Actualidad gastronómica Especial Madrid Fusión

La mejor croqueta de jamón del mundo es esta

La mejor croqueta de jamón del mundo se come en Toledo. Alberto García Escudero del restaurante Iván Cerdeño de Toledo ha sido premiado con este galardón en Madrid Fusión.

Noticias relacionadas

Cuando son de buena calidad, las croquetas pueden llegar a ser uno de los bocados más gloriosos que cualquiera pueda llevarse a la boca y la elaboración de tanta exquisitez merece su recompensa.

Para ello, la marca Joselito, cuyo jamón está considerado como el mejor jamón ibérico del mundo, celebra cada año el Campeonato Internacional Joselito a la Mejor Croqueta de Jamón del Mundo que tiene lugar en el marco de Madrid Fusión.

Alberto García Escudero

Alberto García Escudero

Este año la croqueta ganadora ha resultado ser la que elabora Alberto García Escudero en el restaurante Iván Cerdeño de Toledo. Una croqueta de jamón ibérico, generosa de relleno, de bechamel cremosa pero sin llegar a ser líquida y rebozada en panko. Alberto es el Jefe de Cocina de este restaurante en el Cigarral del Ángel que cuenta con una estrella Michelín.

Finalistas mejor croqueta de jamón del mundo

El flamante ganador se ha impuesto en una reñidísima final a otros cinco finalistas elegidos entre un total de 40 participantes. La decisión ha sido tomada un jurado de excepción formado por profesionales vinculados al mundo de la gastronomía.

  • Ramona Menéndez (Casa Belarmino, Asturias). En la localidad de Gozón, se trata de un bar, tienda, estanco y casa de comidas que abrió allá por 1930 y, actualmente está regentado por la tercera generación de la familia que lo abrió y sigue deleitando con los mejores guisos de la cocina tradicional. Su croqueta ha sido la segunda más votada por el jurado.
  • Nacho Hernando (Vivanda, Barcelona). Jordi Vilà (Alkimia) es el chef ejecutivo de este restaurante ubicado en el barrio barcelonés de Sarrià con una carta basada en la cocina mediterránea con algún que otro toque italiano.
  • Marcos del Valle (Las Tapas de Gonzalo, Salamanca). En plena Plaza Mayor salmantina se encuentra este restaurante abierto en 1947 por el abuelo de su actual propietario, Gonzalo Sendín, que cuenta con la labor de Marcos del Valle al frente de la cocina. Marcos, formado en restaurantes como el desaparecido Nodo madrileño, defiende con maestría una cocina basada en la tradición y en el producto.
  • Paco Villar (Terra Olea, Córdoba). Uno de los mejores restaurantes de la capital cordobesa que recupera las recetas de toda la vida aplicándoles técnicas vanguardistas que le han llevado a ser reconocido como el Mejor Restaurante de Cocina Creativa 2019.
  • Félix Martínez (El Foralín, Oviedo). Uno de los sitios de visita obligada en Oviedo, trasladado recientemente a la calle Asturias, es un templo en el que se veneran los productos de la despensa asturiana y del Cantábrico.