Está muy bien aprender recetas y ser creativo en la cocina, pero uno de los mayores placeres está en demostrárselo a los amigos y familiares. Y para ello lo mejor es organizar una cena en casa. En principio puede parecer algo sencillo, pero hacerlo bien y que sea todo un éxito radica en los pequeños detalles que no podemos dejar escapar. Vamos a contarte cómo hacerlo para intentar tener el mayor éxito posible, y aunque es algo largo, te garantizamos que merecerá la pena.

Preparativos para organizar una cena en casa

Cuanto antes tengas listos los preparativos mejor

  • El número de personas a las que vamos a invitar es un factor determinante. Tenemos que tener en cuenta no sólo el espacio de nuestra casa, sino la cubertería y la vajilla, ya que es probable que no sólo necesitemos una, sino dos, ya que serviremos más de un plato.
  • Pregunta a todos tus invitados si tienen algún problema, limitación o alergia con algún alimento para luego no llevarnos sorpresas, y si es así tenlo muy presente a la hora de preparar los platos. Además está bien enterarse si hay alguna comida que no soportan porque no les guste o algo que adoren para quedar mejor.
  • Más adelante te contamos cómo preparar y pensar el menú, pero una vez lo tengas es importante hacer una lista de la compra bien organizada, que no falte absolutamente nada, porque luego vienen las prisas cuando unas horas antes te ves sin un ingrediente imprescindible. Repasa bien las recetas de cada plato que vas a preparar y con ello elabora la lista de la compra. Une los mismos ingredientes de diferentes recetas en uno solo para la lista, porque si no tendrás patatas repetidas tres o cuatro veces a lo largo de la lista.
  • Comprueba que la cena no coincida con otros eventos importantes como una comunión, un partido de fútbol importante, un concierto o similar. Viene bien consultar primero con los invitados teniendo una fecha abierta y elegir una que vaya bien a todos.

Menú para la cena

Noticias relacionadas

Organizar el menú es probablemente la tarea más difícil. Después de organizar muchas cenas obtienes una experiencia que no tiene precio a la hora de preparar los menús, así que te damos unos trucos que seguro que son de ayuda:

  • Elegir tres platos para un menú es sencillo, pero tienes que tener en cuenta que las cocinas de las casas no son como las de los restaurantes, y quizás elijas combinaciones imposibles como necesitar el horno para dos platos a la vez, así que tenemos que pensarlo un poco. Los mayores problemas vienen con platos calientes, porque necesitan manchar muchas sartenes o usar el horno. Una buena opción es preparar varios entrantes que se sirvan fríos, como canapés o ensaladas, de ese modo podremos ir preparándolos incluso el día anterior y tomarnos con más calma el día de la cena. Otra opción son platos que podamos dejar preparados y que sólo necesiten un golpe de calor para servirse.
  • Sorprende mucho más una cena con muchos entrantes de picoteo, un principal y un postre que la típica cena de tres platos, y no tiene por qué ser más difícil. Quizás nos lleve más tiempo, pero con un poco de organización puede ser sencillo.
  • Busca un menú equilibrado. Si te decantas por la opción que te recomendamos con varios entrantes y un principal tendrás que pensar los entrantes para que no sea todo demasiado pesado. Un contraste de dulce con salado, un picante, algo verde tipo ensalada y un entrante con pescado son buenas opciones para empezar. Como plato principal siempre suele ser más popular la carne que el pescado y tienes más probabilidades de triunfar.
  • Si quieres recomendaciones exactas aquí las tienes. Como entrantes prueba nuestros sushipan, con los que llamarás la atención y no te costará nada de trabajo, estas increíbles alcachofas fritas, que son ligeras y con un sabor increíble, nuestras fabulosas empanadillas, que puedes rellenar con lo que se te ocurra, como carne picada con queso azul y pasas o estas vistosas berenjenas fritas con hummus. Después de estos entrantes puedes pasar a un intermedio algo más fuerte, según lo comilones que seáis, empezando por estos tomates rellenos al estilo mexicano, que junto a estos langostinos picantes con salsa de tamarindo darán un toque internacional a tu cena. Una alternativa que puedes complementar variando como quieras los platos anteriores son estas pechugas de pollo rellenas con salsa de queso, que van perfectas acompañadas de nuestros champiñones rellenos y nuestra salsa de nata agria con patatas. Estas son algunas de las opciones, que combinadas según el apetito de tus comensales serán la clave para un éxito. Te volvemos a recordar que tengas en cuenta el uso de sartenes y horno para organizar qué entrantes elegir.
  • Para el plato principal te vamos a dar dos opciones. Si tienes tiempo puedes probar la exquisita receta de jarrete de ternera glaseado que ya os presentamos, que aunque lleve mucho tiempo cocinarlo no es tan difícil como parece, y vamos a quedar genial seguro con nuestros invitados. Si tienes menos tiempo te ofrecemos esta fantástica receta de solomillo con salsa de mostaza y naranja, muy sencillo de preparar y que está de muerte, una apuesta más que segura.
  • El postre tiene más miga de la que parece. En general con algo dulce como nuestro brownie de chocolate y castañas o la tarta de queso y  mango serán opciones con las que no te equivocarás, pero arriesgarse con un bizcocho de naranja y chocolate o el bizcocho de cerveza Guinness es muy interesante, y si todo ha ido bien durante la cena el postre será la guinda del pastel, salga como salga.

Presentación

Si queremos que nuestra cena sea un éxito absoluto, tampoco debemos descuidar la presentación y el ambiente para que nuestros invitados se sientan de maravilla. En este post os damos una serie de ideas sobre cómo decorar la mesa para crear un ambiente agradable en ocasiones especiales.

Imagen | cmiked