Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

Pizzas, hamburguesas y sandwiches

Olvídate del mixto, este sándwich de aguacate y huevo va a conquistar tu paladar

Olvídate de los mixtos, con un poco más de esfuerzo puedes hacer un sándwich de aguacate tan delicioso que acabarás chupándote los dedos.

Si hablamos de sándwiches, lo más seguro es que lo primero que se os pase por la cabeza sea un mixto al que, con algo de suerte, se le ha añadido un huevo frito.

Ingredientes

  • Pan
  • 1/4 de aguacate maduro
  • 1 huevo
  • 2 o 3 lonchas de jamón de York
  • 1 o 2 lonchas de queso
  • 1/2 tomate cortado en rodajas finas
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

No me mal interpretéis, soy un fiel admirador de esta receta que tantas cenas me ha salvado, pero lo cierto es que se pueden preparar sándwiches de lo más originales con el mismo esfuerzo. Sólo hay que ver lo fácil que es hacer un sándwich de aguacate, huevo y tomate como este.

Para hacer un sándwich de aguacate vas a necesitar:

Cómo hacer un sándwich de aguacate

En la lista de ingredientes no he sido muy concreto con el tipo de pan por una razón muy sencilla, puedes usar el que más te guste sin ningún problema. Yo he optado una hogaza de pan cortada en rebanadas pero puedes usar pan de molde, integral, una barra, una torta de aceite… Eso sí, siempre tostado.

Con esto aclarado es hora de empezar a hacer un sándwich de aguacate para chuparse los dedos.

1. Aplastamos el aguacate hasta hacer un puré

Foto por Asier G. Morato.

Foto por Asier G. Morato.

Para empezar, abrimos el aguacate y sacamos aproximadamente 1/4 de la pulpa con la ayuda de una cuchara. A continuación lo aplastamos en un cuenco con la ayuda de un tenedor hasta hacer un puré. De ahí que el aguacate tenga que estar maduro, si no puedes acabar con media cubertería antes de conseguirlo.

Cuando esté listo le añadimos una pizca de sal e incluso le podemos dar un toque cítrico con un chorro de zumo de lima o limón.

2. Tostamos el pan y empezamos a montar el sándwich

Foto por Asier G. Morato.

Foto por Asier G. Morato.

Con el aguacate ya listo, es el momento de tostar el pan que vayamos a utilizar para el sándwich. Cuando esté dorado le añadimos un chorro de aceite de oliva y a continuación añadimos el aguacate, el medio tomate cortado en finas rodajas, el jamón de York y las lonchas de queso.

Si tienes un microondas con grill puedes meter lo que llevamos de sándwich un par de minutos para que se funda el queso.

3. Freímos el huevo y listo para comer

Foto por Asier G. Morato.

Foto por Asier G. Morato.

Para terminar, freímos el huevo en la sartén como más nos guste (mejor si la yema queda líquida) y lo ponemos sobre el queso. Si no lo hemos pasado por el grill el calor del huevo hará que se derrita un poco.

Es importante colocarlo en el último piso, puesto que al cogerlo con las manos lo más seguro es que la yema explote y de esta forma el pan va a absorber la mayoría.

De sándwich a tosta

Foto por Asier G. Morato.

Foto por Asier G. Morato.

Una de las cosas que más me gusta de este sándwich de aguacate, además de su sabor, es lo versátil que resulta. Acompañado de una ensalada o unas patatas fritas es una cena rápida y deliciosa, aunque también se puede convertir en el primer plato de una cena más elaborada.

Siguiendo el ejemplo de la tosta de aguacate y huevo a baja temperatura que preparó Danny hace unos meses, podemos retirar uno de los panes, cambiar las lonchas de queso por lascas y el huevo frito por uno escalfado. Un cambio sutil que mantiene el sabor pero que hace que sea más sencillo de comer con cuchillo y tenedor.