Una de las mujeres que ha protestado subida a una caja de la luz contra el chador.

Una de las mujeres que ha protestado subida a una caja de la luz contra el chador.

Oriente Próximo Sociedad

La revolución iraní se vuelve feminista: 29 arrestadas por quitarse el hiyab

Además de los Miércoles Blancos, las manifestantes han empezado una campaña que consiste en subirse a una caja de luces y mover el chador atado a un palo como si fuera una bandera.

Irán lleva meses en plena evolución y revolución. Lo que empezó siendo un choque contra el Gobierno para pedir reformas económicas, se ha transformado en una revolución social a la que se han subido las mujeres que exigen, junto con sus compañeros, más libertades sociales.

Concretamente, las iraníes quieren que se elimine la obligación de usar el hijab y la forma de contarlo al mundo ha sido subiéndose a las cajas de luces para hacer llegar su mensaje lo más alto y lo más lejos posible, quitándose el pañuelo y agitándolo como si de una bandera se tratara. Su bandera.

Sólo en Teherán, la policía lleva ya 29 mujeres detenidas y las protestas y la represión continúa, aunque sólo ha confirmado el arresto de dos de ellas en el último mes. De otras 10 manifestantes más no se sabe nada.

La lucha contra el pañuelo en Irán ha cumplido ya más de 40 años, desde que se prohibiera el uso de la vestimenta occidental en 1979, pero en los últimos meses ha vuelto a prenderse debido a las protestas que recorren las calles de las principales ciudades iraníes exigiendo una mayor apertura.

Las imágenes de la protesta han dado la vuelta al mundo y han provocado que el debate llegue hasta a los medios de comunicación, aunque sea sólo entre los medios más progresistas, algo que no había ocurrido en los 40 años de lucha.

Lo curioso es que muchas de las mujeres que protestan subidas a la caja de la luz siguen luciendo el chádor pero quieren reivindicar el derecho de las que no quieren utilizarlo.

Infantil y extranjero

Los responsables policiales de Teherán aseguran que el movimiento está siendo instigado desde el extranjero, sobre todo, por los canales satélites que la mayoría de los iraníes ve a través de sus antenas parabólicas y que se plasmó, en mayor de 2017, en las manifestaciones de los 'Miércoles blancos'.

Tanto en redes como en las principales ciudades de Irán las mujeres comenzaron a vestir de blanco los miércoles en protesta por el chádor negro que tienen que vestir todas las mujeres desde la revolución islámica.

Una de las mujeres que sí están en el Parlamento, Soheila Jolodarzadeh ha explicado que las protestas son el resultado de las estrictas restricciones que duran ya muchas décadas. "Estamos equivocados. Impusimos restricciones innecesarias a las mujeres", reconoció a la agencia oficial Isna.

El fiscal general del país, Mohamad Yafar Montazerí, ha asegurado que las protestas se deben a la "ignorancia" de la gente y a una "estimulación de sentimientos" que llega "desde fuera del país".

Montazerí aseguró que se trata de "movimiento infantil" que busca repercusión en las redes sociales y sigue un plan predeterminado.

"Lo veo un tema leve y sin importancia. En el conjunto de la población de 80 millones del país, la inmensa mayoría de las mujeres llevan chádor o un hijab correcto. No permitirán que se aplique un movimiento del enemigo", añadió.

"La policía iraní anunció que sólo en 2014 había advertido, arrestado o enviado a los tribunales a casi 3,6 millones de mujeres por llevar el chador mal puesto", ha informado el periódico británico The Guardian.