Restaurantes

Los tres restaurantes de París que debes conocer en tu próximo viaje

Estos son los mejores restaurantes de París en los que deberías reservar para tener una experiencia gastronómica única en tu viaje a la ciudad de amor. 

Noticias relacionadas

París siempre apetece. Y el otoño es una de las épocas más bonitas para visitar la ciudad del Sena. Los árboles se tornan en un sinfín de colores ocres y marrones, la ciudad empieza a sumirse en ese ambiente festivo que precede a la Navidad... 

No importa cuántas veces se haya divisado la Torre Eiffel, paseado por Le Marais o vibrado ante la imponente pirámide del Louvre. París siempre sorprende y acoge. Es más, este otoño, a nivel artístico es de lo más potente.

Se cumplen 500 años de la muerte del genio Leonardo Da Vinci y la pinacoteca ha organizado una muestra sin precedentes, con más de 160 obras que dialogan con las grandes pinturas del Louvre. El Toulousse-Lautrec más moderno llega al Grand Palas y Francis Bacon al Pompidou.

También en estas fechas además, se enciende el alumbrado navideño y se montan los mercadillos callejeros Les Halles, La Défense o Saint Germain des Prés. Como veis, no faltan razones para visitar la capital francesa en esta época. Pero como siempre, queremos más. ¿Qué nos faltan? Las razones gastronómicas.

Así que en un reciente viaje a París, hemos hecho una labor de investigación para recomendarte tres imprescindibles para tu próxima visita, tan diferentes como excitantes. Un tres estrellas Michelin, un mexicano con un speakeasy y un wine bar junto al Cirque D'Hiver. 

Pierre Gagnaire, un tres estrellas con un menú de mediodía a tener en cuenta

Ir a un tres estrellas en París, supone haber ahorrado mucho tiempo para ello. A diferencia de España, donde el menú más caro son 275 euros, en Martín Berasategui, en Francia, estos precios se superan con creces. En Pierre Gagnaire, el menú degustación parte de 310 euros, con copas de vino a mínimo 15-20 euros y comer a la carta sorprende por unos precios que muchas veces superan los 150 euros por plato.

No queremos que os dejéis un sueldo, así que hemos descubierto una de las opciones más asequibles para poder acercarnos a la cocina de este genio de la alta cocina francesa creativa. Su restaurante en Rue Balzac cuenta con tres estrellas Michelin, pero su nombre se extiende por más de una decena de restaurantes por todo el mundo (Dubái, Saint-Tropez, Hong Kong o Tokio) y otro tres estrellas en Londres, el célebre Sketch.

La casa madre, ubicada en el hotel Balzac, es todo un ejemplo de lo que nos fascina de la cocina del país: un servicio a la francesa (pero nada estirado), bandejas de plata, una bodega envidiable... La cocina es francesa, pero coquetea con diferentes partes del mundo, tanto con productos, como con preparaciones. Hay tintes de China, gambas de Palamós, productos alemanes, etc. En otoño entran la caza (faisán, venado, liebre), la trufa blanca de Alba, el cerdo negro de Bigorre... 

¿Una opción que no falla? El menú de Déjeuner (98 euros). El despliegue comienza con decenas de pequeños aperitivos, para comer de un bocado o dos a lo sumo, que incluyen platos como mejillones con algas silvestres, remolacha y puerro con rábano picante y txistorra, pulpo y brócoli, entre otros.

Continúa con un plato principal, en nuestro caso un cordero de Lozère, perfumado al orégano, que se deshacía en boca y acompañado de tubérculos y ajo confitado. Lo servían junto a coliflor con tinta de calamar y gnocchi de lentejas verdes de Le Puy.

Los postres también vienen en pequeños bocados, como si se tratase de petit fours adelantados con higos, piña, chocolate, nueces, avellanas. Todo un disfrute a un precio más que razonable. 

Candelaria, la taquería con un speakeasy

Lo bueno de París es que cuando menos te lo esperas, sorprende. ¿Quién te iba a decir que tras una modesta taquería estaba uno de los speakeasy más divertidos que conocerás? Pues eso es Candelaria. Quizás a primera vista no te llame la atención. No es más que un local de lo más normal donde un luminoso reza 'Tacos', pero este sitio merece realmente la pena. Si te gusta la cocina mexicana, verás una barra con los clientes apostados, disfrutando de tacos y tostadas caseras a precios más que razonables, teniendo en cuenta que estamos en Le Marais, uno de los barrios de moda de París. 

Pero muchas veces, no todo es lo que parece. Si no lo sabes, te preguntarás, ¿a dónde va la gente desaparece tras una puerta al fondo del minúsculo restaurante? Porque por ahí se entra a su speakeasy, un modernísimo bar de cócteles especializado en licores de ágave. Las luces bajan, se llena todo de velitas y la música invita a quedarse un buen rato probando diferentes tragos de su carta y acompañarlos con guacamole o unas quesadillas. 

  •  Dirección: 52 Rue de Saintonge
  •  Horario: Lu-Do 12:00-22:30 
  •  Reservas: En el +33 142 74 41 28
  •  Precio medio: Taquería 25 euros / Clandestino 25-30 euros

Clown Bar, el wine bar y restaurante junto al Cirque D'Hiver

Situado a pocos pasos del anterior y junto al curioso edificio circular que alberga el Cirque D'Hiver, se encuentra otro de los imprescindibles para tu próximo viaje a París. Se llama Clown Bar y lo primero que llamará tu atención es la cuidada decoración Belle Epoque con payasos en paredes y techo. Pero estos no son de los que asustan, sino aquellos costumbristas que dan un toque encantador al local, que antaño fue la cantina donde se reunían éstos antes de cada show. Puedes disfrutar de su propuesta en barra o en mesas y conviene reservar con antelación. 

Hasta hace poco en manos del japonés Atsumi Sota, que dejó el restaurante para abrir Maison, su propio restaurante, la cocina ha pasado a Axel Gallart (ex Saturne), que continúa el buen hacer de su predecesor. La idea en Clown Bar es compartir unos 4-5 platos entre dos. Hay preparaciones soberbias, como las navajas con rábano picante y romanesco, un plato de casquería fina, sesos de ternera con vinagre Tosazu y entre los principales, no te puedes perder un pastel, a modo de Wellington de pato y foie o su pichón de Mesquer, con alcachofa de Jerusalén y anchoas.

Mención aparte merecen sus vinos. En la carta encontrarás numerosas referencias a vinos naturales, difíciles de encontrar, sidras, vinos naranjas... y la mayoría de ellos para pedir por copas.

  •  Dirección: 114 Rue Amelot
  •  Horario: Mi-Do 12:00-14:00, 20:00-22:00
  •  Reservas: En el +33 01 43 55 87 35
  •  Precio medio: 50-60 euros.