Restaurantes

A Brasa, el asador moderno del norte de Madrid

Descubrimos A Brasa, el asador contemporáneo que triunfa en la zona norte de Madrid, que bien merece que te acerques a concurrida plaza de la Moraleja.

La oferta de Madrid es inabarcable. Cualquier barrio de la ciudad se convierte en de lo más apetecible, gracias a su inagotable oferta gastronómica. Pero hay mucho más allá del centro de Madrid, más allá de El Retiro, el barrio de Salamanca, Lavapiés o Chamberí. Hablamos de la zona norte de Madrid y más concretamente de la Plaza de la Moraleja. 

Allí, casi cada mes se suceden nuevas propuestas y se afianzan las que ya había. Triunfan La Máquina, 99 Sushi Bar, Du Liban, el nuevo Shanghai Mama y un asador entre ellos. Se llama A Brasa y ha llegado para conquistar paladares emulando a su ya exitoso hermano mayor, Carbón Negro. 

Hace unos días ya te contábamos que la cocina a la brasa es una tendencia muy en alza, una vuelta a cómo se cocinaban las cosas antes, a la veneración al fuego como elemento principal en la cocina. Si necesidad de emular aquel anuncio televisivo en el que Carmen Lomana decía 'a la parrilla, todo sabe mejor', nosotros afirmamos lo mismo. Y es que las cosas hechas con cariño no pueden salir mal. 

Qué es A Brasa

Del mismo modo que nacieron conceptos como Carbón Negro o Umo y de la manos de los mismos socios, hace unos meses abría en la Plaza de la Moraleja A Brasa. Hoy con Mariano Barrero al frente, siguen con los conceptos claros: excelencia en el producto y su preparación y temporalidad. Todo ello viene del bagaje del equipo, que pasó por casas como Zuberoa o Elkano. 

El lugar en sí es muy acogedor, con una terraza acristalada y cubierta en la entrada del restaurante y con una sala cálida, con maderas y confortable, que invita a largas sobremesas ahora que el frío parece haberse instaurado en la capital. 

La carta de A Brasa

La carta de A Brasa ronda un precio medio de 40 euros por persona, siempre dependiendo de lo que se pida y lo que se beba. Se divide en un apartado de entrantes entre los que destacan su txistorra de Arbizu (8€ media ración, 14€ entera), la ensaladilla rusa que preparan con una receta clásica y coronan con ventresca y piparra (8€ media ración, 15€ entera), los buñuelos de Idiazábal con dulce de manzana (8€ media ración, 15€ entera) o el steak tartar con pan tostado (25€). 

Esta carta incorpora siempre nuevos platos de temporada y un apartado de sugerencias del día. Por ejemplo, en nuestra visita probamos un plato novedad, un champiñón Portobello relleno de erizo de mar y tartar templado de gamba (14,90€), una forma fantástica de unir dos productos clave del otoño y el frío, las setas y el erizo. Ahora que se ha abierto la veda, también cuentan como fuera de carta con los siempre apetecibles raors (loritos) fritos (6,20€ la unidad). 

Como te avanzábamos, aquí el producto es protagonista, por eso cuenta con apartados con productos como leit motiv, uno de ellos dedicado a las verduras, entre las que deleitarse con una habitas con jamón y huevo escalfado (12,50 €) o un tradicional pisto manchego con huevo (12,50 €). Trabajan con mariscos y pescados del día, que preparan en su mayoría a la brasa, ayudándose de un sistema de tres parrillas niveladas, que imprimen un delicado sabor a humo en volandeiras, almejas, calamares o pescados como el rape o la lubina y otros fuera de carta como la urta que preparan a la bilbaína. 

Verduras, pescados, mariscos y también arroces (que se pueden pedir para llevar a casa y recogerlos en el restaurante) y guisos, entre los que incorporan, con la llegada de la carta de otoño, la fideuá del Senyoret (22€), el marmitako marinero de bonito o unas muy buenas albóndigas que preparan con magro de buey, picaña, jamón ibérico y papada (17,90€) de esas en las que apetece mojar todo el pan que te queda y no dejar ni gota en el plato. 

Las carnes en A Brasa son otro de los productos estrella. Chuleta de vaca madurada (30€p.p), presa ibérica (22€) o magret de pato a la parrilla (23€), son algunas de las opciones.

La tarta de queso de Carbón Negro se ha ganado a pulso, estar entre las mejores de la ciudad. Pues bien, aquí también cuentan con esta receta y con otra a no perder de vista, la tarta cremosa de chocolate (6,90€) a base de huevos camperos y chocolate 64% de Guayaquil.

Más datos de interés

Respecto a lo que comentábamos de arroces para llevar, se recogen en el mismo restaurante de lunes a viernes hasta las 15:30 y sábados y domingos hasta las 14:30, pidiéndolos con una hora de antelación en el 910 883 959. 

Aparcamiento: Aparcar en la Plaza de la Moraleja es tarea harto complicada. Hay un parking público a la vuelta de la esquina del restaurante. El metro más cercano es Ronda de la Comunicación (Línea 10), aunque está a unos 15 minutos caminando. Aún así, si no queréis ir con coche y sois un grupo de tres o cuatro personas, lo mejor es el metro y desde ahí un taxi hasta el restaurante.

Con quién ir: A Brasa es ideal para comidas en familia, de negocios, con amigos, en pareja... ¡Todos son bienvenidos!