ribeirorocha iStockPhoto

Postres

Flan de huevo rápido y sin horno, postre con solo tres ingredientes

El flan de huevo es uno de nuestros postres de toda la vida que se disfruta siempre que aparece en la mesa. Además es más fácil hacer uno de verdad, que hacerlo con polvitos.

19 abril, 2020 13:03

El flan de huevo siempre me ha parecido lo más. Aún recuerdo la primera vez que vi hacer uno, estábamos en el milenio pasado y mi madre había organizado en casa una reunión de Tupperware en la que también presentaban unas ollas con las que la presentadora prepararía un menú que terminaba con un flan de huevo como postre. No recuerdo si la reunión tuvo éxito de ventas, pero lo cierto es que nos cambió la vida en lo que a flanes se refiere, pues, hasta ese momento, los flanes en mi casa se hacían con sobre de Flanín o del Chino Mandarín.

Ingredientes

Para el flan

  • Leche entera, 500 ml
  • Huevos, 5
  • Azúcar, 5 cucharadas soperas

Para el caramelo

  • Azúcar, 5 cucharadas soperas

Cómo hacer flan de huevo de verdad

Y es que ciertamente, si te entra antojo de flan de huevo, es más fácil que tengas en casa los ingredientes que necesitas para hacer uno auténtico y te puedas poner manos a la obra sin tener que bajar a por sobrecitos.

Si os fijáis, la proporción es un huevo y una cucharada de azúcar por cada 100 ml de leche entera y aparte el caramelo.

Paso 1

En un bol batimos los huevos ligeramente con el azúcar, lo justo para mezclar claras con yemas, añadimos la leche y mezclamos todo, pero siempre sin batir demasiado.

Paso 2

En un cazo o sartén ponemos a calentar el azúcar para el caramelo, a fuego lento y removiendo de vez en cuando hasta que se forme un caramelo de color rubio rojizo. Debemos tener cuidado de no pasarnos porque el caramelo quemado sabe amargo.

Paso 3

Echamos el caramelo caliente sobre el molde o los moldes en los que vayamos a cocinar el flan de huevo grande o los flanes individuales y lo repartimos bien por el fondo y los laterales.

Paso 4

Colamos la mezcla de leche, huevos y azúcar y la echamos sobre el molde o moldes caramelizados dejando al menos un centímetro libre hasta el borde superior. Tapamos los moldes con su tapa si la tienen y, si no, con un trozo de papel de aluminio que sujetaremos con un trozo de hilo de bridar y al que recortaremos los bordes para que estos no toquen el agua del baño maría en el que los vamos a cocinar.

Paso 5

Lo habitual es cocinar los flanes durante aproximadamente 40 minutos -si son pequeños- o una hora o algo más -si es un flan grande- en el horno al baño maría a 160ºC, pero si no tenemos horno o nos da pereza ponerlo a funcionar, podemos hacer nuestros flanes al baño maría en cualquier olla con tapa. Solo tenemos que echar agua en el fondo para cubra la mitad de la altura de la flanera, cuando el agua rompa a hervir, introducimos la flanera, bajamos el fuego al mínimo, tapamos la olla y dejamos que se haga el flan durante una hora.

Podemos hacerlo mucho más rápido en una olla a presión, en este caso ponemos el agua en la olla a temperatura ambiente, metemos la flanera, tapamos la olla, la ponemos sobre el fuego al mínimo y cuando suba la válvula, esperamos 5 minutos, la retiramos del fuego y la dejamos enfriar antes de retirar la tapa.