Pescado y marisco

Gambas en salsa de whisky, tan adictivas que no querrás que se acaben

Si el marisco es bueno no necesita acompañamiento, a no ser que sea algo tan adictivo como estas gambas en salsa de whisky con las que rebañarán el plato.

23 diciembre, 2020 17:11

En sitios como en España, en los que nos gusta una comilona más que a un niño el chupete, muchas veces pasa que el cocina parece que estuviese castigado. No es algo premeditado, de hecho, a los que organizamos el sarao y nos metemos en la cocina muchas veces se nos olvida que la fiesta también va con nosotros, que lo ideal sería siempre pensar en platos que diez minutos antes de que lleguen los invitados nos permitan colgar el delantal, darnos una ducha rápida y a partir de ahí disfrutar de la cena trabajando lo mínimo.

Y para que esto sea posible, se agradecen las recetas que pueden prepararse con antelación a falta de un pequeño toque o montaje final. Para eso, esta receta de gambas en salsa de whisky es siempre un éxito.

Si preparas este plato con antelación, haz la salsa y reserva las gambas después de saltearlas en la sartén, no las añadas a la salsa. Cuando vayas a servir el plato, lo único que tendrás que hacer es calentar primero la salsa y, en el último momento, añadir las gambas. De esta manera, las gambas se cocinarán solo el tiempo justo y conseguirás que queden jugosas.

En el hipotético caso de que sobrara salsa, cosa que ya os adelanto que no es nada fácil porque es de estas recetas con las que los platos regresan limpios a la cocina de tanto que se rebañan, puedes utilizarla para acompañar un pescado blanco cocinado a la plancha o al vapor. También puedes añadirla a un plato de pasta o a un arroz.

Preparación de las Gambas en salsa de whisky

Ingredientes

  • Gambas o gambones, 800 g
  • Cebolla, 1
  • Pimiento verde, 1
  • Pimiento rojo, 1
  • Tomate grande, 1
  • Ajo, 2 dientes
  • Nata líquida, 200 ml
  • Whisky, ½ vaso
  • Pimentón dulce, ½ cucharadita
  • Pimentón picante, ½ cucharadita (opcional)
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Cebollino o perejil fresco picado

Paso 1

Pelamos las gambas y reservamos tanto las gambas, como las cáscaras y las cabezas. Picamos todas las hortalizas: ajos, cebolla, pimiento verde y rojo y tomate.

Paso 2

En una sartén grande o cazuela ponemos aceite y salteamos las cáscaras y las cabezas de las gambas. Salamos y removemos hasta que las cáscaras cambien de color. Vamos aplastando las cabezas para que vayan soltando el jugo. Retiramos y colamos las cáscaras, este juguito resultante es ¡oro líquido!, está lleno de sabor.

Paso 3

En esta misma sartén salteamos ligeramente las gambas peladas, les añadimos sal y damos un par de vueltas; no los hacemos mucho, porque se terminarán de hacer en la salsa. Reservamos.

Paso 4

En la misma sartén pochamos las verduras, de esta manera, aprovecharemos todos los jugos que han podido quedar en la sartén de las cáscaras y cabezas y de los gambas. Echamos el ajo picado, cuando empiece a desprender su aroma añadimos la cebolla, cuando esta empiece a transparentar incorporamos el pimiento verde y el rojo y por último echamos el tomate. Si se trata de un tomate muy ácido podemos corregirlo añadiendo una pizca de azúcar.

Paso 5

Cuando las verduras estén casi hechas, espolvoreamos una cucharadita de pimentón; si te gusta con un toque picante añade media cucharadita de pimentón picante y media de dulce. Removemos bien.

Paso 6

Añadimos el jugo de las cabezas de las gambas que habíamos reservado. Removemos. Incorporamos el whisky y dejamos que se cocine el conjunto unos minutos para que se evapore el alcohol.

Trituramos el conjunto de las verduras con la batidora y para obtener una salsa más fina lo podemos pasar por el chino o colador, pero este paso es opcional.

Volvemos a poner la salsa ya triturada al fuego y añadimos la nata líquida. Removemos y dejamos cocinar a fuego lento unos 10 minutos. Rectificamos de sal.

Paso 7

Añadimos las gambas y retiramos del fuego para que se hagan con el calor de la salsa y no se pasen de cocción, de este modo, conseguiremos unas gambas muy jugosas. En el momento de servir, espolvoreamos con un poco de cebollino o perejil picado.

Recetas de Navidad fáciles y rápidas

  1. Receta de tiramisú fácil para los que nunca han hecho tiramisú
  2. Gambas al ajillo en microondas en menos de 10 minutos
  3. Cómo cocinar pulpo
  4. Gambas en salsa de whisky
  5. Consomé de Navidad con ñoquis
  6. Salpicón de marisco
  7. Pastel de gambas y puerro
  8. Ensaladilla rusa de erizos
  9. Hojaldre de lubina y crema de gambas
  10. Salmón ahumado casero fácil
  11. Pollo relleno de carne y ciruelas

Otras recetas con gambas