Álex Lequio y Raquel Rodríguez en imagen de archivo.

Álex Lequio y Raquel Rodríguez en imagen de archivo. Gtres

Famosos SE ROMPIÓ EL AMOR

Los motivos por los que Álex Lequio y su exnovia han roto su relación

El hijo de Ana Obregón y la que llegara a ser su prometida han decidido separar sus vidas y JALEOS ha tenido acceso a un testimonio que arroja detalles sobre la ruptura. 

Decididamente, no son buenos tiempos para Álex Lequio (25 años), el hijo de Ana García Obregón (63) y Alessandro (58). A la enfermedad contra la que lleva batallando cerca de tres meses en Estados Unidos arropado por su madre en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, se une una decepción sentimental: su ruptura con Raquel Rodríguez, la mujer con la que iba a contraer matrimonio en los próximos años y que lo acompañó a Nueva York en su crucial viaje del mes de abril. Sea como fuere, ¿por qué se han dicho adiós cuando entre ellos todo parecía amor a raudales?

JALEOS ha intentado averiguarlo y, para ello, se ha puesto en contacto con una persona cercana a Raquel, una compañera de la universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Ambas estudiaron la carrera de medicina juntas, se graduaron a la vez en 2017 y, desde entonces, forjaron una relación de cariño. Después de que la revista Diez Minutos publicara la fatídica noticia, este medio llamó a esta fuente. Al otro lado del teléfono se aprecia nerviosismo e incomodidad: "De verdad, no quiero hablar y tampoco debo. Este mundo no es el mío". 

La ya expareja en un acto.

La ya expareja en un acto. Gtres

Tras un rato de conversación, la persona a la que ha tenido acceso este medio termina cediendo levemente y reconoce que Raquel "lo ha pasado muy mal este tiempo". No solo con la ruptura, sino desde que a su por entonces novio se le diagnosticara el cáncer que hace unos días admitió su propio padre. Han sido meses muy duros, complicados. ¿Cuál fue la causa de la ruptura?, desliza este medio. Tras un silencio, se responde: "La distancia no ha ayudado. Ella tuvo que volver por su trabajo. Sé que ni la distancia ni la diferencia horaria". Cabe recordar que entre España y Estados Unidos existe un desfase horario de seis horas, un escollo, al parecer, un tanto insalvable para el día a día de la supervivencia de su relación. 

¿Por qué nos ha mentido Álex Lequio?

Más allá de la ruptura y las razones que se esconden tras ella, lo verdaderamente sorprendente del caso de Álex Lequio y su exprometida es la misteriosa identidad de esta y el nombre que figura en su Documento Nacional de Identidad. Hasta la fecha, todos los medios de comunicación se referían a la joven como Francisca González, un nombre que el propio hijo de la actriz de Ana y los 7 se ha encargado de reseñar cuanto ha podido ante la prensa desde que iniciaran su relación en 2016. Un remarque que, a la luz de su mentira, llama la atención sobremanera.

Lo más apremiante es: ¿por qué ha mentido todo este tiempo? ¿Y con qué objetivo? Hay quien no duda en apuntar que el joven "salió escaldado" de su antigua relación con la actriz Andrea Guasch (27) y que, ante esa exposición, habría querido manejar los tiempos mediáticos y preservar al máximo la intimidad de su por entonces pareja. Una medida que no ha surtido el efecto esperado, ya que la verdad ha terminado por salir a flote; Francisca González no existe. 

Quien está detrás de esa bella joven morena es Raquel Rodríguez. Tal como desveló LOOK, se trata de una médico nacida en 1992 en Alcalá de Henares y trabaja en el hospital 12 de octubre en la especialidad de oncología. Sin duda, una lúgubre coincidencia a tenor de la enfermedad de Álex. ¿Llegará a pronunciarse Álex sobre este extremo? 

Alessandro: "Con Álex solo está su madre"

Alessandro Lequio.

Alessandro Lequio. Gtres

Precisamente fueron las palabras de Alessandro dedicadas a la que fue su nuera durante la apertura del restaurante Miss Sushi en La Moraleja las que hicieron saltar las alarmas sobre una ruptura. "Por cierto, quiero aprovechar para dejar claro que la única mujer que está con mi hijo es su madre", subrayó. ¿Y Francisca (por entonces no se conocía su real nombre)?, se preguntó. "Ella tuvo que volver", respondió secamente. Entonces, algunas bombillas se encendieron y la palabra ruptura tomó cuerpo. Fue en ese mismo acto donde por primera vez el conde Lequio se expresó hace unos días acerca de la enfermedad de su hijo: "Es una enfermedad larga y dura, todos sabemos de qué estamos hablando". El italiano, con la mirada cansada y perdida, puntualizó: "Es una enfermedad que asusta, pero no hay que asustarse". 

Estas palabras cobraron un especial significado para los medios de comunicación, quienes hasta el momento tan solo habían recogido lo que sigue por parte del padre del joven empresario: "Este tema es muy serio, por eso no quiero hablar mucho. Somo seres humanos y como seres humanos no somos especiales. Pasan estas cosas, cosas muy serias, pero como a todo el mundo". 

[Más información: La ausencia de Álex Lequio en la apertura de su restaurante: el médico le ha desaconsejado asistir]