Una, que es adicta incorregible a las especias de todo tipo —tengo la manía de coleccionar y guardar toda especia que cae en mis manos, además de intentar enterarme de su historia particular— debe confesar que le rinde particular pleitesía a la mezcla de especias Ras el-Hanout, algo que hacen en Marruecos y otros países vecinos con “lo mejor de cada casa” y cuya receta varía en cada tienda por la que pases. El ras-el-hanout con el que hice este pollo lo venden en Carrefour, pero si tenéis la oportunidad pedidle a un vecino o a un tendero que tenga productos marroquís que os dé su propia mezcla.

Ingredientes del pollo a las especias de Oriente

  • 8 muslitos o jamoncitos de pollo
  • 1 naranja
  • 1 limón grande
  • 1 cucharada de ras el-hanout
  • 1 cucharada de curry
  • Unas gotas de tabasco (opcional)
  • 1 cebolla
  • 8 patatas pequeñas
  • Aceite de oliva

Noticias relacionadas

En este plato en concreto vamos a utilizar dos mezclas de especias, una sería el archiconocido curry que no creo necesario presentar y otra el ya mencionado ras el-hanout. En el caso de que no podáis comprarlo (aunque afortunadamente, gracias al aumento de la inmigración, hoy muchas tiendas lo tienen) aquí os paso una receta con la que podéis haceros el vuestro. Faltan muchos ingredientes tradicionales de Marruecos, pero para platos “de andar por casa” como este puede haceros un servicio más que satisfactorio:

La mezcla resultante podéis guardarla en un bote limpio y seco protegido de la luz solar por tiempo indefinido, porque para esto sólo usaremos una cucharada. Y ahora os paso la receta del pollo a las especias de Oriente:

 

Preparación

El primer paso es exprimir la naranja y el limón, añadir al zumo el curry y el ras-el-hanout (además del tabasco si es que te gusta el picante) y dejar el pollo macerando con esta mezcla una noche entera.

Al día siguiente, pon el horno a precalentar a 180º mientras cortas una cebolla en juliana y pelas 8 patatias pequeñas.

Pinta una fuente de horno con un chorro pequeño de aceite de oliva y después haz una cama con la cebolla en juliana. Dispón los jamoncitos de pollo sobre esa cama y rodéalos con las patatas peladas. Mételo en el horno a media altura.

En torno a 12-15 minutos después, echa un ojo para ver qué tal anda el pollo. Es probable que necesites dar la vuelta a los muslitos o dejarlo más tiempo (lo normal sería que tardara en hacerse unos 20-25 minutos). En el último momento puedes subir la bandeja de posición y poner el grill a tope para que se churrusque la piel.

Resultado

Un plato delicioso, refrescante por los cítricos e intenso por las especias, que no es de ninguna región concreta porque mezcla ingredientes propios de países tan distantes como Marruecos y la India (de ahí ese pomposo nombre que no significa nada), pero en casa nos encanta desde que nos chivaron la receta por Twitter. ¡Gracias, @darthdahar!

 

Tiempo: 30 minutos
Dificultad: 2/5
Digestión: 3/5
Precio: 5 €