Preparación: 2 min  Cocción: 1 min 40 s   Dificultad: 1/5  Raciones: 1/2  Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Huevo, 1
  • Limón, 1
  • Azúcar, 1 ½ cucharadas
  • Aceite de girasol, 1 cucharada
  • Harina de arroz, 2 cucharadas
  • Coco rallado, 1 cucharada
  • Impulsor químico tipo Royal, ½ cucharadita
  • Zumo de limón, 1 cucharada
  • Azúcar glas, 1 cucharadita
  • Ralladura de piel de limón
  • Para el bizcocho de limón y coco en taza:
  • Para el glaseado:

Noticias relacionadas

Hemos hecho bizcochos en taza de chocolate y de café, pero aún no habíamos hecho ninguno que fuese apto para celíacos como este bizcocho de limón y coco en taza que os traemos para merendar esta tarde.

Y es que cada vez nos gustan más estos bizcochitos tan fáciles y rápidos para los que no es necesario tener ningún tipo de conocimiento repostero, basta con poner unos cuantos ingredientes de los que suele haber siempre en casa, mezclar mismo con un tenedor, menos de dos minutos en el microondas y ya tenemos listo nuestro pequeño capricho dulce para el desayuno o la merienda.

Preparación del Bizcocho de limón y coco en taza sin gluten

  1. En una taza apta para microondas de unos 350 ml de capacidad cascamos el huevo.
  2. Rallamos la piel del limón y añadimos la mitad al huevo, el resto lo reservamos para el glaseado.
  3. Exprimimos el limón y reservamos una cucharada de zumo. El resto lo echamos a la taza del huevo y batimos bien.
  4. Añadimos el azúcar, el aceite de girasol, la harina de arroz, el coco rallado y el impulsor.
  5. Mezclamos todo bien, lo metemos en el microondas (debemos colocar la taza en el borde del plato) y programamos 50 segundos a 800 W, giramos la taza 180º sobre sí misma y programamos otros 50 segundos a 800 W.
  6. Mientras tanto mezclamos el zumo y la ralladura que teníamos reservados con el azúcar glas.
  7. Cuando esté listo el bizcocho, le echamos el glaseado por encima.
  8. Podemos comerlo directamente en la taza o desmoldarlo y esperar a que enfríe.

Resultado

Este bizcocho de limón y coco en taza, además de hacerse en un pestañeo como todos los bizcochos de este tipo, no lleva harina de trigo por lo que, eligiendo una marca de impulsor químico que no lleve gluten, es apto para celíacos.

Como, a diferencia del que hicimos la semana pasada, este lleva huevo, llena mucho más por eso puede dar para dos raciones.

Lo que he observado, es que esta misma receta, si se hace con harina de trigo, el resultado no es tan bueno y el bizcocho queda como más apelmazado y no sube tanto, pero con harina de arroz es delicioso.

¿Os apetece un bizcocho de limón  y coco en taza para merendar?