Hace poco me compré estas mini zanahorias de azúcar en una de mis tiendas favoritas: Lakeland. Lakeland es una cadena de tiendas de utensilios de cocina y repostería de Reino Unido y siempre que paso por delante de una no puedo evitar entrar y acabo comprando alguna monada para tartas o algún cachivache. Esto lo hago aún a sabiendas de que al llegar a casa me va a caer una regañina por comprar cosas que ya no entran en la cocina (de hecho he tenido que empezar a guardar moldes, frascos, cajitas y demás en un cajón de la habitación).

Ingredientes

  • 300g de azúcar moreno claro o suave (ver tipos de azúcar aquí)
  • 3 huevos
  • 300ml aceite de girasol
  • 300g harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de levadura royal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Media cucharadita de jengibre en polvo
  • Media cucharadita de sal
  • 1/4 cuchadadita de esencia de vainilla
  • 300g de zanahoria (rallada)
  • 100g nueces peladas
  • 500g icing sugar (ver tipos de azúcar aquí)
  • 75g mantequilla sin sal
  • 200g queso tipo philadelphia
  • Minimoldes de cartón o papelitos para magdalenas
  • Para el bizcocho
  • Para la decoración

Noticias relacionadas

No tengo arreglo pero ¿qué le vamos a hacer si luego quedan así de monas? Estas mini carrot cakes o tartas de zanahoria llevan la misma receta para el bizcocho que nuestra tarta de zanahoria con conejitos y huerto, que es la mejor receta de tartas de zanahoria que he probado hasta el momento.

Preparación

Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos el azúcar, huevos y aceite en un bol y mezclamos con una mezcladora manual o tipo kitchenaid o termomix. Alternativamente mezclamos bien con unas varillas y a mano. Vamos añadiendo poco a poco el harina, bicarbonato de soda, levadura royal, canela, jengibre, sal y esencia de vainilla y mezclamos bien hasta que queden todos los ingredientes integrados y sin grumos.

Añadimos las zanahorias ralladas y las nueces y mezclamos hasta que queden distribuidas igualmente por toda la masa. Echamos la mezcla en nuestros minimoldes que habremos engrasado con mantequilla previamente para evitar que se peguen. Si vamos a hacer cupcakes entonces tendremos que poner los papelitos en una bandeja de magdalenas. En cualquiera de los dos casos tendremos que llenar los moldes hasta dos tercios de su altura. Metemos en el horno 15-25 minutos o hasta que al clavar un cuchillo en el centro éste salga limpio. Cuando estén listos sacamos los bizcochos del horno y los dejamos enfriar.

Mientras se enfrian mezclamos la mantequilla (del tiempo) con el icing sugar y el queso philadelphia. Si vais a usar una mezcladora tipo kitchen aid tendreis que poner un paño por encima para evitar poner la cocina perdida ya que el icing sugar es tan fino que crea una nube de azúcar al removerlo. Mezclamos hasta que esté bien suave y metemos en la nevera hasta que las mini tartas se enfríen del todo.

Por último decoramos con una manga pastelera y una zanahoria de azúcar y espolvoreamos un poco de canela por encima.

Resultado

No sólo son preciosas sino que además están buenísimas. He decidido no cubrirlas por completo para que lleven solo la cantidad justa de crema de queso y así no resulten empalagosas. Además así se ve parte de la tarta también.

Estas mini carrot cakes no pueden pasar desapercibidas y ¡nadie se podrá resistir a ellas!

Como me había sobrado un poco de masa he preparado también unas carrot cupcakes que han quedado igualmente preciosísimas (ver fotos abajo).

Tiempo: 1 hora + horno + enfriado

Dificultad: 4/5

Digestión: 3/5

Precio: 12€