Hacer croquetas de forma fácil no es imposible. Aprovechamos el día de la croqueta para darte los trucos básicos y más importantes para preparar croquetas fáciles en casa sin complicación.

Noticias relacionadas

La croqueta es un símbolo de nuestra gastronomía. Desde que soy pequeño recuerdo las croquetas como uno de mis platos favoritos. Y que le pregunten a Chicote la importancia de unas buenas croquetas en un bar, basta con pedir una ración y sabremos si el local merece la pena o no por la calidad de sus croquetas.

Preparar croquetas en casa siempre ha sido un pequeño reto al que se enfrentan aquellos menos experimentados en la cocina. La razón principal es la preparación de la bechamel, una salsa que más que habilidad requiere tiempo y paciencia. Pero también hay trucos para preparar bechamel que nos van a ayudar mucho a la hora de hacer croquetas fáciles.

Hacer bechamel fácil en el microondas

Empezamos por el principio, con una bechamel fácil en el microondas. La base de toda buena croqueta es una buena bechamel, y mientras mejoramos nuestras habilidades, o simplemente para aquellos con poco tiempo, podemos empezar preparando la bechamel de forma muy sencilla en el microondas.

Necesitamos 300 mililitros de leche entera, 30 gramos de mantequilla, 2 cucharadas soperas de maizena y 1/4 de cucharadita de sal. Calentamos 30 segundos a 800W la mantequilla en el microondas, añadimos la maizena y la disolvemos bien con unas varillas, añadimos la sal, mezclamos y calentamos 1 minuto y 30 segundos en el microondas a 800W, tras lo cual batimos bien para mezclar.

Por último calentamos de nuevo 1 minuto y 30 segundos a 800W, batimos con energía y ya tendremos lista nuestra bechamel, y sin un solo grumo.

Si queremos usar esta bechamel fácil para croquetas solo tenemos que enfriar en la nevera y esperar a que espese para que sea manejable. Hacemos bolas con la masa, rebozamos y a freír. Por supuesto necesita un relleno, como por ejemplo jamón.

Si tienes dudas puedes consultar la receta completa de bechamel sin grumos en microondas.

Las croquetas más fáciles del mundo

Ahora que sabemos hacer una bechamel básica en el microondas vamos con las croquetas. Después de hacer muchas croquetas no he encontrado una receta más fácil que esta, así que podemos considerar que estas son las croquetas más fáciles del mundo.

Para la masa necesitamos 65 gramos de harina, 65 gramos de aceite de oliva virgen extra, 1 cebolla pequeña, 500 mililitros de leche, 75 gramos de jamón serrano picado, 75 gramos de queso manchego tierno, sal y pimienta. Para rebozar utilizaremos pan rallado, 2 huevos y aceite de oliva.

La preparación de las croquetas es así de fácil: en un bol ponemos el aceite de oliva, la cebolla picada y la sal. Mezclamos y calentamos 3 minutos a 800W en el microondas sin tapar hasta que la cebolla quede transparente. Añadimos la harina, mezclamos y calentamos 1 minuto y 30 segundos a 800W. Añadimos la leche (sin mezclar, tal cual cae), salpimentamos y calentamos primero 3 minutos a 800W y luego otra vez más 3 minutos a 800W (es necesario hacerlo en dos tandas).

Pasamos la batidora para quitar grumos y añadimos el jamón picado y el queso rallado. Mezclamos bien y calentamos 2 minutos a 800W. Para terminar calentamos 2 minutos más a 800W.

Dejamos enfriar en el frigorífico la bechamel para que espese, hacemos bolas con forma de croqueta, pasamos por pan rallado, huevo batido y otra vez pan rallado y freímos en la sartén. Quedan espectaculares, y nos hemos ahorrado un trabajo enorme con esta bechamel sencilla para croquetas fáciles.

Te dejamos la receta completa de croquetas caseras fáciles en microondas por si algún paso no te queda claro.

Proporciones para la croqueta perfecta

Si nos vamos especializando más en el refinado arte de la croqueta necesitamos conocer las proporciones para conseguir la croqueta perfecta. Aquí van algunos consejos importantes:

  • Para la bechamel necesitamos la misma cantidad de harina que de mantequilla (o aceite).
  • Utilizamos entre 120 y 160 gramos de harina por cada litro de leche en la bechamel. Cuanto menos harina más cremosas quedan.
  • Necesitamos 150 gramos de relleno por cada litro de leche para encontrar un buen equilibrio. A partir de ahí podemos jugar según gustos, pero es una buena base de partida.

Croquetas de arroz

Nunca imaginaste que para hacer unas croquetas perfectas ibas a necesitar báscula y calculadora, pero para ir cogiendo el truco es la mejor manera. Está claro que tu abuela hacía tus croquetas favoritas sin utilizar tales instrumentos precisos de medición, pero por alguna parte tenemos que empezar para convertirnos en los genios croqueteros que nuestros antepasados una vez fueron.

Trucos para hacer croquetas perfectas

Y por último vamos con algunos consejos que necesitarás para dominar el arte de la croqueta, las claves para alcanzar el dominio del bocado redondo más delicioso que abordará tu paladar:

  • Las croquetas no tiene forma de croqueta por casualidad. Este diseño podría haber sido diseñado por la naturaleza con su infinita sabiduría y los mejores ingenieros del mundo todavía no habrían podido descifrar el misterio detrás de su importancia para que sean tan perfectas. La clave para darles forma está en hacerlo usando dos cucharas soperas y que queden todas del mismo tamaño. Igual pasa con el rebozado, necesitamos tres capas por este orden: pan rallado fino, huevo muy bien batido y pan rallado grueso. Así quedan croquetas perfectas.
  • Como hacer croquetas tiene su curro es una gran idea hacer muchas y congelar las que nos sobran. Para poder freír directamente sin descongelar la croqueta no puede superar los 2 centímetros de diámetro. Un gran truco para congelar croquetas es ponerlas en una bandeja sin que se toquen entre ellas y meter al congelador sin tapar. Al secarse así el rebozado hará que cuando las friamos queden todavía más crujientes por fuera.
  • Mete las croquetas en la nevera después de rebozar durante 15 minutos para que queden todavía más crujientes.
  • No te cortes y utiliza aceite de oliva virgen extra para freír, resiste mejor las temperaturas altas.
  • La mejor temperatura para freír croquetas es 180ºC. Puedes usar un termómetro o una freidora con control de temperatura. Si las croquetas están congeladas es mejor freír a 150ºC.

Croquetas de Parmesano y nueces

También os dejo esta completa guía de trucos para hacer croquetas perfectas que está bien tener siempre a mano.

Recetas para preparar croquetas fáciles

Con esta clase de croquetas fáciles ya solo queda recomendaros algunas recetas de croquetas fáciles para empezar. Aquí tenéis mis favoritas:

Ahora solo queda ponerse el mandil y hacer una visita a la cocina. Celebrad este día preparando las croquetas fáciles más ricas que podáis.