No hay mejor época del año para visitar la preciosa ciudad de Granada que el otoño. Temperaturas más suaves, mágicos atardeceres de ensueño, la posibilidad de resguardarse en alguna de sus innumerables y tradicionales teterías degustando una infusión acompañada de dulces árabes… y, sin excepción, aprovechar para visitar La Alhambra, uno de los monumentos más impresionantes del mundo entero.

Noticias relacionadas

Y a la hora de comer o de cenar, Granada cuenta con innumerables propuestas en las que se unen tradición y modernidad, los sabores de toda la vida, de la propia tierra andaluza, con ingredientes y productos extranjeros que aportan matices nuevos y sorprendentes. Sea como sea vuestra preferencia a la hora de disfrutar a través del paladar, hay opciones para todos los gustos.

Los 5 mejores sitios para comer en Granada y dónde quedarte a dormir

Granada - Los Patos

Historia, tradición, los sabores de toda la vida y propuestas más renovadas se unen en una selección muy sabrosa que os ayudará en vuestra próxima visita a Granada. Tanto si sois amantes de la gastronomía más arraigada, como si preferís sorprenderos en cada bocado, Granada tiene propuestas para todos los gustos en espacios y rincones únicos y repletos de magia.

Restaurante Los Patos, privilegio gastronómico

El espacio gastronómico del hotel Hospes Palacio de Los Patos, un emblema arquitectónico y turístico de la ciudad, reúne todas las características para disfrutar, bien de una visita relajada rodeados de vegetación y con el continuo sonido del agua, bien de una cena romántica en uno de los espacios más exclusivos de Granada. El restaurante está ubicado en el propio patio del hotel, entre pequeños estanques y un frondoso jardín que le aporta frescor y naturalidad a la escena, pero cuenta con un espacio cerrado de cara a la temporada más fría.

Granada - Los Patos

Desde su cocina sale una propuesta mediterránea enfocada en los productos naturales de temporada, elaborados con novedosas técnicas culinarias con las que otorgar a cada plato un toque moderno y vanguardista. Pero Los Patos no olvida ni las raíces ni su arraigada tradición granadina. Recetas como la pastela moruna de cordero, -influencia de la cocina mozárabe-, unas exquisitas habitas con huevo y jamón, la mojama de atún sobre pimientos asados o los diferentes arroces que presumen de ser la especialidad de la casa, se unen a otras opciones más internacionales como los mejillones thai con jengibre y lima o las empanadillas japonesas de pollo y gambas.

Los pescados y las carnes, principales en carta, se rigen por la máxima calidad y la estacionalidad de los productos. Picantón asado con aroma de cítricos, codillo glaseado a la cerveza negra, bacalao con leche de coco o el suquet de San Pedro con cohombro de mar, son algunas de las elaboraciones más destacadas.

Su excelente y cuidada bodega, a la altura del servicio y la exquisitez que identifica al hotel al completo, así como una variada selección de postres consiguen el remate perfecto para la visita. Durante las noches más cálidas, aprovechar su espacio exterior es un auténtico lujo en pleno dentro de la ciudad.

Ficha y detalles del restaurante Los Patos

  • Dirección: Solarillo de Gracia, 1. 18002 Granada (Hotel Hospes Palacio de Los Patos).
  • Horario: 13:30h a 15:30h  y 20:00 a 23:00h.
  • Teléfono: 91 436 34 78
  • Precio: 50 euros.
  • Nota: 4/5

Faralá, redescubrir el arte del buen comer

Despertar todos nuestros sentidos y vivir una experiencia única e irrepetible a los pies de la monumental Alhambra es el objetivo que se proponen desde el restaurante Faralá. Para ello, unen tres grandes conceptos con los que consiguen cumplir su objetivo: sabores granadinos en sus propuestas, otorgarle un valor único a lo artesanal, y ambientar la escena en un entorno inigualable. ¿Qué más se puede pedir?

Como si de un auténtico cuento se tratara, la carta se divide en secciones tan mágicas como apetecibles. Empieza con su Costa Tropical, donde encontramos, por ejemplo, unos berberechos (Concha – Yodo – Chirimoya – Rompeolas). En De la huerta a la vega, destacan el tartar de tomate o la ensalada Faralá. Y en Sal y tierra, nos proponen platos como la vieira con setas o los tendones con huevas.

Granada - Faralá

En las secciones Mar de Alborán (pescados) y Montes de Granada (carnes) no faltan propuestas como una sabrosa caballa con ñoquis; el salmonete con cherries de la costa; una estupenda trucha de Riofrío ahumada; un homenaje al cordero segureño en el que encontrar una exquisita y tierna carne; o un plato de liebre único, el Amanecer entre olivos.

En el Dulce nuestro continúan con las elaboraciones más ingeniosas y sorprendentes, todas ellas basadas en el sabor más tradicional y la historia de Granada. La combinación de yogur, curry, mostaza y “recuerdos” la encontramos en Mozárabe; Tropical propone una fusión de mango, coco y pasión; y, por supuesto, no falta un postre dedicado a los más chocolateros.

Platos delicados, un menú de excepción, ambiente y enclaves únicos en la ciudad y una atención tan impecable como acogedora. Faralá se convierte en la cita ideal para las fechas más especiales de los comensales, donde entrar repleto de buenas expectativas y salir habiendo disfrutado de toda una experiencia para recordar… y repetir pronto.

Ficha y detalles del restaurante Faralá

La Fábula, recetas granadinas con toque internacional

Ésta es la historia de Ismael Delgado, al frente de la cocina y el restaurante, madrileño de nacimiento pero granadino de corazón ya que se casó y se marchó a vivir a Granada siguiendo a su mujer. Su extensa trayectoria profesional le llevó a codearse entre fogones con el equipo de su maestro, el difunto y recordado Santi Santamaría, del que aprendió a elaborar una cocina con mucha técnica y sobrado sentido común.

El resultado es una propuesta perfectamente ejecutada en la que juega con el producto del momento y la máxima calidad. Platos sencillos y repletos de sabor que, además de a la carta, también se pueden pedir en dos menús degustación muy especiales (75 euros y 90 euros) con los que quedarse con lo mejor de la casa.

Granada - La Fábula

Con propuestas como el canelón de gamba y pisto casero, la berenjena ahumada con carabinero y “mutabal”, las ostras gallegas al vapor con guisantes y tocino blanco, o los ñoquis de patata “caseros” con burro y salvia, arranca la carta de La Fábula.

Entre los principales destacan el salmonete con pencas de acelga y clorofila, el bacalao “desalado” con porrusalda, o la caballa asada en hoja de plátano, como propuestas del mar; y el cochinillo desmigado con manzana ácida, el tajín de cordero al estilo de la Öjl, o la codorniz rellena con duxelle trufada, como especialidades de la tierra.

En esta cocina de mercado en la que prima el sabor y el gusto por el mejor producto no fallan tampoco los postres, con su selección de quesos incluida. Creaciones fascinantes que combinas sabores, aromas y texturas obligan a dejarse un sitio para la sección más golosa de la carta. Sorprenden el cremoso de almendra y té, que nos trae recuerdos del pasado mozárabe de la propia ciudad, o la naranja del Valle de Lecrín con aceite y chocolate, una fusión exquisita y delicada de dos productos muy representativos de la gastronomía andaluza.

Ficha y detalles del restaurante La Fábula

  • Dirección: San Antón, 28. 18005 Granada.
  • Horario: 14:00h a 16:00h y 20:30h a 23:00h. Cerrado domingo y lunes todo el día.
  • Teléfono: 91 088 72 47
  • Precio: 50 euros. Menús degustación 75 euros y 90 euros.
  • Nota: 4/5

Ruta del Veleta, tradición y vanguardia entre fogones

Este restaurante, regentado por los hermanos Pepe y Miguel Pedraza, se ha convertido en toda una institución en la ciudad cuando se trata de comer en Granada. Con una magnífica bodega -merece la pena bajar al sótano a visitarla- y una filosofía de trabajo, pasión y esfuerzo constantes, la experiencia siempre resulta ser un placer. A pesar de que siempre se han centrado en la tradición y en los sabores de toda la vida para presentar su carta, la evolución de los últimos años hacia una cocina más moderna y vanguardista es innegable.

Cada plato se presenta en forma de preciosos lienzos como auténticas obras de arte, en los que permanecen los sabores de la tierra, pero con los que disfrutar visualmente de manera extraordinaria. El pulpo, por ejemplo, se presenta templado y sobre una emulsión de patata copo de nieve con ensalada de brotes; la gamba roja, en carpaccio y sobre crudité de aguacate y helado de tomate; o el lomo de atún, que se elabora a la brasa y se sirve sobre ragout de cebolla roja, sal de caviar y aceite de arbequina wasabi.

Granada - Ruta del Veleta

Las natillas templadas con bizcocho de nueces y helado de chirimoya, o el bizcocho de cacao son sopa efervescente de arroz con leche son sólo una pequeña muestra de que entre los postres continúan las creaciones más llamativas y especiales.

Desde el 14 de febrero de 1976, Miguel y José Pedraza cumplen un sueño; un restaurante en el que ofrecer a sus comensales platos muy atrevidos, tanto en su composición, como en su presentación y, de esta manera reforzar la cultura culinaria regional, manteniendo la tradición y aportando un toque ingenioso de modernidad.

Ficha y detalles del restaurante Ruta del Veleta

Restaurante & terraza Alhambra Palace, la mejor gastronomía con vistas

Con unas vistas únicas de toda la ciudad al completo, se trata de uno de los restaurantes más excepcionales e históricos para comer en Granada. Acaban de estrenar una carta renovada de fusión regional e internacional en la que han invertido trabajo, constancia y esmero, con unos resultados muy apetecibles.

La vocación mediterránea continúa muy presente en cada una de las propuestas. Para comenzar, las verduras y hortalizas abren carta, así como otros platos tradicionales entre los que están las milhojas de foie gras de oca sobre manzana caramelizada, un buen plato de jamón ibérico de bellota o las habitas con jamón y gambas. El panaché de verduras de temporada al vapor, así como la ensalada Alhambra con langostinos, huevas y salmón, resultan opciones más ligeras y saludables que siempre se agradecen.

Granada - Alhambra Palace Restaurante

Cremas y sopas, pastas y huevos amplían la oferta que se completa con las carnes y los pescados. Entre todas las opciones, ahora que está bien entrado el otoño merece la pena destacar una reconfortante sopa de cebolla gratinada con queso; su bacalao confiado con hongos de temporada y piquillos; la lubina asada sobre parmentier de calabaza y berberechos; el lomo de ciervo flambeado con puré de patatas y cebollitas glaseadas; o un excelente chateaubriand con salsa de mostaza y verduritas al vapor.

Además de los tradicionales postres, aprovechad la visita para disfrutar de su terraza panorámica acompañada de su excelente oferta coctelera y su espléndida colección de gin tonics. Allí mismo podréis ser testigos de la neblina azul del amanecer en la vega, o de los reflejos violetas del atardecer en Sierra Nevada, que serán algunos de sus mejores recuerdos en su visita a Granada.

Ficha y detalles del restaurante & terraza Alhambra Palace

Dónde dormir en Granada: Hotel Alhambra Palace

Aprovechamos nuestra última visita gastronómica para conocer el Hotel Alhambra Palace y, además de disfrutar con su propuesta culinaria, adentrarnos en uno de los edificios más imponentes y con más historia de Andalucía.

El Hotel Alhambra Palace (Plaza Arquitecto García de Paredes, 1) es el hotel de cinco estrellas más antiguo de España, y su interior está repleto de lujo e historia en pleno corazón de La Alhambra. Desde 1910, este lujoso edificio se alzó inspirándose en la propia Alhambra de Granada como fiel representante de  la tradición renovada y de la alta hostelería europea, y guarda en cada rincón desde entonces altas dosis de cultura, placer, elegancia y aristocracia que han convivido a lo largo de los años.

Granada - Alhambra Palace Hotel

Cuenta con 108 habitaciones, todas ellas únicas y con unas románticas vistas de Granada o del encantador bosque de La Alhambra, desde el amanecer hasta el anochecer. Renovadas, dotadas de todas las facilidades imaginables, y muchas de ellas decoradas con detalles mozárabes que recuerdan el pasado de la ciudad, cada una de ellas promete transportarnos a otro tiempo, a otro lugar, y soñar con un mundo en el que el lujo y el relax estaban a la orden del día. El edificio mantiene la mayoría de la decoración original que se ha conservado gracias al reconocimiento que la Unesco ha querido otorgarle al hotel para proteger estas obras de arte que son testigos de las historias más asombrosas de reconocidos personajes de otras épocas.

El Hotel Alhambra Palace es un sueño. Un sueño que esconde gran parte de la historia, la cultura y la forma de vida de Granada. Y alojarse aquí supone enriquecer, aún más si cabe, una de las escapadas de otoño más apetecibles y sabrosas que podemos realizar por el territorio nacional.