Postres

Magdalenas integrales de cacao y mandarina con y sin Thermomix

Alegra cada mañana tus desayunos con estas magdalenas integrales de cacao y mandarina. Son perfectas para toda la familia.

Vamos a preparar unas magdalenas caseras realmente deliciosas y esponjosas. Las hemos elaborado con harina de trigo integral, así tendrán un toque extra de fibra, que siempre viene muy bien. Hemos añadido cacao desgrasado y sin azúcar, y las hemos endulzado con azúcar moreno, que al contener parte de la melaza de la caña de azúcar de donde se extrae, les aporta un sabor muy característico.

Ingredientes para elaborar 12 magdalenas

  • Mandarina, 1 (tanto su ralladura, como su zumo)
  • Huevos, 180 g (peso sin cáscara, más o menos 3 huevos L)
  • Azúcar moreno de caña, 180 g
  • Aceite de oliva virgen extra de sabor suave, 150 g (*)
  • Harina integral de trigo, 200 g
  • Cacao en polvo desgrasado, 20 g
  • Sal, un pellizco
  • Levadura química para repostería, 1 sobre
  • Pepitas/chips/perlitas de chocolate blanco, 30 g (y alguna más para decorar)

Además, hemos añadido a la masa unos pocos chips de chocolate blanco, que aportarán un bonito contraste de color con el color oscuro de nuestras magdalenas y les darán una apariencia más apetecible, porque al menos en casa, todo lo que lleve algo de chocolate siempre nos resulta más atrayente.

(*) He utilizado aceite de oliva virgen extra de la variedad Hojiblanca, que tiene un sabor suave y es perfecta para la repostería.

(**) Puedes añadir chips de chocolate de blanco, con leche o negro, a tu gusto. Yo he optado por las de chocolate blanco para darle un contraste de color. Si no quieres añadir los chips de chocolate puedes espolvorear con azúcar moreno justo antes de hornear.

Elaboración de las magdalenas integrales de cacao y mandarina

01: Lavamos la mandarina, rallamos su piel y exprimimos su zumo

Lavamos perfectamente la mandarina para eliminar cualquier resto de los tratamientos químicos que se les aplican, pues vamos a utilizar también su piel.

Ponemos la piel de la mandarina sin nada de la parte blanca en el vaso de la Thermomix. Programamos 10 seg/velocidad progresiva 5-9. Retiramos la ralladura con una espátula y reservamos.

Exprimimos la mandarina y reservamos el zumo resultante.

02: Batimos el azúcar con los ingredientes húmedos

Limpiamos el vaso de la Thermomix con papel de cocina, no es necesario lavarlo. Ponemos la mariposa en las cuchillas. Añadimos al vaso los huevos y el azúcar y programamos 3 min/ 37ºC/vel 3.

Pasado este tiempo, volvemos a programar sin temperatura, 3 min/vel 3.

Añadimos al vaso el aceite y el zumo de la mandarina reservado. Mezclamos 15 seg/vel 3.

Retiramos la mariposa.

03: Añadimos los ingredientes secos

Añadimos al vaso, sin la mariposa, la harina, el cacao, la levadura y la sal. Mezclamos programando 8 seg/vel 6.

Agregamos la ralladura de mandarina reservada y mezclamos 5 seg/vel 2.

Añadimos los chips de chocolate blanco y mezclamos con la espátula.

04: Rellenamos las cápsulas de las magdalenas

Ponemos una cápsula de papel para magdalenas en cada hueco de una bandeja metálica para magdalenas apta para horno. Es muy importante poner las cápsulas dentro de un molde rígido para que las magdalenas tiendan a crecer hacia arriba y no a lo ancho.

Vertemos la masa en las cápsulas de las magdalenas rellenándolas hasta un dedo del borde y las refrigeramos tapadas con film transparente.

Dejamos reposar las magdalenas en el frigorífico durante al menos 20 minutos, o mejor aún durante una hora. Este reposo en frío y el contraste de la masa fría al entrar al horno caliente ayudará a que las magdalenas salgan un poco más altas. De hecho, las podemos reservar en el frigorífico en un recipiente hermético hasta el día siguiente y en ese momento batiremos la mezcla con unas varillas y rellenaremos las cápsulas de magdalenas.

Precalentamos el horno a 250ºC, calor arriba y abajo.

Cuando el horno esté caliente, sacamos la bandeja del frigorífico y añadimos tres o cuatro chips de chocolate blanco sobre cada magdalena justo antes de hornear, pero no debemos añadir demasiados porque pesan y pueden hacer que la masa no suba.

05: Horneamos las magdalenas

Bajamos la temperatura del horno a 220ºC e introducimos las magdalenas. Ponemos la bandeja metálica de las magdalenas sobre la bandeja del horno y la situamos a una altura media. Horneamos durante 13 ó 15 minutos, con calor arriba y abajo.

El tiempo es aproximado porque cada horno es un mundo. La primera vez que las hagamos deberemos vigilar el horno, sin abrir, para que no se quemen. Cuando haya pasado el tiempo, podemos pinchar una magdalena con el palo de una brocheta y si este sale limpio es que están hechas. En caso contrario las horneamos unos minutos más.

06: Servimos nuestras magdalenas integrales de cacao y mandarina

Ya solo nos queda esperar a que se enfríen para disfrutar de estas deliciosas magdalenas. Para ello las dejamos reposar unos minutos en el mismo molde y después las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Una vez frías, las que no vayamos a consumir en el día las deberemos de guardar en un recipiente hermético para evitar que se sequen. Nos aguantarán perfectamente 4 ó 5 días, aunque dudo que vayan a durar tanto.

También las podemos congelar, será suficiente con sacarlas del congelador un tiempo antes de consumirlas y estarán como recién hechas.

Resultado

Y ya tenemos listas unas deliciosas magdalenas integrales de cacao y mandarina para completar un buen desayuno o una agradable sobremesa o merienda acompañando a nuestro café o infusión preferida.

Si deseas elaborar estas magdalenas de forma tradicional, sin robot de cocina, estos son los pasos que debes seguir:

  • Lavamos la mandarina, la secamos y rallamos la piel. Exprimimos su zumo y reservamos.
  • En un bol amplio ponemos los huevos y el azúcar. Batimos con una varilla de cocina durante 5 minutos. Será más fácil que doblen su volumen si nos podemos ayudar de una batidora de varillas o del accesorio de varillas de nuestra batidora de mano.
  • Vertemos el aceite y el zumo en el bol y mezclamos durante 15 segundos con la varilla.
  • Agregamos la harina tamizada con un colador, el cacao, la levadura y la sal. Mezclamos con la varilla.
  • Añadimos la ralladura de mandarina y los chips de chocolate, y removemos.
  • Vertemos la masa en las cápsulas de las magdalenas y continuamos con la receta tal y como aparece explicado más arriba.

Como ya hemos explicado es muy importante utilizar una bandeja rígida de magdalenas apta para horno para conseguir un buen copete pero si no tienes puedes utilizar unas flaneras metálicas o apilar varias cápsulas de magdalena por cada unidad y hornearlas directamente sobre la bandeja de horno. En este caso, deberemos de dejar espacio entre unas y otras para que no se toquen entre sí porque crecerán algo a lo ancho cuando se horneen. Subirán menos pero estarán igualmente ricas.