Foto: Cecotec CleanFry

Foto: Cecotec CleanFry

Reportajes gastronómicos

Lo que tienes que saber para comprar una freidora y acertar en la elección

Si estás pensando en comprar una freidora, has de saber que este pequeño electrodoméstico se vuelve imprescindible una vez lo conoces. ¿Quieres saber por qué?

Noticias relacionadas

La comida frita es una delicia para muchos. No hablamos de la que encontramos en muchos sitios con un exceso de aceite considerable, no. Nos referimos a unas croquetas perfectamente hechas, cremosas por dentro y crujientes por fuera. A esas patatas fritas, doradas y en su punto que son el acompañante perfecto de cualquier comida. O unos calamares que serán los protagonistas de un rico bocadillo. Y a otros tantos platos que, después de pasar por la freidora, son una delicia. 

Y además hoy en día existen freidoras de aire caliente o sin aceite. Estas utilizan una sola cucharada de aceite o aprovechan la grasa del propio alimento, ya sea fresco o congelado, y el resultado se asemeja mucho a lo que conseguiríamos sumergiendo los alimentos en abundante aceite. 

Freidoras de aceite

Las freidoras más comunes o las que más se ven en los hogares usan el aceite para freír. La cubeta se llena con él y cuando alcanza una temperatura óptima (entre 150ºC y 190ºC) se introducen los alimentos en la cesta para sumergirlos en el aceite. Una vez hechos, quedan dorados y crujientes.

¿Compensa una freidora?

  • Menos quemaduras: El riesgo de quemarte con el aceite es menor que con una sartén.
  • Limpieza: No hace falta limpiarla cada vez que la usas. Puedes dejar el aceite en su interior y reutilizarlo varias veces siempre que no mezcles tipos de comida. Además algunas freidoras incluyen sistemas que ayudan a mantener el aceite limpio más tiempo.  
  • Son muy fáciles de usar: Encontrarás un botón de encendido, el regulador de la temperatura y poco más.
  • Mejor fritura: El resultado de la fritura es mucho más uniforme y homogéneo, ya que todo el producto se sumerge bajo el aceite sin problema y se hace a la vez. 
  • Rapidez: En función de la capacidad, podrás freír una cantidad importante de alimentos de una sola vez y en muy poco tiempo si la temperatura es adecuada.

Consejos para comprar una freidora

Estos son los puntos que debes plantearte antes de realizar la compra de una freidora de inmersión o de aceite para acertar y llevarte la mejor opción a ca:

  • Potencia: A mayor potencia, menor tiempo de cocinado. Aunque el consumo también variará. 
  • Capacidad: ¿Para cuántos cocináis en casa habitualmente? Valóralo antes de realizar la compra. En el caso de las freidoras de aceite la capacidad se mide en litros. 1 litro es perfecto para una o dos personas y hay hasta de 4 litros, que para familias grandes van muy bien.
  • Tamaño: En realidad, el tamaño está directamente ligado a la capacidad de la freidora. Pero debes tenerlo en cuenta a la hora de pensar dónde la puedes colocar o guardar en tu cocina. A mayor capacidad, mayor tamaño.
  • Material: Las encontrarás de acero inoxidable, con un aspecto más profesional o industrial, y con exterior de plástico. 
  • Control de la temperatura: Importante que sea regulable, ya que hay una temperatura idónea para cada tipo de alimento. Las verduras y mariscos se preparan a 150ºC; el pescado o la carne a 170ºC y las patatas o las croquetas a 190ºC, que suele ser la temperatura máxima en las freidoras domésticas.
  • Limpieza: Fíjate en el material, en que pueda limpiarse fácilmente, etc. Incluso alguno diseños son "antihuellas", que es un detalle importante cuando las huellas nos molestan. 

Algunas freidoras recomendadas

El mercado está lleno de opciones que tratan de cubrir las necesidades que cualquiera pueda tener. Ya sea para la cocina de una familia numerosa como para una pareja, hay una freidora para ellos. 

Foto: Princess

Foto: Princess

Se trata de una freidora doble Princess 183123, de 2x3 litros de capacidad, lo que la hace ideal para familias grandes. Al ser cubetas separadas se pueden preparar de forma simultanea alimentos muy diferentes y con temperaturas distintas. Cuenta con un filtro de seguridad para que no se formen burbujas ni salte el aceite. 

Además, gracias a su zona fría las migas o restos que puedan caer al fondo no se queman, mientras que su filtro mantiene el aceite limpio. Es también desmontable, lo que facilita mucho su limpieza. Incluso se puede lavar en el lavavajillas. 

Funciona con 1800 W, por lo que el aceite se calienta rápidamente y la temperatura es regulable. 

Foto: Cecotec CleanFry

Foto: Cecotec CleanFry

La freidora Cecotec CleanFry tiene 3 litros de capacidad e incluye debajo de la resistencia el filtro OilCleaner, gracias al cual se mantiene el aceite limpio después de cada uso. Se puede extraer y así retirar los restos que se acumulan en el aceite.

La cubeta es desmontable y apta para el lavavajillas. Este modelo viene con una tapa de acero con filtro antiolores y con una pequeña ventana incorporada para poder vigilar el interior de la freidora mientras está funcionando. 

La temperatura es regulable hasta 190ºC y funciona con 2000 W de potencia. 

Foto: Taurus Professional 2

Foto: Taurus Professional 2

Su cuerpo de acero inoxidable hace que esta freidora sea moderna y llamativa sin perder su gran utilidad. La Taurus Professional 2 tiene 2 litros de capacidad, lo que la hace perfecta para familias pequeñas (en una freidora de este tamaño se pueden freir 800 g de patatas o 10 croquetas, para que te hagas una idea). 

Es totalmente desmontable para que se pueda introducir en el lavavajillas y limpiarla fácilmente. 

Su potencia es de 1700 W y cuenta con regulador de temperatura. Como detalle a tener en cuenta, se trata de un electrodoméstico de clase de eficiencia energética A++.

Foto: Tristar FR6941

Foto: Tristar FR6941

El modelo Tristar FR-6941 cuenta con capacidad para 1,5 litros de aceite, lo que la convierte en una estupenda opción para parejas o personas que vivan solas. Incluso para quienes no vayan a darle demasiado uso pero quieren tener una freidora en casa, ya que al ser compacta, es muy fácil encontrar un lugar en el que guardarla, algo que también facilita su mango retráctil.

Su tapa extraíble contiene un filtro que evita los olores y cuenta con una ventana para poder ver el interior. Su termostato es regulable.

Además, su base es antideslizante, tiene asas para manejarla mejor y el interior es antiadherente.  

Freidoras de aire caliente

Aún no se ven en muchos hogares pero, gracias a la creciente preocupación por lo que comemos y cómo lo preparamos, cada vez se oye hablar más de ellas. Si aún no las conoces y estás valorando comprar una freidora de aire caliente o sin aceite, estas son todas las claves que debes conocer.

Ventajas de una freidora de aire caliente

  • Comida más saludable: Al no usar aceite para freír, las calorías del plato que preparemos serán menores que si lo preparamos con una freidora de inmersión.
  • Menor gasto energético: El cocinado con una freidora sin aceite se asemeja a cocinar al horno, ya que emplea la circulación de aire caliente rápido. Si comparamos el gasto energético de un horno frente al de una freidora de aire caliente, esta última consume mucho menos. 
  • Limpieza: Si usar una freidora tradicional ya nos ayuda en el tema limpieza respecto a una sartén, las freidoras de aire caliente son aún más cómodas y sencillas de limpiar. Incluso en su caso no generan olores, así que es un punto a tener en cuenta.
  • Comodidad: No es necesario vigilar la freidora mientras cocina y muchas cuentan con temporizador, de modo que puedes ponerlas a funcionar y emplear ese tiempo en otra actividad. 
  • Seguridad: No hay posibilidad de que nos quememos por una salpicadura de aceite.

Lo que debes comprobar antes de comprar una freidora sin aceite

  • Potencia: El tiempo de cocinado de una freidora de aire caliente es más elevado que con una freidora tradicional. Por eso es importante la potencia. Cuanto mayor sea, más reduciremos el tiempo. Hay desde 800 W a 2000 W. 
  • Capacidad: En el caso de las freidoras sin aceite, las capacidades que se suelen ver van desde 1 litros hasta los 5 litros. Como referencia, 1 litro da para preparar dos raciones, algo que viene bien a parejas o quienes cocinan solo para uno; y 5 litros son cinco o seis raciones, ideal para familias grandes. 
  • Tamaño: Cuanto mayor sea la capacidad de la freidora, más grande será. Hay que tener en cuenta dónde podemos guardar este electrodoméstico, porque el tamaño será un factor a tener en cuenta aunque son, por lo general, más pequeñas que las freidoras de aceite.
  • Funciones de cocinado disponibles: Este pequeño electrodoméstico también puede hornear, tostar, asar o cocer. Depende de la marca y el modelo, por lo que debes estudiar antes si te merece la pena disponer de estas funciones extra. 
  • Regulador de temperatura: Importante que cuente con él para cambiar la temperatura según lo que queramos preparar. 
  • Temporizador: Si quieres despreocuparte del cocinado, hazte con un modelo que cuente con temporizador. Así te avisará una vez transcurrido el tiempo óptimo de cocinado. 

Modelos de freidora de aire caliente

Y una vez llegados a este punto, vamos a mostrarte algunas de las freidoras de aire caliente mejor valoradas por los consumidores y con mayores ventas: 

Foto: Tefal Actifry

Foto: Tefal Actifry

El modelo Tefal Actifry YV960120 cuenta con dos zonas separadas de cocinado, por lo que se pueden preparar dos platos diferentes a la vez. Capacidad de 1,5 litros y fríe solo utilizando una cucharada de aceite. Contiene una espátula que remueve automáticamente los alimentos en su interior. 

Tiene temporizador inteligente que para el cocinado en el momento perfecto y su  recubrimiento cerámico antiadherente permitirá que laves sus piezas en el lavavajillas. Además incluye dos cucharas medidoras para el aceite y la sal. 

Y como detalle muy interesante, debes saber que cuenta con una aplicación propia que incluye recetas con todos los detalles para que las puedas preparar con esta freidora. 

Foto: Princess 182020

Foto: Princess 182020

Con el modelo Princess 182020 Digital Aerofryer puedes freír, hornear, asar y tostar. Si no estás seguro de la temperatura o el tiempo que necesitas para cocinar algún alimento, puedes usar sus ajustes preprogramados con las recetas más habituales. Así que con un par de clics sobre su pantalla, empezará el cocinado. 

Gracias al aire caliente circulando a alta velocidad necesita solo unas gotas de aceite y en algunas recetas nada. Cuenta con protección contra el sobrecalentamiento, patas antideslizantes para evitar caídas y su interior es antiadherente para facilitar su limpieza. 

Su capacidad es de 3,2 litros, por lo que para familias de cuatro o incluso cinco miembros es perfecta. Y en cuanto a su potencia, funciona con 1500 W.

Foto: Aicok freidora sin aceite

Foto: Aicok freidora sin aceite

El modelo de Aicok tiene capacidad de 3,5 litros, de modo que para elaborar grandes cantidades está muy bien. Su interior es de acero inoxidable, lo que hace que llegue a la temperatura óptima más rápido. Y la cesta interior extraíble puede lavarse en el lavavajillas. 

Con su temporizador podrás despreocuparte, ya que te avisará una vez haya finalizado el cocinado. También es posible escoger la temperatura hasta 200ºC. Y es posible freír, asar y hornear. 

Foto: Cecotec Turbo CecoFry 4D

Foto: Cecotec Turbo CecoFry 4D

Cecotec incorpora una novedad en su modelo Turbo CecoFry 4D, y es la posibilidad de escoger calor arriba, abajo o 360º, lo que convierte a este pequeño electrodoméstico en una mezcla de freidora y horno que lo hace muy atractivo. 

Con ella se puede hacer casi de todo gracias a sus ocho programadas ya preconfigurados: Saltear, tostar, patatas fritas, horno, manual, sartén, arroz y yogur. La temperatura es regulable, cuenta con temporizador, su cubeta tiene capacidad de 3 litros y emplea 1350 W de potencia.

También incluye una pala que remueve de forma automática lo que cocinemos y es posible cocinar dos platos a la vez. De la misma marca podremos encontrar muchos accesorios para esta freidora que nos ayudarán a prepara aún más platos, como la cubeta plana especial para pizzas.

Esperamos que ahora tengas una idea más clara de las diferencias entre una freidora de aceite y una freidora de aire caliente, y que tengas más claro cuál elegir. En cualquier caso, seguro que disfrutarás de cada plato que prepares con ellas.