Actualidad gastronómica

La cocina de Arzak llega a Madrid

La cocina de Arzak estará presente en la nueva oferta gastronómica del restaurante madrileño Ramsés gracias a la alianza con Arzak Instructions.

Con dos restaurantes, un jardín japonés y varios salones destinados a eventos que se distribuyen en un espacio de más de 2 000 metros cuadrados, Ramses se ha convertido en un referente a nivel nacional e internacional que crece día a día en una permanente búsqueda de la excelencia y en la voluntad de ofrecer experiencias innovadoras en el mundo de la alta restauración.

La cocina de Arzak, presente en todos los espacios que conforman Ramses, responde al interés del establecimiento por seguir sorprendiendo al comensal con una oferta culinaria de alta calidad que tiene a Sergi Sanz como chef ejecutivo.

Sergio, chef ejecutivo, Mikel Sorazu  y Xabier Gutierrez de Arzak Instructions

Sergio, chef ejecutivo, Mikel Sorazu y Xabier Gutierrez de Arzak Instructions

Para adaptar y rediseñar la ambientación de los espacios a esta nueva etapa, se ha vuelto a contar con el famoso interiorista francés Philippe Starck, quien ya firmó en 2007 el rompedor diseño del hasta ahora único restaurante en España que lleva su firma.

Constituida en 2009, Arzak Instructions es la firma a través de la cual se materializa la asesoría a medida que ofrece el triestrellado cocinero vasco Juan Mari Arzak, su hija Elena y sus tres hombres de confianza en su laboratorio creativo de San Sebastián.

Puertas abiertas al sabor

En Ramses, los parámetros marcados por la cocina de Arzak se han traducido en «una cocina reconocible con toques modernos, de puertas abiertas al mundo y a los sentidos, que parte de la tradición y las raíces vascas sin dejar de hacer un guiño a la vanguardia». No solo la singularidad del espacio, sino también su emblemática ubicación, han sido fuente de inspiración a la hora de diseñar la oferta. «El comensal no va a encontrar, por tanto, las creaciones icónicas de Arzak, sino las influencias de las que hemos bebido y ese punto de magia cultivado en El Laboratorio que tan bien se adapta a este local».

Este nuevo concepto se ha implantado en el Restaurante, el espacio gastronómico ubicado en la planta superior y distribuido en varios ambientes diseñados por Philippe Starck, en constante renovación. Además de contar con un menú degustación a un precio de 59 euros, ofrece una carta que se presenta como un compendio de platos lúdicos, de base tradicional y sabores nítidos, que ponen en relieve la calidad del producto y que se orientan a hacer vivir una experiencia exclusiva, a la altura de un lugar como Ramses: «laberíntico, lleno de puertas, de magia y misterio, que nos ha empujado a ofrecer algo distinto a través de la cocina, a golpear con fuerza la aldaba de un espacio único, la Puerta de Alcalá, desde otro muy especial, Ramses», afirma Xabier Gutiérrez.

A los aperitivos, que incluyen los imprescindibles de Ramses (como ostras, caviar sobre blinis, jamón Joselito o anchoas del Cantábrico), se suman ahora propuestas creativas entre las que destacan Huevos y Huevas (huevos con caviar y toques violetas), la Ensalada de Cannabis (de cáñamo con tomates asados y brotes de verdura), la Ensalada de Bogavante (al horno con lino crujiente) o el Rabón (rabo de toro con romero y endivias guisadas), un claro guiño a la capital.

Sobresalen también el pichón asado con barquillo de maracuyá o el lagarto de cerdo ibérico con mariposas de mandarina, y sus pescados, como la merluza (se ofrecen sus kokotxas y su receta en salsa verde), ingrediente fetiche de la cocina vasca y de la española, así como de la casa Arzak. En definitiva, platos alegres, sensatos y equilibrados que se rematan con un sugerente apartado de postres que acoge propuestas como Puerta blindada (chocolate cremoso con crujiente de calabaza) o El cubismo (dados de manzana rellenos y cremosos).

El Salón y la Terraza los espacios más informales

El salón, situado en la primera planta, ha sido redecorado con paredes de ladrillo visto, espejos, mesas digitales, vitrinas y modernas lámparas que simulan velas, creando una atmósfera cálida y acogedora. Tanto en este espacio como en la emblemática Terraza, climatizada para invierno y verano, transmite vida a todas horas y compite en protagonismo con la mismísima Puerta de Alcalá, operará una oferta casual de carácter mediterráneo e idónea para compartir, en la que manda el producto de primera.

En definitiva, una nueva filosofía «pensada para hechizar al comensal», que se adapta a la espectacularidad de este Ramses 3.0 concebido por Philippe Starck y consagrado como referente internacional, que conectará los 120 años de tradición de la casa vasca con ese símbolo de la modernidad que es Ramses.