Desayuno romántico

Desayuno romántico

Actualidad gastronómica

Desayunos para enamorar no solo en San Valentín

Unas cuantas ideas que nos servirán de inspiración a la hora de preparar desayunos para enamorar o mantener viva la llama del amor de tu vida.

Desayunos para enamorar cada uno de los días del año. Porque sí, porque cada año, es llegar estos días y parece que todos nos ponemos como locos a preparar nuestras recetas más especiales para las cenas más románticas y a llenarlo todo de corazones como si no hubiera un mañana.

Tal es el fervor que desata esta fecha tan comercial como es San Valentín que, por un momento, pareciese que con 365 días que tiene el año para querernos mucho y disfrutar de toda clase de placeres amatorios (¡ejem! ya me entendéis), nos dedicásemos a desperdiciar 364 y San Valentín pasase a ser el único día romántico del año. ¡Y no!

Que cuando hablamos de amores, de pasiones y de juegos de seducción, no sé por qué tendemos a pensar en organizar una cena para sorprender a la otra persona (igual es porque después de cenar uno se va a la cama). Pero nos olvidamos del desayuno, esa comida tan importante y tan poco arraigada por estas latitudes y que se puede hacer ¡en la cama!

¿Acaso hay algo más romántico que el hecho de que alguien se despierte sigilosamente, prepare un delicioso desayuno y te sorprenda con él en la cama?  A mí, desde luego, no me importaría poder empezar así cada día (y sí, el desayuno lo preparo yo, porque si hay algo más gratificante que la sorpresa de que alguien te traiga el desayuno a la cama, es ser quien sorprende). Total, luego el resto ya es cosa de dos 🙂 .

Ingredientes que podemos usar en los desayunos para enamorar

  • Fruta, cuanto más colorida, mejor. Y siempre en trozos de bocado. Aunque, mmmm, ahora que lo pienso, los plátanos pueden ir enteros…
  • Café o infusiones.
  • Leche, yogures, quesos frescos o tipo cottage.
  • Huevos (revueltos, pasados por agua, …).
  • Zumos.
  • Chocolate. Dicen que es es sustituto del sexo por excelencia, pero ¿para qué elegir si podemos tener ambos a la vez? Eso sí, con moderación.
  • Mermeladas (el que sean hechas por tí, por ejemplo con alguna de nuestras recetas como esta, es un plus).
  • Pan fresco o tostado, tortitas o crepes, cereales, …
  • Aguacates, tomate, jamón, aceite de oliva virgen extra (eso si os gusta desayunar salado).
  • Frutos secos.

Ingredientes a evitar en los desayunos para enamorar

  • Ajo. Lo sé, el pan con tomate y aceite y un poco de ajo está muy bueno, pero de verdad que no es pro-besos.
  • Quesos muy fuertes. El queso azul, el Cabrales y la torta del Casar, mejor para otra ocasión.
  • Platos de legumbres. Las “baked beans” (guiso de alubias con tomate) típicas del English Breakfast, mejor evitarlas.
  • Bebidas gaseosas. Los eructos y otras emisiones gaseosas no son románticos, así que vosotros sabréis.
  • Otros. La pizza recalentada que sobró de la cena hay a quien le gusta, pero lo que se dice romántica no es.

Cómo servir los desayunos para enamorar

Hay que currárselos un poco, para qué nos vamos a engañar.

  • El zumo, aunque venga de un Tetra-Brik® hay que servirlo en un vaso o en una copa.
  • Los yogures, también quedan mejor si en vez de sacarlos en el vasito de plástico los ponemos con un poco de gracia en otro recipiente.
  • Alguna flor, una servilleta bonita o doblada con arte…
  • Y ya no para nota, sino para matrícula de honor, una nota diciéndole lo especial que es, que no hay que ser poeta para escribirla eh! Solo hay que decir lo que uno siente.

Ideas de desayunos para enamorar

Como una imagen vale más que mil palabras, en la galería a continuación podéis ver unas cuantas sugerencias de desayunos con los que será difícil salir de la cama en un buen rato.

¿Te apuntas a los desayunos para enamorar cada día?