El patinaje es una actividad recreativa popular para adultos y niños

El patinaje es una actividad recreativa popular para adultos y niños

¿Cómo hacer... ?

Cómo aprender a patinar en línea con ejercicios

Aprender a patinar no es solo una actividad muy divertida, sino que es muy útil para quemar la grasa localizada y tonificar los músculos de las piernas.

Todos sabemos que con una nutrición y alimentación sana y un poco de ejercicio físico podemos mantenernos en forma y en nuestro peso.

Existen ejercicios como el "running" que podemos practicar en cualquier sitio, pero también tenemos ejercicios aeróbicos como el patinaje que, nos sirve para desplazarnos con un poco de práctica.

¿Qué equipo necesito para aprender a patinar?

Una buena idea es adquirir unos patines de bota dura, ya que nuestro pie se verá más protegido y realizaremos nuestros primeros desplazamientos con más confianza. También es importante la talla, los patines nos deben quedar ligeramente apretados, pero sin hacer daño al pie.

Además de los patines, también debemos comprar equipo de protección, con muñequeras,  rodilleras, coderas y casco, ya que es raro librarse de caídas, incluso siendo expertos.

Escoge un buen lugar para aprender a patinar en línea

Debemos elegir un terreno que esté asfaltado y que no tenga gravilla para establecerlo como lugar de aprendizaje. Pero si nunca te has puesto unos patines, deberías practicar sobre césped.

Buscar un lugar alejado del tráfico, donde tampoco haya mucho tránsito peatonal, de manera que no molestemos ni nos molesten en nuestro aprendizaje. 

Los primeros ejercicios para patinar

Los primeros ejercicios de patinaje que debes realizar están enfocados a que mantengas el equilibrio sobre los patines. Necesitarás un punto de apoyo como una pared o una barandilla, pues este tipo de ejercicios se realizan de manera estática y al principio necesitarás sostenerte.

Colócate todo el equipo de patinaje y protectores de seguridad y te pones de pie con ellos girados ligeramente hacia adentro y con las ruedas apoyadas un poco lateralmente.

Debes inclinar el cuerpo hacia adelante flexionando las rodillas. En la posición correcta, debes mantener la nariz, las rodillas y la punta de los patines alineados. Trata de mantener los brazos relajados y la espalda recta.Cuando ya tengas confianza en esta posición puedes comenzar a deslizarte con los patines. Para comenzar, coloca los patines en forma de V y adelanta el pie derecho deslizándolo, siguiendo la trayectoria a la que apuntaba el pie desde el inicio y repite el movimiento con el otro pie. No hagas deslizamientos muy largos y trata de mantener las rodillas flexionadas y el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante.

Aprender a caer

Para evitar lesiones debes tratar de caer de forma controlada. Tienes que intentar caer siempre hacia adelante, buscando la frenada contra el suelo con las protecciones de las muñecas y de las rodillas.

No intentes detener la caída, deslízate con las protecciones en el suelo, es la mejor forma para no hacerse daño y no lesionarse. Puedes practicar las caídas "tirándote" hacia adelante varias veces.

Otros ejercicios

Ahora que ya conoces la posición que debes mantener y que sabes caer de manera adecuada, llega el momento de practicar otros ejercicios:

  • Deslizamiento con un solo patín: ponte sólo un patín. Con el pie que no tiene patín empuja y deslízate con el otro manteniendo el equilibrio. Mantén las piernas flexionadas, la espalda recta y los brazos extendidos horizontalmente.
  • Practica los giros: es similar a los giros que se realizan con esquís. Separa las piernas a la altura de los hombros. Si mientras avanzas realizas presión con el patín derecho en su parte interior, girarás a la izquierda. Si por el contrario generas la presión con el patín izquierdo, girarás a la derecha.
  • Entrena el balanceo de los brazos: es importante que siempre que te deslices con los patines los brazos vayan siguiendo el compás del movimiento, por delante del cuerpo. 
  • Ayúdate de un compañero: si tienes un compañero de aprendizaje, podéis ayudaros mutuamente. Un ejercicio que podéis realizar en común es que uno se coloque por la espalda del compañero, apoyando las manos en su cintura, como haciendo el "tren de la conga", de manera que el patinador que va delante mantiene la posición sin hacer nada, mientras que el que va detrás empuja patinando. 

Aprender a frenar

El frenado es una de las partes del patinaje en línea más difícil de aprender, lo haremos cuando ya tenemos equilibrio sobre los patines y podemos ganar velocidad y hacer giros.

Normalmente cuando compramos unos patines podemos elegir comprarlos con freno (en el patín derecho) o sin él. Es mucho mejor que vengan con freno, pues el aprendizaje será más sencillo. Hay diferentes formas de frenar:

  • Con el freno: para utilizar el freno tendremos que adelantar la pierna derecha (donde está el freno), flexionar la pierna izquierda y a continuación levantar ligeramente el pie derecho haciendo rozar la goma del freno contra el suelo.
  • Patines en forma de T: otra forma de frenar es colocar los patines en forma de T de manera que con un patín vamos frenando al otro, pero este método no es recomendable para principiantes.
  • En forma de V: para frenar de esta manera, tenemos que flexionar las rodillas, empujar con los muslos hacia afuera y las puntas de los pies deben mirar hacia adentro. 
  • Derrapando: es la técnica más avanzada y requiere mucho entrenamiento, puede ser peligroso para principiantes.

Cómo limpiar los patines

Para la limpieza de los patines tan sólo necesitas un trapo y un cepillo para proporcionar una correcta limpieza, especialmente a los rodamientos. Para una limpieza en profundidad es necesario desmontar las ruedas y separar la bota del patín. Primero quitaremos todas las impurezas con un trapo humedecido y accederemos a las zonas más complicadas con un cepillo de cerdas suaves. Cuando acabemos pasaremos sobre los patinas un trapo seco para que no quede humedad. Para volver a montar ambos patines hay que comprobar que las ruedas giran correctamente.