Jorge Lorenzo, durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña.

Jorge Lorenzo, durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña. Repsol Honda

MotoGP

Lorenzo comienza a ensamblar el rompecabezas para vislumbrar el horizonte

Estrena un nuevo depósito con asideros. “No nos da para aspirar a algo grande”, avisa antes de la llegada de nuevas soluciones aerodinámicas.

Montmeló

Después de su viaje de tres días a la fábrica de Saimata la pasada semana en busca de soluciones aerodinámicas en la zona del depósito para lograr más apoyo en las piernas a la hora de frenar, Jorge Lorenzo ha estrenado un nuevo tanque de combustible con asideros durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña. La pieza nueva, mucho más sofisticada que la que inventó en Ducati y que le llevó a conseguir dos victorias consecutivas en Mugello y Montmeló hace justo un año, es la primera de un rompecabezas que el piloto del equipo Repsol Honda ha comenzado a ensamblar con la intención de volver a ver la luz.

El nuevo depósito con asideros que Jorge Lorenzo ha estrenado en el GP de Cataluña.

El nuevo depósito con asideros que Jorge Lorenzo ha estrenado en el GP de Cataluña.

He pilotado más agresivo que nunca con esta moto, no sé si eso es bueno o malo. No he estado a más de un segundo del más rápido durante todo el día. Con el neumático medio me he quedado a siete décimas, así que con un neumático con más adherencia podría estar, como mínimo, a medio segundo del primero. No es un mal inicio, pero no nos conformamos. Esta pieza no nos da para aspirar a algo grande”, ha avisado Lorenzo al final de una jornada en la que ha finalizado decimocuarto, a 0.737 del mejor crono logrado por Fabio Quartararo.

El piloto español probó una solución similar en los test de pretemporada en Valencia y Jerez, pero no le terminó de convencer. “Por otras razones, no funcionó y probamos otras opciones tras descartarla. Mi cabeza siguió pensando y no tiré la toalla porque había que seguir pensando en otra solución”, ha añadido Lorenzo que, junto con Honda, ha acelerado el plan para volver a ser competitivo cuanto antes con la llegada de nuevas soluciones aerodinámicas tras dejar claro que el ADN de la Honda RCV no va a cambiar ni por asomo.

“Hay que aceptar que ese va a ser el núcleo de la Honda y empezar a hacer cambios en el pilotaje para sacar el máximo a ese núcleo e intentar añadir piezas a la moto para hacerte la vida más fácil y más cómoda”, ha concluido antes de afrontar una jornada clave en la que objetivo pasa por eludir la repesca.