Ana Rosa Quintana junto a Joaquín Prat durante un evento de Mediaset.

Ana Rosa Quintana junto a Joaquín Prat durante un evento de Mediaset. Gtres

Televisión MINUTOSTV

Comienza el casting para buscar sustituto a Joaquín Prat: ¡estos son mis candidatos, Ana Rosa!

El día 22 de noviembre será un día muy importante para El programa de Ana Rosa. De esos históricos. Esa Ana Rosa sola...y desamparada. ¡En ese sofá tan grande y desangelado!

Noticias relacionadas

Joaquín Prat (44 años) es un hombre valiente. No todo el mundo tiene los arrestos de abandonar un trabajo tan exitoso y bien remunerado como el de AR para probar suerte en una cadena menor y en un programa con una repercusión más discreta. Que me perdone Cuatro al día, pero es un hecho que su músculo es irrisorio al lado del de la hercúlea Ana Rosa Quintana (63). La tótem de las mañanas. Lo siento, ¡hay que ser un hombre sin miedo a nada! Mi padre siempre me ha dicho que de ningún cobarde se ha escrito nunca nada... ¡Y Joaquín se merece que corra la tinta sin parar! Carallo, ¡se merece un monumento!

Joaquín, eres mi ídolo. Mi guía, mi referente. Cuando todo el mundo se arrancaría la piel a jirones por estar bajo el ala de la Quintana, él va y decide probar suerte en otros lares. Ana Rosa lo define como progresar, él como algo nuevo y fresco en su devenir profesional. Ay, Joaquín. Ya no te podré ver más con esos pelos leoninos y revoltosos que no entienden de redenciones estéticas, ni con esa pose chulesca -con alguna mano metida en el bolsillo rollo aquí estoy yo, ¿qué pasa, colegas?- de chuleta que tanto te favorece... Ya no, ya no te veré abordar temas como churros, con esa desenvoltura y desenfado tan tuyo. En fin, la vida. 

Ana Rosa y Joaquín Prat en una imagen promocional de 'AR'.

Ana Rosa y Joaquín Prat en una imagen promocional de 'AR'. Gtres

El día 22 de noviembre será un día muy importante para El programa de Ana Rosa. De esos históricos. Cuando al filo de la una y media del mediodía de ese viernes Joaquín se despida... yo no sé cómo responderé. El dolor será hondo, intenso. No ya solo por la marcha de Joaquín, sino también por esa Ana Rosa sola...y desamparada. ¡En ese sofá tan grande y desangelado! Sin un hombre a su lado en el plató. Sin esa compañía masculina de la que se ha rodeado durante tantos años. También hay mujeres en su derredor, sí, pero Joaquín es mucho Joaquín. 

El duelo será duro para AR y todos los que conforman el programa. ¡Y para los espectadores a los que tantas alegrías ha proporcionado Joaquín! Quintana ha dicho que no buscarán, de momento, a nadie, pero yo le voy a proponer algunos nombres de profesionales que estarían encantados de volver a sus brazos, y también de salir de las sombras del olvido para volver a ponerse bajo el foco abrasador de la primera línea mediática. Ana Rosa, si me lees -sería un orgullo de los grandes-, aquí va mi lista de candidatos para que los llames. Anda, no te cuesta nada; léeme y llámalos. 

Del primero que me acuerdo -madre mía, ¡cómo pasa el tiempo...y la nostalgia!- es de Antonio Hidalgo (54). ¿Te acuerdas, Ana Rosa? ¡Él fue tu primer 'chico'! Él siempre dice que aprendió mucho de ti, de tu poder catódico y tu savoir-faire. Ahora triunfa en Murcia, pero Sabor a ti está ahí y hacíais una pareja de escándalo. Teníais feeling y eso se notaba. Me apuesto un brazo a que lo llamas... y el lunes 25 de noviembre lo tienes a tu lado. ¿Y qué me dices de Óscar Martínez (43)? No se cansa de decir que se arrepintió de abandonarte, que fue un craso error, que ay si pudiera volver atrás. Encima, ahora tiene un problema con Hacienda. ¡Es el timing, Ana Rosa! 

Ah, calla, que me olvidaba de otro hombre que te hizo compañía hace unos pocos años...¡Mon Santiso (60)! ¡Lo que me gustaban a mí esas cortinillas tan chispeantes en Antena 3! No sé qué será de él, pero correría a tu cálido regazo en un nanosegundo. El caso de Jaime Cantizano (46) es diferente. Entiéndeme, también fue lindo, pero lo veo muy bien en la radio. Y yo, amante de la tele, solo lo querría ver en un nuevo ¿Dónde estás, corazón? Qué tiempos, Dios. Me dejo para el final a un prohombre. Me consta que os une una amistad tan intensa como eterna, que cuando se fue de tu vera te dolió especialmente. Con ustedes, ¡Màximo Huerta (48)

Aquí me inclino aun más en la súplica: ¡por favor, por favor, por favor, quiero veros juntos de nuevo! Le darás una alegría de las gordas; el pobre no está teniendo un éxito, digamos, arrebatador en La 1 y como ministro...pues como que tampoco lo asió. ¡Os veo! Acabo de visualizaros, ¿tanto es pedir? ¿Qué hace falta que confluya para que llegue ese momento? Màximo, esto va para ti: ¡vuelve a los brazos de mamá! 

[Más información: Mariló Montero, la nueva Juan y Medio de Canal Sur: ¡también merecemos conocer su sueldo!]