Actualidad gastronómica

Envasadora al vacío Oster FoodSaver V2860: Conoce este método de conservación

27 julio, 2012 17:07

Desde que los tiempos son tiempos el ser humano ha buscado formas de conservar la comida. Al principio, cuando los alimentos se transportaban desde largas distancias, se empezó a observar que estos se ponían rancios, cogían mal olor y no sentaban precisamente bien a aquél que se atrevía a probarlos.

Con el tiempo los métodos de conservación han ido mejorando y hoy en día nos encontramos una cantidad de formas de hacerlo enorme, tanto que sería imposible hablar de todos ellos en un artículo. Pero como somos Cocinillas y nos interesa lo que podemos hacer uno mismo en casa, hoy vamos a hablar del envasado al vacío.

envasadora-vacio-foodsaver-04

envasadora-vacio-foodsaver-04

El envasado, sea del tipo que sea, es un método de conservación en el que un sellado aísla el alimento del exterior para evitar que este sea contaminado y pueda aguantar más tiempo en un estado apto para el consumo. Un tipo muy común es el envasado al vacío, y la idea en este caso es aislarlo eliminado todo el aire que lo rodea, de modo que no está en contacto con este de forma directa.

Aunque suene un poco feo, al eliminar el oxígeno en contacto con el alimento que envasamos al vacío acabamos o retrasamos la acción de las bacterias y hongos, encargados en una situación normal de poner en mal estado dicho alimento.

En Cocinillas hemos probado la envasadora al vacío Oster FoodSaver V2860. Con un funcionamiento realmente sencillo nos permite a cualquiera envasar productos al vacío para conservarlos durante más tiempo, ya sea al aire libre, en el frigorífico o incluso en el congelador para alargar más aún el efecto de conservación. Yo incluso lo he usado para enviar un poco de jamón ibérico de bellota a mi hermana, que está viviendo en Cabo Verde y no puede evitar echarlo de menos.

envasadora-vacio-foodsaver-01

envasadora-vacio-foodsaver-01

El uso de esta envasadora no podría ser más fácil, simplemente tenemos que colocar el alimento en la bolsa de envasado y seleccionar la potencia de envasado que queremos y el grado de líquido del producto interior. Esto último suena difícil, pero no es más que decirle a la máquina con un botón si es algo líquido o seco, nada más.

El proceso dura unos pocos segundos, y en un momento tendremos nuestro alimento envasado al vacío, listo para conservar más tiempo o transportar de una manera más sencilla. Para que os hagáis a la idea, comparemos con los alimentos que nos envasan al vacío en el mercado, que tienen un nivel de envasado similar al de los productos industriales. Estas máquinas son también industriales y de muy alta calidad, así que igualar un envasado así de bueno es realmente complicado, pero la FoodSaver es de las que mejor he visto trabajar. Yo tengo otra envasadora, y el nivel de envasado es mucho menor, notándose especialmente al tacto. Nunca vamos a igualar la que nos venden en el mercado, está claro, pero el parecido es sorprendente.

envasadora-vacio-foodsaver-02

envasadora-vacio-foodsaver-02

Hay que reconocer que no es la más barata, pero si quieres una buena envasadora al vacío esta realmente merece la pena, aunque existen otras mucho más baratas si no buscas un envasado de calidad y quieres empezar con algo más sencillo.

Gracias a El Corte Inglés por cedernos este producto para su análisis