José Luis Ábalos, número tres del PSOE, en su comparecencia en Ferraz.

José Luis Ábalos, número tres del PSOE, en su comparecencia en Ferraz. EFE

España RESPUESTA A CARLES PUIGDEMONT

El PSOE avanza un 155 “limitado y breve” ante la “inadmisible amenaza” de Puigdemont

"Va a ser una intervención limitada, breve y siempre con el horizonte de restablecer la normalidad", afirma el número tres del partido, José Luis Ábalos. "Cuando estén las medidas diremos si el respaldo del PSOE es absoluto, relativo y en qué grado".

El PSOE espera un aplicación quirúrgica del artículo 155. En rueda de prensa en la sede del PSOE, el secretario de organización ha avanzado una intervención "muy, muy limitada". 

"Nuestra visión es que en este anhelo de procurar certidumbre y seguridad, esté claro todo desde el principio. Desde el principio hasta el final. Va a ser una intervención limitada, breve y siempre con el horizonte de restablecer la normalidad democrática, el funcionamiento de las instituticiones y muy particularmente la preservación del autogobierno catalán. Por lo tanto, el tiempo es el más breve posible", ha dicho José Luis Ábalos.

Ante él estaba Carmen Calvo, secretaria de Igualdad del PSOE, que este jueves acudió a la Moncloa para reunirse con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y avanzar las medidas que el Gobierno anunciará el sábado en aplicación del artículo 155 de la Constitución.  

La "tramposa oferta de diálogo" de Puigdemont

Al PSOE confía no ha gustado la "tramposa oferta de diálogo" de Carles Puigdemont, que en una carta a Rajoy esta mañana, cuando cumplía el plazo del requerimiento del Gobierno para que diese marcha atrás, sólo quería "negociar las condiciones de la secesión de Cataluña respecto de España". "Este marco no lo podemos aceptar", ha dicho Ábalos. 

Según el PSOE, el Estado "no puede ceder ante esta inadmisible amenaza". "No se negocia la integridad territorial de España y no asumimos la pretendida bilateralidad" que pretende la Generalitat. 

Los socialistas han rechazado avanzar el contenido de las medidas que se presumen pactadas entre ambos partidos. El PSOE no se pilla los dedos: "Cuando estén las medidas diremos si el respaldo es absoluto, relativo y en qué grado", ha dicho. El sábado, el partido explicará su posición ante las medidas. 

"Ventanas abiertas para el diálogo"

En cualquier caso, los socialistas creen que todavía hay tiempo para que Puigdemont dé marcha atrás, aunque el plazo formal del requerimiento del Gobierno haya acabado.

La explicación es que desde ahora mismo se abre un proceso de tramitación que incluye un Consejo de Ministros extraordinario el sábado que proponga las medidas y su debate y aprobación por distintos órganos del Senado, incluyendo el pleno. "Hasta la votación del Senado siguen abiertas todas las ventanas para el diálogo", ha dicho Ábalos. 

Eso se traduce en que Puigdemont todavía podría convocar elecciones, que se celebrarían de acuerdo a la legalidad vigente y que convertirían al Govern en un Ejecutivo en funciones.