones nos asustan y que nos animamos más a comerlo si lo presento en pequeñas porciones, así que lo he hecho en dos moldes individuales, uno redondo y otro cuadrado, pero la verdad es que es mucho más sencillo hacerlo en un molde grande y rectangular. ¡A vuestro gusto!

Preparación del Pastel de patata y beicon con queso

  1. Lavamos y pelamos las patatas. Las cortamos en láminas muy finas.
  2. Ponemos un papel de hornear a lo largo del molde elegido para ayudarnos después en el desmoldado.
  3. Ponemos las lonchas de beicon de manera que las tiras vayan desde el centro del molde al borde, debiendo quedar colgando media loncha. Pondremos las lonchas una al lado de la otra cubriendo bien todo el molde. Las medias lonchas que cuelgan serán las que luego nos cerraran el pastel por encima.
  4. Ponemos sobre el beicon del fondo una capa de patatas. Espolvoreamos con queso y añadimos un pelín de sal de ajo y pimienta recién molida.
  5. Vamos así alternando capas hasta llegar al final del molde, procurando que la última capa sea de patatas.
  6. Cubrimos con el beicon que teníamos colgando y presionamos.
  7. Tapamos con papel de aluminio cerrando bien las esquinas para que no se escape el vapor al cocerse. Horneamos 45 minutos a 220ºC.
  8. Comprobamos que están bien hechos pinchando con un palo de brocheta, y si entra fácilmente estará listo.
  9. Dejamos reposar cubierto y con un peso encima para que quede prensado.
  10. Desmoldamos y cortamos en rodajas gruesas.

Resultado

Debemos tomarlo caliente o al menos tibio. En mi opinión, la mejor manera de calentarlo es una vez cortado en rodajas pasarlo por la sartén, ya que así aparte de calentarse el beicon, se pone crujiente y adquiere un bonito color tostado. También podemos darle un golpe de grill en el horno o microondas.

Lo podemos tomar como plato principal acompañado de una ensalada, o bien como guarnición para carnes.