No es extraño que el viajero se sienta algo perdido a la hora de elegir alojamiento en Japón, y ya no es solo la zona, sino el tipo de alojamiento, porque en este país hay para todos los gustos y de todos los colores (literalmente).

Noticias relacionadas

Dónde dormir en Japón: Guía de alojamientos

Empezamos haciendo un repaso a los tipos de alojamientos que encontraremos en Japón, que no son pocos. Pero sobre todo, son diferentes a los que conocemos.

Hoteles occidentales, la opción fácil

Hotel con habitación grande en Japón

Nada interesante que contar aquí ya que son hoteles que se han hecho siguiendo los modelos occidentales que todos conocemos.

Lo que sí es importante es destacar que tienen por lo general poco espacio, y cuando digo poco es poco, hay habitaciones para dos personas en las que la cama es de 1.35 m y donde no caben dos maletas abiertas a la vez, por no hablar de la ducha diminuta.

Por lo general estos alojamientos no tienen ni onsen ni sento (lo que es una gran pega), aunque sí que hay algunos hoteles de estilo occidental que cuentan con los típicos baños japoneses de agua caliente.

Los precios van desde los 80€ por una habitación doble, por 100€ encontramos cosas decentes. Cuanto más turística la ciudad y gran la habitación, más caras las habitaciones.

Ryokan, la opción tradicional

Ryokan en Takayama (Japón)

Una maravillosa alternativa al hotel occidental es el típico alojamiento tradicional japonés: el ryokan.

Por lo general la característica principal del ryokan es que dormimos en futones sobre un suelo de tatami. No hay que asustarse porque son muy cómodos. Además cuentan casi siempre con onsen o sento y sirven desayuno y cena que por lo general es estupenda.

Puedes leer más sobre la experiencia completa en nuestra visita a Akao-kan en Gokayama.

El precio no suele bajar de los 150€ incluyendo desayuno y cena.

Hotel cápsula, la opción extravagante

No es extraño que los trabajadores de traje de Tokio pierdan el último tren tras quedarse (muchas veces obligados) a tomar unas cervezas o unos sakes después de trabajar. Esa fue una de las razones de la invención del hotel cápsula, habitaciones del tamaño de una cama que pueden tener todas las comodidades.

La gran pega del hotel cápsula, además de lo evidente del espacio, es que en muchos ponen una alarma general por la mañana que despierta a todo el mundo y no permite volver a este hasta la noche, por lo que no podremos usarlo para descansar durante el día. Son una opción interesante por lo diferente, pero no muy cómoda.

En un principio se trataba de una opción muy barata, pero con el tiempo han ido subiendo de precio. Van desde los 50€, pero muchas veces cuestan como una habitación normal y no merecen la pena.

Hostel, la opción económica

Hostel en Kioto

Igual que en todos los países, hostales con servicios básicos que van desde la habitación y baño compartido hasta la habitación privada con baño propio. Por lo general ahorran en espacio y servicios y dan un desayuno buffet básico.

Son una de las mejores opciones para recorrer Japón en un alojamiento cómodo y ahorrando dinero.

Los precios van desde los 20-30€ en habitaciones compartidas hasta los 60-80€ en habitaciones privadas.

Love hotel, la opción romántica

El love hotel ha proliferado mucho en Japón y lo encontramos especialmente extendido en Osaka y en algunas zonas de Tokio. Es importante conocerlo no para visitarlo, sino para aquellos que prefieran evitarlo.

En realidad son sitios muy privados, pero la gente va a lo que va (se puede alquilar por horas). La llegada suele ser automática y muchas veces son temáticos, yo me encontré uno en los que te reciben unos velociraptores, pero también los hay de manga o de Hello Kitty.

El precio varía muchísimo ya que se puede ir por horas o alquilar por días.

Las opciones locas: Coche de alquiler, centro comercial y manga café

Aunque parezca mentira, hay opciones tan frikis y extrañas como alquilar un coche para dormir, echar la siesta en un centro comercial o pasar la noche en un manga café.

Este tipo de alternativas han surgido de la necesidad de dormir entre horas de los japoneses, ya que muchos no tienen tiempo para ello, y por ejemplo en el descanso de la comida del trabajo aprovechan para alquilar un coche, aparcarlo y dormir en él.

Después de visitar el templo Sensō-ji fuimos a comer a un centro comercial cercano y en el centro había un enorme tatami para echar la siesta, es otra opción para dormir y descansar en Japón.

La opción del manga café es tan sencilla como alquilar una habitación con sofá (pensada para leer manga) y usarlo para descansar. En Japón pasa de todo.

Hoteles recomendados en Japón

Por lo general, más importante que el hotel en sí, es la zona en la que alojarse en cada ciudad de Japón. Lo más adecuado suele ser buscar un sitio cerca (a menos de 5 minutos andando) de la estación de tren. De ese modo, si viajamos en tren con el JR Pass por Japón, podemos llegar y salir fácil.

Buscar una zona más turística o céntrica suele ser peor por muchas razones, y además te complica el transporte. No es nada cómodo tener que cargar con las maletas en metro cuando no cabe un alma y acabas de llegar a una ciudad que no conoces, siempre mejor dejarlas en el hotel que está al lado de la estación y luego moverse más ágil.

Tokio

Cruce de Shibuya en Japón

Es extremadamente difícil elegir zona para quedarse en Tokio, pero hay dos cosas clave a tener en cuenta: Que esté en una parada de la Yamanote Line (línea de tren que recorre Tokio parando en las zonas turísticas más importantes) y que tenga conexión directa o fácil con el aeropuerto para el día de salida. 

Una de las zonas que mejor cumplen este requisito es Ueno (donde me quedé en el primer viaje), porque además la zona es muy bonita (tiene al lado el mítico parque de Ueno, donde van los tokiotas a ver el sakura). Tiene tren directo a Narita, pero no a Haneda (un transbordo fácil), por lo que depende del aeropuerto.

Ueno Touganeya es un hotel con buenísima relación calidad/precio y está genial ubicado en Ueno

Otra zona bien ubicada es Shinagawa, en la Yamanote Line y con conexión directa a Narita y Haneda. Nosotros nos quedamos en un hotel correcto. Aunque está cerca de la estación, si puede estar incluso más cerca, mejor.

Shinagawa Prince es caro quizás, pero se trata de Tokio

Por último, después de esta visita, no descarto Shibuya para alojarse en Tokio, sobre todo para estancias cortas. Es uno de los barrios más animados de la ciudad, donde más cosas hay para hacer y con más diversión y oferta cultural. Tiendas, restaurantes, karaoke, zonas de marcha... hay de todo. Eso sí, barato no es. Cuenta con Yamanote Line y conexiones directa con Narita y un transbordo fácil con Haneda.

Otra opción muy parecida y a solo una parada es Shinjuku, posiblemente incluso mejor porque está cerca, es más tranquilo y los precios son algo más económicos.

Kioto

Hostel con habitación privada en Kioto

Cerca de la estación, Kaede Guesthouse es un hotel correcto y bien de precio. Limpio pero con habitaciones muy pequeñas. Aunque esté en la zona de la estación queda quizás demasiado alejado caminando, aunque es aceptable

Osaka

Granvia Osaka es muy buen hotel y tiene una vistas espectaculares. Habitaciones grandes y muy limpias. Está dentro de la estación, comodísimo para llegar y salir de Osaka y desplazarse.

Hiroshima

Granvia Hiroshima es una de las mejores opciones de alojamiento en la ciudad porque es limpio, moderno y se encuentra dentro de la estación. Es normal hacer solo una noche en Hiroshima, por lo que esto lo hace especialmente cómodo.

Miyajima

Entrada del ryokan en Miyajima con un ciervo

Yamaichi Bekkan es un estupendo ryokan que incluye un fantástico desayuno y cena. Muchos viajeros optan por ir y volver a la isla en el día desde Hiroshima, pero quedarse aquí cuando se va la luz y desaparecen los turistas es una de las mejores experiencias de Japón.

Takayama

The Takayama Station es un hostal bueno y barato cerca de la estación. No es ninguna maravilla, pero para una o dos noches es perfecto por comodidad. Si buscáis una alternativa en Takayama, más que en otros sitios, que sea al lado de la estación.

Ainokura

Entrando hacia las montañas y dejando atrás el turístico Shirakawa-go, es buena idea dedicar una noche a pernoctar en Ainokura, un pueblo en el que no queda nadie a partir de la tarde. Choyomon es un ryokan estupendo para alojarse.

Gokayama

Akao-kan es un ryokan típico japonés que ofrece habitaciones occidentales (mejor quedarse en la japonesa). Incluye desayuno y cena japonesas espectaculares, toda una experiencia. Es una de las cosas más recomendables para hacer en Japón. También tiene un onsen pequeñito muy agradable.

Kanazawa

Nikko Kanazawa es un hotel moderno, limpio y al lado de la estación, cómodo para llegar y salir de Kanazawa así como para moverte por la ciudad. Desde la estación sale un bus incluido en el JR Pass que recorre los puntos turísticos más importantes (también te deja a 10 minutos andando del restaurante de sushi), así que mejor imposible. Si buscáis una alternativa yo miraría en la misma zona, si es posible incluso más cerca de la estación.

Fujikawaguchiko

Sawa Hotel es un un alojamiento básico y barato, ideal para aquellos que queráis visitar la ciudad más cómoda para emprender la subida al monte Fuji. Se puede andar desde el hotel hasta la parada de autobús que lleva al campo base del Fuji, y desde allí comenzar la subida a pie.