Postres

Tarta tatin de pera con chocolate y almendra, una versión diferente

En apenas 30 minutos puedes conseguir un postre maravilloso con esta tarta tatin de pera, chocolate y almendra que rompe los cánones clásicos.

21 noviembre, 2020 19:17

La tradición de esta tarta es bien conocida en España. Dice que la Tarte Tatin fue creada por accidente en el 'Hotel Tatin' en Lamotte-Beuvron, Francia en 1889, lugar del que deriva el nombre. El hotel era regentado por dos hermanas, Stéphanie Tatin (1838–1917) y Caroline Tatin (1847–1911).

Existen múltiples versiones acerca del origen de la tarta, pero la historia más aceptada menciona que un despiste de Stéphanie Tatin hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y para no desperdiciarlas le pusieron la pasta encima y la hornearon, y después le dieron vuelta con cuidado, dando lugar a esta variante tan conocida en la cocina francesa.

Este preámbulo sirve para tener un poco de culturilla de bar, pero, a la vez, para demostrar que nunca hay que tirar nada pues con recetas de aprovechamiento pueden salir platos aún más deliciosos. Este es el origen, pero a partir de aquí, la multitud de recetas "Tatineras" que se han creado no tiene parangón.

Cualquier fruta vale y así lo hemos hecho notar en Cocinillas, donde llevamos tiempo ilustrando tartas Tatin: de plátano, clásica, de caqui… ¡Las opciones son infinitas! Es muy fácil de preparar, como todas estas tartas fáciles que proponemos, y casi se diría que los únicos ingredientes indispensables son la mantequilla, el azúcar y la masa. A partir de aquí, amplio es el campo frutero que utilizar. Y también se podrían hacer saladas, ¿os lo imagináis?

Por cambiar un poco, en esta ocasión, haremos una tarta tatín de pera con almendras y chocolate. Porque sí, porque estamos en España, las almendras son muy de aquí y nos apetece comenzar a saborear las fiestas navideñas que ya están a la vuelta de la esquina. Además, ahora estamos en plena temporada de peras y tenemos que sacarles el máximo partido.  

Cómo hacer una tarta Tatin de peras

Todas las tartas Tatin son muy fáciles y rápidas de preparar, pero es que además, el resultado es tremendamente satisfactorio. A los invitados les encantará y se sorprenderán mogollón. ¿Lo más difícil? Tener el pulso firme y decidido para darle la vuelta cual tortilla.

Ingredientes

  • Plancha de hojaldre, 1 ud
  • Pera Ercolina pequeña, 10 ud
  • Mantequilla, 70 g
  • Azúcar, 120 g
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita
  • Chocolate 70%, 80 g
  • Almendra molida, 150 g
  • Azúcar glas, 50 g

Paso 1

Lo primero que haremos será caramelizar las peras para nuestra tarta Tatin. Pelar las peras y quitar el rabo y, con mucho cuidado, también el corazón de las mismas. En una sartén que luego pueda entrar en el horno hacer un caramelo con el azúcar hasta que esté dorado, sin moverlo mucho. 

Paso 2

Añadir entonces la mantequilla y derretir bien, mezclando todo. Incorporar las peras por la parte del corazón y dorar bien, durante unos 5 minutos. Al principio parece que no entran todas las peras pero sí. No importa si rebosan, luego menguan mucho porque sueltan agua y cabrán en la sartén. Para esta cantidad lo recomendable es una sartén de 24 cm aproximadamente.

Paso 3

Dar la vuelta a las peras, dejando el lado redondo contra la sartén, será después la parte de arriba de la tarta. Y dejamos que se doren de nuevo por ese lado unos 10 minutos, y subimos el fuego para que se evapore el almíbar que hay en la sartén.

Paso 4

Mientras tanto triturar muy bien las almendras con el chocolate y el azúcar glas, hasta que se haga una pasta con ello. 

Paso 5

Poner la pasta de chocolate por encima de las peras, con el fuego ya apagado cuando estén bien caramelizadas. Repartirlo bien. 

Paso 6

Cubrir las peras con el hojaldre dentro de la sartén, quitando todo lo que sobre y remetiendo bien el hojaldre por los bordes. Es importante que las peras queden apretadas, que no haya huecos entre ellas. 

Paso 7

Con la ayuda de un cuchillo o un tenedor agujerear ligeramente toda la masa, para que le hojaldre no suba demasiado. Por todas partes. Hornear a 200ºC hasta que el hojaldre esté bien dorado. 

Paso 8

Nada más salir del horno, con la ayuda de un plato más grande que la sartén, dar la vuelta a la tarta. Nos podemos ayudar previamente separando los bordes con una espátula. Hay que tener cuidado por si cae un poco de almíbar y nos quema/mancha.