strawberries

strawberries

Saludables

Beneficios de las fresas

Noticias relacionadas

No se a vosotros pero a mi la fresa es una de las frutas que más me encantan, ya sea en batido, sumergidas en nata o sencillamente solas. Además que cada vez que las veo en el mercado rápidamente me viene a la cabeza que ya viene el calorcito.

Las fresas son una fruta que se cultiva prácticamente por todo el mundo aunque sus comienzos fueron en Europa. Hay 20 especies diferentes de esta fruta y curiosamente las fresas están emparentadas con las rosas por pertenecer al género de plantas rastreras. Son una de las frutas que anuncia la llegada del verano. Aunque gracias a los invernaderos podemos tenerlas en nuestra mesa casi en cualquier estación aunque siempre es la más consumida en esa estación.

Beneficios de las fresas

Poseen grandes cantidades de elementos muy necesarios para nuestra salud comenzando por la gran cantidad de agua que nos aportan ayudándonos a estar hidratados, aunque es algo que ocurre en todas las frutas. Esta fruta también nos aporta gran cantidad de salicilatos, que son derivados del ácido salicílico, por lo que podrían ayudar a controlar la inflamación. Además, es una de las frutas con mayor contenido en ácido fólico, aunque no tanto como las verduras. Tener unos buenos depósitos de ácido fólico es importante en mujeres en edad fértil. Las fresas tienen son un excelente alimento de temporada y contienen otros elementos como, por ejemplo, antioxidantes, por lo que nos ayuda a protegernos de la acción de los radicales libres en nuestro organismo.

Incorporar las fresas en nuestra dieta

La fresa tiene la ventaja de podemos encontrarla en el mercado de diferentes maneras:  fresca, congelada, liofilizada y en mermelada. Por este motivo es más fácil de encontrar y podemos añadirla a nuestra dieta de diversas maneras:

  • Las podemos cortar en dados y añadirlos a una ensalada con pollo.
  • Podemos hacer una macedonia de fruta fresca  incluyendo las uvas, piña, melocotones en trocitos y fresas. Bañándolas con un poco de miel o azúcar.
  • Añadirlas al yogur con un poco de miel y almendras o nueces.
  • Triturar galletas o avena con fresas frescas con un poco de agua y  poner esa mezcla sobre postres o comidas para el desayuno.
  • Mezclar en una ensalada de espinacas con nueces y queso de cabra.
  • Tostar un poco de pan y untarlo con queso crema y las fresas.
  • Colocar unas de fresas congeladas con un plátano, leche y hielo para un licuado rápido, fácil y refrescante.

Aunque te hemos dado ideas, la mejor forma de consumir las frutas son en “crudo” y frescas, ya que es la manera en la que conserverán todos sus nutrientes.

Y tu, ¿ cómo prefieres consumir esta fruta?