Postres

Galletas de limón fáciles, receta paso a paso

Receta con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos a seguir para preparar en casa unas galletas de limón fáciles y riquísimas.

Me encanta hacer galletas, es de los dulces que menos pereza me da preparar, principalmente porque se puede hacer cantidad y guardadas en una lata bien cerradas se conservan estupendas muchos días. Y, en ese tiempo, no hay nada como que te entre antojo de algo dulce y poder echar mano a una galleta casera. Las que os traemos hoy, unas galletas de limón fáciles son perfectas para cuando hace buen tiempo que apetecen sabores más refrescantes.

Ingredientes para 24 galletas

  • Harina bizcochona, 210 g (*)
  • Mantequilla, 100 g (**)
  • Azúcar, 90 g
  • Azúcar glas, para rebozar
  • Esencia de limón, 1 cucharadita
  • Zumo de limón, 2 cucharadas
  • Ralladura de la piel de 1 limón entero
  • (*) Se puede sustituir por 175 g de harina normal +  30 g de fécula de maíz tipo Maizena®+ 5 g de levadura química tipo Royal®
  • (**) Debe estar a temperatura ambiente.

No hacen falta ni moldes ni amasadoras caras, pues al igual que hicimos con las galletitas saladas de queso Cheddar, estas galletas de limón fáciles se hacen sin apenas manchar usando el accesorio picador de la batidora.

Preparación de las Galletas de limón fáciles paso a paso

  1. En el vaso de la picadora o de un procesador de alimentos ponemos la mantequilla, el azúcar y la ralladura de la piel del limón. Mezclamos a velocidad alta hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Añadimos la esencia de limón y seguimos batiendo un poco más mientras vamos añadiendo la harina a cucharadas. Si el aparato que estamos usando tiene bocal podremos añadir cucharada a cucharada a  medida que vamos batiendo, se trata de no añadir la siguiente hasta que no se ha integrado la anterior. Si no tiene bocal, pues tendremos que ir añadiendo la harina por tandas, integrándola, parando para añadir más harina y así hasta terminarla.
  3. Finalmente añadimos el zumo de limón para terminar de ligar la masa.
  4. La pasamos a la encimera, la juntamos con las manos para formar una bola, le damos forma de rulo, la envolvemos en papel film y la dejamos en la nevera como mínimo media hora, pero no pasa nada si la dejamos varias horas o de un día para otro.
  5. Cuando vayamos a hacer las galletas, precalentamos el horno a 180ºC, cortamos el rulo de masa en rodajas de unos 6 mm de espesor, las rebozamos en azúcar glas y las colocamos en una bandeja con papel de horno dejando espacio entre una y otra porque crecerán.
  6. Horneamos durante unos 18 minutos a 180ºC hasta que veamos que se empiezan a dorar. Es aconsejable estar pendientes de ellas a partir de los 14 minutos.
  7. Cuando estén las sacamos con cuidado de la bandeja y las trasladamos a una rejilla para que endurezcan.

Resultado

Aunque con el tiempo de horneado y de reposo puede parecer una receta larga, si hablamos de trabajo real, estas galletas de limón fáciles dan bastante poco, pues solo es mezclar los ingredientes en la picadora, formar un rulo y cortarlo en rodajas. Nos ahorramos tener que usar cortapastas, amasar recortes, etc. El resultado, unas galletas increíblemente crujientes que aguantan perfectas hasta 3 semanas si se guardan en una lata o bote con cierre hermético que las mantenga protegidas de la humedad.

Si os ponéis ahora, mañana podréis desayunar estas galletas de limón fáciles… si es conseguís no comerlas todas hoy 🙂