Merkel y Macron, en su reunión previa a la cumbre de la UE

Merkel y Macron, en su reunión previa a la cumbre de la UE François Lenoir/Reuters

Política Cumbre UE

Merkel y Macron apoyan a Rajoy en su respuesta a la crisis catalana

"Nadie en la Unión Europea reconocería la independencia de Cataluña", asegura el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

Juan Sanhermelando Bruselas

Nadie ha mencionado el artículo 155 de la Constitución por su nombre ni una posible intervención parcial de la autonomía de Cataluña. Pero durante la cumbre de la UE que se celebra este jueves en Bruselas, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han respaldado expresamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su respuesta al desafío secesionista planteado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. 

"Estamos muy pendientes y apoyamos la posición del Gobierno español", ha resaltado Merkel a su llegada a la reunión. "Esperamos que se encuentren soluciones dentro de la Constitución española", ha agregado la canciller.

El presidente francés, el aliado europeo más incondicional de Rajoy en esta crisis, ha ido un paso más allá y ha pedido al resto de países europeos que cierren filas con el Gobierno español en la gestión de Cataluña. "Este Consejo Europeo estará marcado por un mensaje de unidad, de unidad en torno a nuestros Estados miembros ante las crisis que puedan conocer, unidad en torno a España", ha señalado Macron.

Rajoy saluda a la prensa al llegar al Consejo Europeo

Rajoy saluda a la prensa al llegar al Consejo Europeo Dario Pignatelli/Reuters

"Nadie en la Unión Europea reconocería la independencia de Cataluña", ha zanjado el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani. "La cuestión de Cataluña es un asunto interno del Reino de España. Nosotros somos favorables al diálogo, un diálogo que no lleve a una declaración de independencia. Todo debe hacerse respetando las reglas y las leyes", ha insistido.

Pese a la expectación generada entre los corresponsales extranjeros acreditados en Bruselas por el anuncio de la inminente activación del artículo 155, Rajoy ha entrado en la sede del Consejo Europeo sin hablar a la prensa. También ha sido uno de los últimos en llegar a la sala de reunión y apenas ha saludado a un par de líderes. Entre ellos, al primer ministro belga, Charles Michel, que se sienta a su lado y al que el Gobierno español le ha enviado una queja formal por apoyar una mediación en Cataluña.

Conflicto con Bélgica

Michel, cuyo Gobierno depende de los nacionalistas flamencos, ha atribuido este miniconflicto diplomático al "nerviosismo" y a un "malentendido". Sostiene que España es un "país amigo" y no cree que Rajoy vete a la candidata belga a dirigir Europol como represalia. Pero se reafirma en su mensaje: "Condeno todas las formas de violencia y reclamo diálogo para encontrar una solución política. No creo que la escalada policial sea una buena cosa". Eso sí, no ha repetido su petición de intermediarios internacionales.

La crisis catalana no figura oficialmente en la agenda del Consejo Europeo porque Rajoy ha rechazado la oferta de su presidente, Donald Tusk, de incluirlo. Quiere evitar una internacionalización de la crisis. Pero el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, se ha mostrado convencido de que se acabará abordando. "No podemos ignorar la situación en Cataluña hoy y seguramente vamos a hablar de ello", ha dicho Bettel.

"Es un problema hispano-español. Hay una ley, una Constitución, que debe respetarse. Y espero una solución política y diplomática", dice el primer ministro luxemburgués. Y al igual que su amigo Michel, insiste en que la violencia nunca puede ser la respuesta.

Sánchez se ha reunido con Juncker en Bruselas

Sánchez se ha reunido con Juncker en Bruselas Horst Wagner/EFE

Más claro en su apoyo a Rajoy en su gestión en Cataluña ha sido el primer ministro holandés, Mark Rutte. "No es un tema para la Unión Europea, es un asunto español. Y el Tribunal Constitucional ha dictado sentencia y el Gobierno está aplicando el fallo", ha señalado. "A mi no me gustaría que (Rajoy) comentara sobre asuntos internos de Holanda".

También el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha estado este jueves en Bruselas con el fin de recabar apoyos europeos al 155. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, con quien se ha reunido, le ha trasladado un "apoyo más fuerte que nunca" de las instituciones de la UE, según fuentes socialistas. Sánchez también ha eludido hablar con la prensa.