Fotos: Syldavia iStockPhoto

Verduras

Judías verdes con patatas, bacon y huevo: fáciles, baratas y sabrosas

Las judías verdes con patatas son muy receta de abuela, aunque cada una las haga a su manera. El caso es que son tan fáciles y nos gustan tanto que hoy son nuestra receta del día.

Cuando era pequeña, durante los meses de frío esta receta de judías verdes con patatas era prácticamente la cena de cada día, cambiando la verdura según lo que hubiese en el mercado, pues unos días tocaba con judías verdes como en esta ocasión, otras con acelgas o espinacas, con coles de Bruselas... Y es que es una receta sencilla de hacer, barata, saludable y fácil de comer, porque no hay huesos ni espinas y resulta perfecta para que los más peques no cojan traumas con las verduras.

Ingredientes

  • Judías verdes, 500 g
  • Patatas, 2 medianas
  • Huevos, 2
  • Bacon, 100 g (preferiblemente de la parte más magra)
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Ajo, 2 o 3 dientes
  • Sal
  • Pimienta
  • Vinagre, 2 cucharadas (para cocer los huevos)

Cómo hacer judías verdes con patatas

Se trata de una receta muy sencilla y fácil de hacer y al alcance de casi todos los bolsillos.

Paso 1

Lavamos las patatas, las pelamos y las cortamos en trozos de unos dos o tres centímetros chascándolas como si fueran para un guiso. Las ponemos en una olla con agua fría y las ponemos a cocer a fuego vivo.

Mientras tanto lavamos las judías, les quitamos las puntas y las hebras laterales y las cortamos en trozos de unos cinco centímetros.

Cuando el agua de las patatas empiece a hervir, añadimos sal al gusto y bajamos el fuego para mantener el chup chup. Pasados unos cinco minutos, añadimos las judías limpias y troceadas. Este tiempo es una referencia, pero podéis tardar un poco más en echarlas o incluso echarlas a la vez que las patatas, en función de si os gustan las judías más al dente o más blanditas. 

Dejamos cocer unos quince minutos más hasta que comprobemos que las patatas estén tiernas.

Paso 2

Mientras se van cociendo las patatas, en otro cazo vamos cociendo los huevos. Para ello ponemos el cazo con agua al fuego, echamos un par de cucharadas de vinagre y cuando rompa a hervir contamos ocho minutos si los huevos estaban a temperatura ambiente o diez minutos si estaban de la nevera o fuera a muy baja temperatura. Pasado ese tiempo, los sacamos, los pasamos por agua fría, pelamos y reservamos.

Paso 3

En una sartén, ponemos a calentar a fuego bajo dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, añadimos los ajos laminados y los cocinamos a fuego lento hasta que empiecen a liberar sus aromas.

Añadimos los taquitos de bacon y seguimos cocinando con los ajos a fuego lento hasta que los ajos empiecen a coger color. En ese momento añadimos las patatas y las judías cocidas, los huevos duros troceados y dos o tres cucharadas del agua de cocción de las patatas. Mezclamos bien, rehogamos durante un par de minutos, rectificamos de sal si fuese necesario y le damos un toque de pimienta recién molida.

Paso 4

Servimos inmediatamente. Estas judías verdes con patatas, como mejor están, al menos para mi gusto, es recién hechas. Si sobran, no es una receta a la que le siente bien el recalentado, de hecho, cuando sobran en casa, yo casi prefiero tomarlas frías, como si fueran una ensalada de patatas.

Notas

Se trata de una receta que admite muchas variantes y en la que puedes jugar con los ingredientes y cantidades a tu gusto o en función de lo que tengas en la nevera. En vez de baicon, puedes usar jamón o chorizo. En vez de huevo duro, puedes servirlas con un huevo poché o frito para que al romperlo la yema haga de salsa. Puedes poner más patatas si un día tienes mucha hambre.