Tiramisu-de-turron-00

Tiramisu-de-turron-00

Saludables

Tiramisú de turrón, postre fácil para Navidad

Receta de tiramisú de turrón, un postre muy fácil de preparar que será el broche perfecto para una comida o una cena navideñas.

Noticias relacionadas


Preparación: 15 min      Dificultad: 1/5       Raciones: 10      Coste: <5 €

Ingredientes

  • Turrón blando de Jijona, 300 g
  • Queso mascarpone o similar, 200 g (*)
  • Nata para montar (35% M. G.), 200 ml
  • Gelatina neutra, 4 hojas
  • Galletas tostadas o similares, 24 (**)
  • Cacao en polvo sin azúcar, 2 cucharadas
  • Leche, 50 ml
  • Café fuerte, 1 taza (***)
  • Sirope de ágave o azúcar, opcional (****)
  • Licor tipo amaretto, opcionalmente 2 ó 3 cucharadas (*****)
  • (*) A temperatura ambiente
  • (**) Son las que he necesitado yo para un molde rectangular de 18 x 26 cm
  • (***) Yo he utilizado 3 cápsulas de descafeinado intenso, cada una con 80 ml de agua
  • (****) Solo si no os gusta el sabor amargo del café y preferís endulzarlo al gusto y para rectificar la crema al final si sois demasiado golosos.
  • (*****) Si hay niños, ¡prohibido!
Hoy os traemos una receta de tiramisú de turrón, el postre que ningún año puede faltar cuando nos reunimos para cenar el día de Nochebuena. En casa tiene tanto éxito que siempre intentamos hacer acopio de una buena cantidad de tabletas para poder prepararlo unas cuantas veces más después de las fiestas.

En casa dicen que así se disfruta más del turrón, porque este tiramisú de turrón sabe a eso, a turrón del blando de toda la vida, pero sin empalagar al segundo mordisco, por lo que se puede comer una porción entera y disfrutarla desde el primer mordisco hasta el último.

Por si con estar buenísimo no fuera suficiente, es un postre que no necesita horno y que se prepara en escasamente un cuarto de hora, lo que lo hace perfecto para la cena de Nochebuena. Yo suelo hacerlo el día anterior en un momento, lo dejo en la nevera y me olvido del tema postres.

Como ya sabéis que en casa tenemos diabéticos e intolerantes a la lactosa, he utilizado ingredientes tolerados por todos. También os adelanto que, cuando se trata de una cena, suelo poner café descafeinado y, como ese día tenemos peques en casa, no le pongo licor.

Preparación del Tiramisú de turrón

  1. Lo primero que haremos será sumergir las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten durante unos 5 minutos mientras empezamos a preparar la crema.
  2. Preparamos el café, le añadimos el azúcar (o el sirope de ágave) y el licor si así lo creemos oportuno y reservamos.
  3. En un bol trituramos el turrón con el queso tipo mascarpone hasta obtener una crema fina. En casa al menos nos gusta que no queden demasiados tropezones, pero eso, a vuestro gusto.
  4. Calentamos la leche en el microondas durante 20 segundos a 800 W y disolvemos las hojas de gelatina que habremos escurrido muy bien antes de mezclarlas con la leche caliente. Si vemos que no se disuelven del todo, calentamos la mezcla en el microondas durante 5 segundos más.
  5. Añadimos la gelatina disuelta en leche a la mezcla de turrón y mezclamos muy bien batiendo enérgicamente con las varillas manuales.
  6. Montamos la nata, que debe estar bien fría, y la integramos en la crema con movimientos envolventes. La probamos y, si lo consideramos necesario, añadimos un poco más de azúcar o sirope de ágave (mejor hacerlo cucharada a cucharada e ir probando para no pasarnos). Y ya tendremos todo listo para montar nuestro tiramisú de turrón.
  7. Para ello, mojamos las galletas en café y ponemos una capa en el fondo del molde. A continuación una capa de crema sobre la espolvorearemos 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar con ayuda de un colador.
  8. Y repetimos el proceso, capa de galletas empapadas en café, el resto de la crema, lo taparemos con papel film y lo guardaremos en la nevera hasta el momento de consumirlo.
  9. Cuando vayamos a servirlo espolvoreamos con la cucharada de cacao en polvo restante.

Resultado

Postre navideño facilísimo este tiramisú de turrón, donde la mayor complejidad puede ser montar la nata, pero que si no lo conseguimos tampoco es un drama, porque como lleva gelatina, después de unas horas en la nevera nadie notará si la nata se montó del todo o si se quedó a medias ;).

Si queréis darle una textura más aireada y esponjosa tipo mousse, lo único que hay que hacer es incorporar justo después de la nata 2 claras montadas a punto de nieve firme con movimientos envolventes. Una vez cuajado gracias a la gelatina tendrá una textura de mousse increíble, pero claro, es un poco más de trabajo porque recordad que para montar claras tanto la batidora como el bol tienen que estar ultralimpios y sin ningún resto de grasa, por lo que si hemos montado antes la nata tendremos que ponernos a limpiar exhaustivamente la batidora antes de meterla en las claras.