Sánchez, durante la rueda de prensa tras la cumbre de la OTAN

Sánchez, durante la rueda de prensa tras la cumbre de la OTAN Christian Bruna/EFE

Política

Sánchez rectifica y acepta subir el gasto militar al 2% del PIB como pide Trump

Lo supedita al logro de apoyos suficientes en el Parlamento, donde Podemos rechaza aumentar la inversión en defensa.

Bruselas

La presión de Donald Trump parece haber surtido efecto. Apenas 24 horas atrás, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguraba que España no puede llegar "ni ahora ni a medio plazo" a destinar al gasto en defensa el 2% del PIB como exige el presidente de Estados Unidos. Después de que Trump le abroncara en la cumbre de la OTAN de Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido este jueves -eso sí, con muchas cautelas- a cumplir este objetivo de aquí a 2024.

"En el marco de la seguridad, es evidente que nuestra aportación y nuestro compromiso con la OTAN es inexcusable: tenemos que cumplir. Lo que hace este Gobierno es asumir la hoja de ruta que fue marcada en previas cumbres por el anterior Gobierno. En nuestro ánimo estará el llegar a esos objetivos en el año 2024", ha asegurado Sánchez en la rueda de prensa final tras la cumbre celebrada en Bruselas

"Nosotros recogemos el testigo de otras administraciones, que a su vez recogieron el testigo de otras administraciones. Nosotros no queremos romper la coherencia de lo que ha sido la política de defensa y de seguridad que durante estas últimas décadas España ha aportado a la OTAN. En ese sentido, nosotros cumpliremos o intentaremos llegar a esos compromisos fijados por la anterior administración", sostiene el presidente del Gobierno.

No obstante, ha dejado claro que la clave está en lograr suficientes apoyos parlamentarios para aumentar el gasto en defensa. Una medida que rechaza Podemos, el socio prioritario del Gobierno del PSOE. "Esto no depende de mi, depende del Parlamento. Espero que todos los grupos parlamentarios sean sensibles también a nuestros compromisos con la OTAN", ha apuntado.

Depende del Parlamento

Nuestro país ahora es el tercero de la OTAN que menos gasta en defensa (apenas el 0,92% del PIB). La ex ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, se comprometió por carta a llegar al 1,53% (alrededor de 18.500 millones). El Gobierno de Sánchez asume ahora esta carta como hoja de ruta, aunque mantiene el acuerdo político de llegar al 2%, según explican fuentes de Moncloa. No obstante, también admiten que el Ejército español no tendría capacidad para asumir este incremento.

En todo caso, Sánchez ha querido dejar claro que es "empático" con las exigencias de Trump en materia de gasto militar. "Lógicamente entendemos, comprendemos la posición de los estadounidenses", asegura. Al mismo tiempo, reclama que no sólo se tenga en cuenta el gasto militar, sino también otros parámetros en los que España sale favorecida, como la inversión en capacidades militares o la contribución a misiones de la OTAN y la ONU.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha anunciado durante la cumbre de la OTAN que España está dispuesta a asumir la misión de entrenamiento de las fuerzas armadas de Túnez en la lucha antiterrorista. Y si la ONU decide volver a enviar una misión a Libia, España estaría a cargo desde la base de Rota de cualquier evacuación de emergencia que sea necesario.