agua-garbanzo-00

agua-garbanzo-00

Aprende a cocinar

6 recetas increíbles para aprovechar el agua de los garbanzos

Os proponemos 6 increíbles recetas con agua de garbanzos que nunca hubiérais imaginado que se pueden hacer con algo que siempre acaba en el desagüe.

Noticias relacionadas

Hace unos meses os conté que se podía hacer merengue vegano usando el agua de los botes de garbanzos cocidos. No sé si os habéis puesto manos a la obra con la receta, pero si no es así os aseguro que si en alguna ocasión os animáis cuando los probéis os va a resultar difícil de creer que ese merengue no lleve claras de huevo.

Y, como si de clara de huevo se tratase, esta agua cuyo destino final suele ser el desagüe también puede usarse para otras preparaciones como estas 6 recetas con agua de garbanzos que os proponemos hoy.

6 recetas con agua de garbanzos que te sorprenderán

Desde los merengues veganos hasta buttercream o mayonesa vegana se puede hacer usando agua de garbanzos. Increíble, ¿verdad?

Merengues veganos sin huevo

Merengue vegano sin huevo

Merengue vegano sin huevo

Dulces, ligeros y muy crujientes quedan estos merengues que se conservan durante muchos días en una bolsa que cierre herméticamente. Si no contáis el secreto nadie sospechará que se trata de una de las recetas con agua de garbanzos más populares de la red. Podéis ver la receta completa en este post.

Pavlova de frutas

Paulova (11)

Paulova (11)

Otra receta clásica en la que el merengue es protagonista es la paulova o pavlova, como esta que os propusimos hace tiempo con nata frutas, y en la que podéis sustituir la nata montada por crema de coco batida si queréis hacerla vegana.

Tarta de Lemon Curd

Tarta Lemon Curd (9)

Tarta Lemon Curd (9)

Otro postre clásico con merengue es la tarta de Lemon Curd, que podéis hacer con la receta que os enseñamos en su día, o utilizando la receta de Lemon Curd rápido en microondas y cubrirla con el merengue sin huevo antes de terminarla en el horno o con un soplete de cocina.

Mousse de chocolate

Mousse-chocolate-manzana (2)

Mousse-chocolate-manzana (2)

También podemos usar el agua de garbanzos como sustituto de la clara de huevo para introducir aire en una deliciosa mousse de chocolate como esta que os proponemos en este enlace. Y si queréis hacerla vegana, cambiad la mantequilla por aceite virgen de coco.

Buttercream vegano

IceCreamSandwich

IceCreamSandwich

Sí sí, como lo leéis, el agua de los garbanzos también sirve para hacer el famoso buttercream que se usa para cubrir y rellenar tartas pero en versión vegana. La receta la hemos visto en Geeky Cakes pero, como está en inglés, os la traduzco para que nadie tenga problemas.

  • Agua fría, ½ taza
  • Azúcar granulado, 2 ¼ tazas
  • Agua de garbanzos, 1 taza
  • Aceite de coco, 3 tazas (a temperatura ambiente)
  • Extracto de vainilla, 1 cucharadita

Los pasos a seguir serían:

  1. En primer lugar montaremos el agua de garbanzos a punto de nieve e iremos añadiendo sobre él un almíbar hecho con el agua y el azúcar para hacer un merengue italiano tal como os enseñamos en este post. Recordad que debemos batirlo hasta que el merengue se haya enfriado completamente.
  2. Una vez el merengue esté frío, cambiamos la varilla de la amasadora por la pala y añadimos la esencia de vainilla y vamos integrando poco a poco el aceite. No hay que preocuparse si al principio parece que se corta, pues a medida que se va batiendo irá cogiendo la textura adecuada.

Aunque está en inglés, en la receta original podéis ver todas las fotografías del paso a paso en este enlace.

Mayonesa vegana de agua de garbanzo

Mayonesa casera baja en grasa

Mayonesa casera baja en grasa

Y hasta para hacer una mayonesa vegana nos sirve el agua de las legumbres siguiendo la receta que hemos encontrado en Peanut Butter and Vegan y que os traduzco a continuación:

  • Vinagre de manzana, 1 cucharada
  • Mostaza en polvo, ½ cucharadita (en realidad es opcional, solo si os gusta el toque que le da)
  • Sal, ½ cucharadita
  • Agua de garbanzos, 3 cucharadas (a temperatura ambiente)
  • Aceite, ¾ – 1 taza
  1. En el vaso de una batidora de brazo ponemos todos los ingredientes excepto el aceite y ponemos a funcionar la batidora durante un segundo, el tiempo justo para mezclarlo todo.
  2. Con la batidora funcionando, vamos añadiendo el aceite en tandas de ¼ de taza aproximadamente. A medida que la mezcla vaya espesando tendremos que ir moviendo la batidora para seguir integrando el aceite.
  3. Cuando esté hecha, podremos guardarla en la nevera. Al enfriarse espesará un poco más.