Las mejores herramientas para saber si hay que adelgazar.

Las mejores herramientas para saber si hay que adelgazar.

Nutrición Dietas

Así se adelgaza con éxito: diferencias entre tener que perder tres o 12 kilos

El problema de la obesidad es más difícil de abordar cuando el peso se va acumulando progresivamente con los años.

Noticias relacionadas

Más de 15 días han pasado ya de septiembre y muchas dietas han comenzado a andar. La pregunta es: ¿se cumplirán o se quedarán en el intento? Éste es el mes del año en que más dietas se inician. Durante el verano, los españoles cogemos de media entre 2 y 4 kilos. Y estos, unidos a los que, a lo mejor, ya nos sobran de antes, hacen que nos pongamos las pilas y hagamos un repaso serio a nuestra salud. Sobre todo a nuestra alimentación. Pero antes de ponernos a hacer una dieta o de planificar un plan de adelgazamiento debemos valorar tres cosas. Una, ver cuántos kilos nos sobran (si es que nos sobran) realmente; dos, usar el sentido común y tres, pedir ayuda profesional, si así lo vemos necesario.

Cuando el sobrepeso supera los 12 o 15 kilos, estamos hablando ya de algo más serio. Por eso, mejor empezar cuanto antes y no dejar que los kilos se vayan acumulando durante los años. Después, será más difícil. "A partir de 12 kilos ya podemos hablar de un sobrepeso importante, en el que se empieza a observar un mayor índice de problemas cardiovasculares, apnea de sueño, riesgo de diabetes, de tolerancia a la insulina y de todas las comorbilidades asociadas a la obesidad", afirma a EL ESPAÑOL Gontrand López-Nava Breviere, director de las Unidades de Endoscopia Bariátrica del Hospital Universitario HM Sanchinarro (Madrid) y Hospital HM Delfos (Barcelona).

En la actualidad, y según según datos aportados por Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), en España la tasa de obesidad está en torno a un 20-25%. Por su parte, la tasa de sobrepeso es de más del 30%. Por lo que "más de la mitad de la población tiene problemas de sobrepeso y obesidad", indica.

Empezar una dieta cuando nos sobran unos 'kilitos'

El verano es una época crítica para las personas que ya tienen sobrepeso, porque "esos 2 o 3 kilos se suman a los dos que cogieron en Navidad y a los 2 que aumentarán el siguiente verano", apunta López-Nava: "Es un círculo del que resulta muy difícil salir sin ayuda profesional y que nos puede hacer engordar fácilmente 10 o 12 kilos en 10 años, con los problemas de salud que hemos visto que esto tiene", añade el experto. Por ello, es importante poner remedio cuanto antes y no cuando el sobrepeso sea ya importante.

El problema de la obesidad es la suma de kilos que se van cogiendo progresivamente durante los años. Por ello, "es fundamental sensibilizar a la población de que hay cambiar hábitos y hacer dieta cuando nos sobren ya unos kilitos para no pasar a la otra categoría: a la categoría de obesidad", afirma Tinahones. Así, aconseja no esperar a que nos sobren 12 kilos para ponernos a dieta sino empezar mucho antes. Según vayamos acumulando kilos, será mucho más complicado.

En el caso de que nos sobren sólo unos kilos, indica este experto, podemos revertirlos de forma fácil: incrementando la actividad y ejercicio físico y manteniendo durante al menos unos 2 meses una dieta hipocalórica."Es importante en ese tiempo cambiar el estilo de vida para después no volver a coger esos kilos", afirma.

Por ello, si empezamos a hacer un dieta es importante cumplir las recomendaciones nutricionales y aprender de los errores alimentarios que cometemos en nuestro día a día. En este artículo puedes conocer algunos de los más comunes. Si nos sentimos más seguros, podemos acudir a un profesional en nutrición para que nos guíe en nuestra alimentación.

No se trata de hacer dietas estrictas que luego no cumplimos sino de saber comer y de mantener, sobre todo, hábitos saludables: seguir una alimentación sana, equilibrada y una práctica regular de ejercicio físico.

Según informaciones elaboradas por un consenso de expertos de la SEEDO, "no hay unanimidad a la hora de recomendar un tipo de dieta u otro para perder peso o mantener la pérdida de peso pero cualquier método razonable y avalado por un profesional siempre servirá". Lo importante es realizar alimentación completa y saludable. Algunos consejos que ofrece la SEEDO son los siguientes:

Programar el menú semanal y la compra haciendo al paciente consciente sobre la importancia de la selección de alimentos; seleccionar siempre alimentos naturales, de temporada; dedicar el tiempo necesario a la preparación de los platos; seleccionar las formas culinarias más naturales y sencillas; limitar el tamaño de las raciones; comer en ambientes relajados, despacio y dedicando al menos 30 minutos a las comidas principales; y respetar los horarios de cada comida.

Empezar una dieta cuando hay obesidad o sobrepeso importante

Cuando ya tenemos un cierto grado de obesidad o sobrepeso importante, es necesario acudir a un profesional. "A partir de los 15 kilos, la intervención es más larga y continuada en el tiempo. En algunos casos incluso hará falta, además, tomar algún fármaco para cumplir con la adherencia al tratamiento", afirma Tinahones.

En ocasiones, en circunstancias de obesidad, hace falta recurrir a la cirugía bariátrica (el conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la obesidad). Según explica el presidente de la SEEDO, hay de dos tipos: restrictiva, que lo que hace es reducir la capacidad del estómago, y la otra es más absortiva que lo hace es cambiar el intestino. "Ese tipo de cirugía se utiliza en casos graves: cuando hay obesidad mórbida o cuando hay ya muchas patologías y comorbilidades asociadas (diabetes, hipertensión etc.) y siempre que la estrategia dietética no haya funcionado", asegura.

Por su parte, y según afirma López-Nava, "el 95% de las personas con obesidad o con un sobrepeso importante que se someten a dietas fracasan". Y fracasan, dice, no porque el diseño de la dieta sea malo o esté mal planificado sino porque, los pacientes, simplemente, no son capaces de cumplirla. "El hambre y la falta de saciedad nos impiden prolongarla el tiempo necesario", explica.

Por ello, añade que "debemos abordar el problema del sobrepeso desde un punto de vista integral. Por un lado, desde los famosos tres frentes: nutricional, físico y psicológico, pero también ayudando al paciente a tener menos apetito y una saciedad precoz que aumente el cumplimiento dietético".

Según explica este experto, "en el abordaje moderno de la obesidad, lo que se ha visto es que hay que impactar en el exceso de peso mucho antes de lo que lo hacemos". En este sentido, explica "el especialista recomendar una reducción de estómago por endoscopia (es decir, interviniendo a través de la boca): una técnica que aumenta las probabilidades de éxito hasta en un 85% siempre que se realice en un centro hospitalario, por un equipo médico experimentado y se acompañe de un seguimiento nutricional, deportivo y psicológico".

Pero lo más importante de todo en el abordaje de la obesidad y el sobrepeso, insiste López-Navas, es enseñar al paciente con obesidad o sobrepeso a vivir de forma saludable: "Cambiar los estilos de vida por otros más sanos y aprender a mantenerlos de por vida", concluye.