'Checo' Pérez ondea la bandera de México

'Checo' Pérez ondea la bandera de México Twitter (@SChecoPerez)

Motor FÓRMULA 1

Red Bull sueña con batir a Mercedes en el adiós de Honda: casting de pilotos y el reclamo de ‘Checo’ Pérez

Mientras el piloto mexicano se convierte en un ídolo de masas para la F1, Helmut Marko destapa las dudosas tácticas de la escudería austriaca. 

10 enero, 2021 00:35

Noticias relacionadas

El equipo Red Bull se ha convertido, contra su voluntad, en el nuevo segundón de la Fórmula 1. Nadie pone en duda la valía de un coche que, en manos de Max Verstappen, es inalcanzable para el resto de la parilla e, incluso, a veces hasta para el Mercedes de Bottas, al que ha presentado batalla en muchas ocasiones. No obstante, nadie puede con Hamilton, ni siquiera ellos, y eso empieza a desesperar al holandés, que sueña y se presiona con ser ya campeón del mundo. Esta promesa que le hicieron en la casa austriaca no se ha cumplido y empieza a ser una tortura.

Por ello, desde el equipo de la bebida energética quieren consumar el asalto al título de una vez por todas en lo que será un año absolutamente clave para ellos, el de la despedida de su motorista en los últimos años. Honda dice adiós a la Fórmula 1 y se ha propuesto no hacerlo de vacío, sino que quiere hacerlo con el título bajo el brazo y Red Bull parece convencido de que puede dárselo.

Sin embargo, los de Milton Keynes tienen mucho trabajo por delante si quieren reducir en tan solo unos meses la desventaja vista durante todo el 2020. La temporada arrancará, si la pandemia no lo evita, en el mes de marzo, aunque todavía no está claro si será en el Gran Premio de Australia o en el de Bahrein. Red Bull ya ha comenzado su contrarreloj para llegar al máximo de sus capacidades cuanto antes y sueña con derribar el histórico monopolio de Mercedes, aunque por el camino pueda emplear algunas tácticas de dudosa reputación.

El 'efecto Checo Pérez'

El cambio más llamativo, más allá de la ganancia que se vaya a conseguir en el monoplaza, es la llegada de un piloto tan competitivo y trabajador como 'Checo Pérez', que sin duda trabajará por y para el desarrollo del nuevo coche y que pondrá las cosas muy difíciles, no solo al equipo Mercedes, sino también al propio Max Verstappen. La competitividad del mexicano es legendaria y toda su gente espera de él que con este nuevo fichaje pueda ser habitual en el podio e incluso pelear por alguna victoria, algo que ya hizo en el circuito de Sakhir en Bahrein hace unas semanas.

'Checo' Pérez celebra su victoria en Bahrein

'Checo' Pérez celebra su victoria en Bahrein Twitter (@SChecoPerez)

Sin embargo, la llegada de Pérez no solo es un salto evolutivo para la escudería en lo deportivo, sino que también lo es en cuanto a dinero, apoyo, repercusión y fama. 'Checo' Pérez es un piloto de esos que llaman ídolos de masas. No solo tiene a todo un país detrás, México, sino que se podría decir que incluso toda América Central y Sudamérica están pendiente de él, de su éxito. Lo consideran como suyo, y eso se nota en toda la atmósfera que rodea al de Guadalajara que, a sus 30 años, ha recibido su gran oportunidad en lo que parecía una temporada en blanco para él tras ser apartado del nuevo binomio de Racing Point y Aston Martin.

Además, 'Checo' Pérez es una de las personas que mejor posicionada está dentro del mundo de la Fórmula 1, ya que no solo es respetado por su valor como piloto, sino que se trata de una garantía de éxito económico por los muchos patrocinadores que siempre arrastra hasta sus equipos y que no dudan en aportar músculo financiero.

Su poder de convocatoria y atracción es tal que se ha convertido en todo un clamor mediático, en un reclamo absoluto. Solo así se explica que, tras anunciar su fichaje por Red Bull, hecho que tuvo sus idas y venidas durante los últimos meses del campeonato, se agotaron en cuestión de minutos todas las entradas para el paddock club del Gran Premio México, la zona por encima de los boxes de los equipos con vistas directas a la línea de salida y llegada y al pit lane, a pesar de que había tickets por valor de 3.000 euros y de que hoy por hoy, todas las carreras son una incógnita debido a la pandemia. Este es el 'efecto Checo Pérez'.

'Checo' Perez cruza la meta de Bahrein

'Checo' Perez cruza la meta de Bahrein Twitter (@SChecoPerez)

El destierro de Albon

En esta película que ha creado Red Bull en los meses finales del 2020 y que tendrá su segunda parte en el mundial de 2021, ha habido vencedores y vencidos. Sin duda, el gran triunfador ha sido 'Checo' Pérez, que como buen héroe de film ha estado contra las cuerdas, a punto de abandonar la Fórmula 1, y finalmente ha ganado a todos sus adversarios para terminar firmando el contrato de su vida en uno de los equipos más poderosos y que parece tener algunas aspiraciones de éxito.

Para que el mexicano haya tenido que ser vencedor, otro ha tenido que ser el gran derrotado. Esa figura le corresponde, sin duda alguna, a Alexander Albon. El piloto tailandés, hasta hace unas semanas compañero de Max Verstappen en el equipo, ha sido relevado en su puesto perdiendo la categoría de piloto de Fórmula 1 debido a su decepcionante rendimiento este año, donde casi nunca ha conseguido estar a la altura del coche y de su compañero de escudería.

Solo en la recta final del campeonato, cuando el propio Albon se dio cuenta que de verdad se estaba jugando su puesto y que la presión era máxima, supo sacar algo de partido al RB16. Fue precisamente ese crecimiento el que hizo a la marca tener claro que no podía seguir en el equipo y que estaban en la necesidad de fichar a Sergio Pérez. Así lo ha revelado una persona muy importante dentro del organigrama de Red Bull, Helmut Marko, quien no ha dudado en confirmar que lo que necesitaban era un piloto competitivo para todas las carreras porque solo así podían hacer un marcaje efectivo sobre los Mercedes, acercarse en su lucha, robarle resultados a Valtteri Bottas y dar libertad a Verstappen para pelear las victorias de tú a tú con Hamilton.

Red Bull condena a Albon y abre la puerta a 'Checo' Pérez y Hulkenberg

Red Bull condena a Albon y abre la puerta a 'Checo' Pérez y Hulkenberg Instagram (alex_albon)

El ganador de las 24 Horas de Le Mans y asesor de la escudería Red Bull y del equipo Alpha Tauri confesó que para evitar que los Mercedes pudieran hacer tácticas tan cómodas, entrar a cambiar neumáticos con tanta facilidad y seguir saliendo en cabeza y provocarles un desgaste continuo en carrera que les llevara a cometer errores, necesitan dos pilotos realmente preparados. Además, en la parte final del curso pasado, Red Bull consiguió demostrar en algunos circuitos que a una vuelta pueden ser tan rápidos como las 'flechas plateadas', lo que les permite salir en cabeza y aumentar así sus opciones de victoria. De esta forma, a Red Bull no le quedó más remedio que poner fin a la aventura de Albon en Fórmula 1, el cual ha sido desterrado al DTM alemán, un campeonato de velocidad de turismos y que no tiene ni mucho menos el mismo prestigio que el 'Gran Circo'. El tailandés tampoco ha podido reengancharse en el equipo Alpha Tauri, ya que el puesto dejado por Daniil Kvyat será ocupado por Tsunoda, nueva sensación de la F2 y gran protegido de la marca Honda. 

Casting de pilotos

Las confesiones de Helmut Marko sobre las líneas maestras del nuevo proyecto de Red Bull han ido mucho más allá de tomar la decisión de sacar de la ecuación a Albon, que tendrá que buscar su regreso a la Fórmula 1 desde el DTM alemán. En el momento en el que el tailandés no convenció a los dirigentes del equipo austriaco, comenzó una gran batalla por ver quien ocupaba ese lugar junto a Max Verstappen, algo que ha sido desvelado por Marko. En ese momento empezó un verdadero mercadeo de pilotos que se ofrecían y que eran rechazados por Red Bull.

La criba final se situó en torno a tres nombres, los cuales fueron gestionado de una forma totalmente diferente en un proceso de selección que ha sido muy criticado por sus formas. Ese casting de pilotos que tuvo como ganador a 'Checo' Pérez no ha gustado en la Fórmula 1, ya que consideran que ha ensuciado de alguna forma el buen nombre de este espectáculo.

Helmut Marko en un paddock de F1

Helmut Marko en un paddock de F1 REUTERS

Los tres nombres que más sonaron con fuerza fueron los de Pierre Gasly, Nico Hülkenberg y el mexicano excorredor de Racing Point. El primero de ellos parecía ser la apuesta que más opciones tenía en un comienzo. Se trataba de un piloto de la casa, de la academia austriaca, algo que siempre es muy a tener en cuenta en el seno del equipo Red Bull. Sin embargo, su gran año en Alpha Tauri no le ha servido para poder dar el salto al coche titular, a pesar incluso de haber conseguido una victoria este año, en el caótico Gran Premio de Monza. Gasly se sintió ninguneado, pero viendo la suerte que ha corrido su compañero de equipo Kvyat, al menos conserva su puesto.

En ese momento, la lucha pasó a ser cosa de dos y el mercadeo quedó reducido a las pretensiones que tenía Red Bull para su nuevo piloto. Podía ser Pérez, un corredor reputado, que ha estado en activo este año y que también fue capaz de ganar un Gran Premio, logro muy destacable en la era del dominio de Mercedes. No obstante, quien parecía tener más opciones era Nico Hülkenberg, que este año ha sustituido al propio Pérez y a Stroll durante sus bajas por la Covid-19. Y cuando todo apuntaba hacia el alemán, nuevo giro de guion que terminó haciendo al mexicano el agraciado de la subasta y el primer piloto que no ha salido de la academia de Red Bull en la última década.

Helmut Marko ha llegado a confirmar que, después de estar casi decididos por el corredor de Emmerich am Rhein, le comunicaron de forma fría y distante que no contaban con él, a través de una llamada de teléfono. Solo hablaron diez minutos con él. Al final, reinó la lógica y será el mejor piloto de todos los candidatos quien ocupe el puesto de Albon, pero las formas confesadas por la propia escudería han dejado mucho que desear. Quizás están demasiado concentrados en encontrar la forma de alcanzar a Mercedes y se han olvidado del resto. 

Verstappen, muy preocupado

Las tácticas del equipo Red Bull para relevar a Albon y formar una pareja de pilotos que sea competitiva y pueda dar alcance a Mercedes parecen haber tenido sus frutos, aunque hayan sido un tanto cuestionables, tal y como se ha revelado desde la propia escudería. Sin embargo, la piedra angular del proyecto seguirá siendo el joven Max Verstappen. El piloto holandés, aunque nacido en Bélgica, quiere luchar de una vez por todas por el mundial, pero de momento no las tiene todas consigo.

'Mad Max' está contento con la llegada de 'Checo' Pérez al equipo porque sabe que necesita alguien competitivo a su lado para dar caza a Mercedes. No obstante, ya ha dejado claro que no hará concesiones con el mexicano y que su filosofía implacable sigue siendo la de ser el mejor piloto del mundo, y eso pasa por destruir a todos, empezando por su compañero de equipo.

Verstappen en el GP Emilia Romagna

Verstappen en el GP Emilia Romagna Twitter (@redbullracing)

Al corredor holandés no le han gustado las últimas palabras de Marko en las que pedía paciencia con el equipo, rebajando la euforia creada semanas atrás por Honda, quien afirmaba que este año, su última temporada en la Fórmula 1, irían definitivamente a por el campeonato. Al parecer, el nuevo motor Honda tiene unas grandes prestaciones, aunque Red Bull tendrá que contrarrestar la pérdida aerodinámica provocada por las nuevas restricciones en la reglamentación para 2021, lo que supondrá un hándicap añadido para ellos. De ahí que el asesor de la escudería de Milton Keynes rebaje la euforia y no quiera lanzar las campanas al vuelo antes de otro fracaso, el cual podría poner realmente furioso a Verstappen, quien ya se ha planteado incluso dejar el equipo si no dan la talla en este 2021.

El sueño del holandés sigue siendo romper todos los récords de precocidad como ya hizo con los registros de ser el piloto más joven en competir en Fórmula 1, el más joven en subirse al podio, el más joven en ganar una carrera y el más joven en firmar una vuelta rápida. No obstante, uno muy doloroso que se le ha escapado este año es superar a Sebastian Vettel como el campeón del mundo más joven de la historia de la Fórmula 1 ya que, a sus 23 años, 3 meses y 9 días ya no está en disposición de superar al corredor alemán. Este hecho es algo que le ha dolido profundamente, ya que hace cinco años que debutó en el ‘Gran Circo’ y cuatro desde que ganó su primera carrera.

Todo hacía indicar que pulverizaría ese registro, pero finalmente, Red Bull no ha conseguido darle una máquina lo suficientemente potente como para conseguirlo. La nueva temporada que comenzará en un par de meses podría ser la primera en la que Verstappen, que acumula ya 41 podios, 10 victorias y tres poles, sonría por fin. Aunque Hamilton y Mercedes sigan siendo los grandes favoritos, Verstappen quiere ir una vez más a por todas, y no descarta hacerlo incluso en solitario, abandonando la línea conservadora que ya está vendiendo el conjunto de la bebida energética. La incertidumbre de qué pasará con el equipo en 2022, cuando ya no tengan motor Honda, podría marcar un antes y un después en sus planes.

[Más información: ¿Una Fórmula 1 sin Lewis Hamilton?: las claves de su renovación con Mercedes y la baza de George Russell]