Trump, durante su rueda de prensa final en la OTAN

Trump, durante su rueda de prensa final en la OTAN Kevin Lamarque/Reuters

Europa

Trump vuelve a la carga: arremete contra Merkel y Sánchez por no gastar en defensa

El presidente de EEUU revienta también la jornada final de la cumbre de la OTAN y luego escenifica la reconciliación.

Bruselas

Donald Trump ha repetido en la jornada final de la cumbre de la OTAN en Bruselas la misma táctica que el día anterior. Primero ha reventando la reunión con sus exigencias y luego ha escenificado una reconciliación y ha clamado victoria frente al resto de aliados. "Les he hecho saber que estaba muy descontento. (...) Pero al final todo ha acabado encajando. Ha sido un poco duro durante algunos momentos", ha dicho Trump antes de marcharse camino de Londres.

El presidente presidente norteamericano ha vuelto a la carga con su obsesión de que los aliados europeos no gastan bastante en defensa y se aprovechan de Estados Unidos. Y ha señalado expresamente a la canciller Angela Merkel, pero también al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se ha visto obligado a tomar la palabra para replicarle, según han confirmado fuentes diplomáticas.

Pero tras la tormenta ha llegado la calma. Después de que se filtrara que había amenazado a sus socios incluso con salirse de la OTAN, Trump ha dado una rueda de prensa improvisada en la que ha presumido de que todos los aliados se han doblegado a sus exigencias y aumentarán el gasto militar. "Probablemente podría hacerlo (dejar la OTAN), pero ahora es innecesario", ha sentenciado. Una intervención que ha supuesto el último capítulo del show de Trump en Bruselas y en la que se ha definido a si mismo como un "genio muy estable".

En teoría, la sesión de este jueves en la Alianza Atlántica estaba consagrada a debatir cómo ayudar a Georgia y a Ucrania a hacer frente a las presiones de Rusia, en presencia de los líderes de ambos países. Cuando le tocaba intervenir, Trump ha ignorado el tema de la agenda y ha dinamitado la cumbre con un nuevo ataque frontal a los aliados alegando que no cumplen los objetivos de gasto militar de la OTAN. 

Esta cuestión ya se abordó repetidamente el miércoles, cuando el presidente de EEUU pidió incluso aumentar del 2% al 4% la meta de inversión en defensa. Pero ahora Trump ha empleado un tono "mucho más duro" y ha arremetido contra aquellos "países ricos" que pueden hacer más y no lo hacen. Ha señalado específicamente a Alemania, dirigiéndose a la canciller como "Angela", pero también ha citado a España, según las fuentes consultadas. También se ha quejado del despilfarro en la construcción de la nueva sede de la OTAN.

Sánchez contesta a Trump

La embestida de Trump ha obligado al presidente del Gobierno a tomar la palabra en la reunión para defenderse. Sánchez ha evitado la confrontación directa pero ha vuelto a insistir en que España mantiene sus compromisos con la OTAN y, aunque no alcanza el objetivo del 2% en defensa, participa en las operaciones de la Alianza y cumple en materia de capacidades militares. En la rueda de prensa final de la cumbre, el presidente del Gobierno ha dicho que hará todo lo posible por llegar al 2% en 2024.

La intervención improvisada del presidente de Estados Unidos ha obligado a suspender la reunión con Georgia y Ucrania. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ha convocado un encuentro extraordinario no previsto de los 29 países miembros para volver a debatir la cuestión del gasto en defensa.

Nada más concluir, Trump ha anunciado una rueda de prensa no prevista. En los pasillos se dudaba si se limitaría a una nueva bronca o daría un paso más radical como anunciar la salida de EEUU de la OTAN. Para sorpresa de todos, el presidente de EEUU ha sostenido que la cumbre ha sido un éxito y se ha atribuido la victoria.

"La OTAN es mucho más fuerte de lo que era hace dos días", ha asegurado el exmagnate inmobiliario. El encuentro se desarrolló en un tono "fantástico" y con "un gran espíritu colegial", ha insistido. Según su versión, todos los Estados miembros se han comprometido a acelerar el incremento de gasto en defensa para alcanzar el objetivo del 2% del PIB.

Trump sobre la inmigración, el brexit y Putin

Durante más de media hora, Trump ha contestado a las preguntas de reporteros de todo el mundo. Se le veía encantado en su papel de showman. Sobre la reunión que mantendrá el próximo lunes con el presidente ruso, Vladimir Putin, el presidente de EEUU asegura que será el momento "más fácil" de su periplo europeo y que los países de la OTAN le han agradecido su mediación.

"Putin no es mi enemigo, no es mi amigo porque no lo conozco bastante, pero creo que nos vamos a llevar bien. Es un competidor porque representa a Rusia", ha asegurado el presidente de EEUU. 

Sobre su visita mañana a Londres, Trump ha restado importancia a las manifestaciones que se preparan en su contra y ha dicho que los británicos le aprecian porque comparten sus posiciones duras en materia migratoria. "La immigración va a tomar el control de Europa", ha sostenido. A su juicio, este es el principal motivo detrás del brexit y de la llegada al poder de un Gobierno euroescéptico en Italia.

El presidente de EEUU ha criticado la conversión de la primera ministra, Theresa May, al brexit blando. "La gente votó por la ruptura, así que imaginé que eso es lo que harían. Pero quizá ahora están tomando una ruta diferente, así que no sé si eso es por lo que votaron", ha lamentado.