Verduras

Alcachofas a la parrilla con velo de panceta, receta de alta cocina explicada para novatos

Su temporada comienza ahora a finales de octubre y dura hasta entrado abril, por lo que los meses que vienen son los mejores para disfrutar de estas alcachofas a la parrilla.

26 octubre, 2020 12:45

Llega la temporada de alcachofas en España y es una buena ocasión no solo para disfrutar de ellas si ya te gustaban, sino que también es el mejor momento para que, si no te gustan, les des la oportunidad definitiva preparando recetas como estas alcachofas a la parrilla con velo de panceta y gel de amontillado, un plato de alta cocina que se sirven en el restaurante Los Patios de Gijón.

Propiedades nutricionales de las alcachofas

Contienen potasio, hierro, fósforo, magnesio y calcio y también vitaminas como la vitamina B1 y C.

Además, cuentan con muy pocas calorías, son ricas en fibra y dicen de ellas que ayudan a proteger de las enfermedades cardiacas y a controlar los niveles de colesterol.

Según la Fundación Española de la Nutrición "tras el agua, el componente mayoritario de las alcachofas son los hidratos de carbono, entre los que destaca la inulina y la fibra. Los minerales mayoritarios son el potasio y el fósforo. El potasio contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos. En el caso del fósforo, este contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales. Es un alimento con muy pocas calorías (44 kcal/100 g alcachofas).

Una ración de alcachofas cubre el 20% de las ingestas recomendadas de fósforo para la población de estudio.

Sin embargo, lo más destacable de su composición son una serie de sustancias que se encuentran en pequeña cantidad (esteroles y cinarina), pero dotadas de notables efectos fisiológicos positivos."

Cómo hacer alcachofas a la parrilla con velo de panceta de Los Patios

Ingredientes

  • Corazones de alcachofas, 4
  • Taco de panceta ibérica
  • Vino amontillado, 400 ml
  • Agaragar, 2 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas

Paso 1

Mezclamos el amontillado con el agar agar y lo reposamos en la nevera durante una hora. Reservamos.

Paso 2

Semicongelamos el taco de panceta para poder luego, con el cortafiambres o con ayua de un cuchillo muy bien afilado, hacer unas láminas muy finas a modo de velo.

Paso 3

Limpiamos las alcachofas hasta conseguir un corazón perfecto y las confitamos en aceite de oliva virgen. Una vez confitadas, escurrimos el aceite. A continuación las abrimos en flor y las ponemos en la parrilla hasta que se doren.

Paso 4

Le ponemos el velo de panceta a cada corazón aprovechando el calor para que se funda.

Paso 5

Introducimos el gel de amontillado en una manga pastelera e impregnamos los velos.
Por último, añadimos una pizca de sal en escamas al conjunto.

Más temas sobre alcachofas