Ingredientes (para 3 personas)

  • 1 berenjena grande o 2 pequeñas
  • harina de tempura
  • agua
  • 1/2 litro de salmorejo (os recordamos cómo hacer un estupendo salmorejo)

Noticias relacionadas

El otro día fue a una de mis tascas andaluzas favoritas con unos amigos y pedimos un plato muy de Córdoba, unas Berenjenas con Salmorejo. Es curioso que nunca lo hubiera pedido, porque lo lógico es que me encantara, dado que me encantan ambas cosas por separado. Así que decidí darle mi toque (hacerlo en tempura) y compartirlo con vosotros.

Preparación

Este es un plato que bien podéis tomar como primero o más bien como entrante, depende del saque que tengáis. Es muy sencillito de hacer, por supuesto, y es de estas cosas que gustan a todos los de la casa y para visitas es muy original.

Aprovechando que teníamos ya salmorejo hecho (tenéis arriba la receta, pero vamos, que con tomate, ajo, aceite, pan rallado y agua lo tenéis en un momento), sólo nos quedaban las berenjenas. Lo primero, lógicamente es lavarlas, y luego ponernos ya a cortar. Os recomiendo que sea lo más fino posible, las de la tasca ganaban en ese sentido porque se hacía más snack, pero para gustos los colores.

Mezclamos la harina de tempura (con 2-3 cucharadas soperas vamos bien) y añadimos agua para hacer una masa uniforme, ni muy suelta, ni muy espesa, podéis ir rectificando sobre la marcha añadiendo más harina o más agua, y vamos batiendo con una cuchara para facilitar la tarea.

Ponemos abundante aceite a calentar y cuando esté caliente del todo, es cuando empezamos a empapar las rodajas de berenjena en la masa y rapidamente introducimos en el aceite. Id haciéndolas en grupos de 6 rodajas, la primera tanda tardará algo más, pero no os confiéis en las posteriores.

Una vez fritas y bien doraditas, sólo tenemos que disponerlas en un plato y tomarlas acompañadas del salmorejo, a modo de salsa, veréis que buena pareja que hacen. Que aproveche.

Resultado

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: 2 €