Nadal, durante un partido del pasado Roland Garros.

Nadal, durante un partido del pasado Roland Garros. Benoit Tessier Reuters

Tenis Wimbledon

Nadal renuncia a jugar en Queen's

Como el año pasado, el español opta por descansar y preparar su asalto a Wimbledon en las pistas de hierba del Mallorca Open.

Mallorca (enviado especial)

Por segundo año consecutivo, Rafael Nadal llegará a Wimbledon (desde el próximo 2 de julio) sin haber jugado ningún torneo previo sobre hierba. Este miércoles, el número uno del mundo anunció que renuncia a Queen’s, donde debería haber competido la semana del 18 de junio, para descansar después de más de dos meses en los que prácticamente no ha tenido respiro (27 partidos), disputando la eliminatoria de Copa Davis ante Alemania en Valencia, Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y Roland Garros, donde el pasado domingo conquistó su undécimo título ante Dominic Thiem.

“Queen's es un gran evento, tengo buenos recuerdos de haber ganado el título en 2008 y quería volver este año, pero ha sido una temporada de pista de tierra muy larga para mí con excelentes resultados”, dijo Nadal a través de un comunicado emitido el miércoles por la tarde. “Me gustaría pedir perdón a los organizadores del torneo y sobre todo a los aficionados que esperaban verme jugar, pero he hablado con mis médicos y necesito escuchar lo que me dice mi cuerpo”, cerró el balear, que horas antes dejó entrever su baja. 

“He tenido una temporada de tierra larga y dura mentalmente”, había dicho el mallorquín después de ganar Roland Garros. “Han sido dos meses exigentes para mí, he jugado casi todos los partidos posibles después de la lesión”, prosiguió el tenista, que reapareció a principios del mes de abril en la Davis tras sufrir una lesión en el psoas-ilíaco de la pierna derecha durante los cuartos del Abierto de Australia, de la que recayó antes de debutar en Acapulco. “Me encantaría jugar en tantos lugares como fuera posible, pero pasar de la tierra a la hierba es un cambio drástico. Lo hice en el pasado, cuando era mucho más joven, pero ahora es momento de ver cómo me encuentro los próximos días”, avisó. “El año pasado sentí que tenía una buena oportunidad de llegar lejos en el torneo [Wimbledon], me encontraba jugando bien en hierba. Perdí el partido con Gilles Muller, un contrario durísimo en esta superficie, pero jugué grandes encuentros contra rivales difíciles. Creo que mi preparación fue buena, la adecuada”.

Al igual que en 2017, Nadal aprovechará las pistas de hierba del Mallorca Open, la cita femenina que se disputa en Santa Ponsa desde el próximo 18 de junio, para preparar Wimbledon. En consecuencia, el número uno se entrenará durante toda la semana en las instalaciones del torneo, posiblemente repitiendo la formula del año anterior (atracar su yate en Port Adriano, a menos de 10 minutos del torneo, para evitarse así la hora de trayecto que hay desde su casa en Porto Cristo). Luego, el tenista viajará a Londres y posiblemente combinará la fase final de su adaptación al césped en el All England Tennis Club con algunas exhibiciones en Hurlingham.

Eso, cree el jugador y también su equipo, debería bastarle para llegar preparado a Wimbledon.