Pescado y marisco

Marmitako de bonito

¡Estamos en temporada de bonito! Así que es momento de disfrutarlo en este sencillo y sabroso guiso. Es un plato muy completo, porque combinamos todos los beneficios del bonito (ácidos omega-3, proteínas, vitaminas y minerales muy interesantes), con los hidratos de carbono de las patatas y las propiedades de las verduras.

Ingredientes

  • 500 gramos de bonito
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla roja
  • 1 pimiento verde italiano
  • 4 patatas medianas
  • La carne de dos pimientos choriceros (o pulpa en conserva)
  • Dos cucharadas de tomate frito
  • ½ vaso de vino blanco
  • Agua (mejor caldo de sus propias espinas)
  • Pimentón picante (o pimentón dulce y cayena)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Laurel
  • Perejil picado

Primeramente prepararemos una base con las verduras y patatas, y añadiremos el bonito al final, con el fuego apagado, y se hará tan sólo con el calor residual, consiguiendo así que el pescado quede muy  jugoso. Hay quien añade el bonito desde el inicio del proceso del guiso, pero para mi gusto el pescado queda más seco. Como siempre, la cocina es para gustos, así que tú eliges 😉

Esta es la receta del tradicional Marmitako de bonito que hacemos en casa:

Preparación del Marmitako de bonito

  1. Ponemos a remojo en agua caliente los pimientos choriceros. Si no tenemos, podemos utilizar pulpa de pimiento choricero en conserva.
  2. Picamos los dientes de ajo muy pequeñito. Picamos en trozos medianos la cebolla (he puesto morada) y el pimiento verde.
  3. Sofreímos el ajo y cuando “baile” añadimos la cebolla. Pochamos y añadimos el pimiento verde. Rehogamos.
  4. Pelamos y “cascamos” las patatas en trozos de bocado. Cortando la patata de esta forma conseguiremos una salsa más gordita, al soltar la patata el almidón. Añadimos a las verduras y rehogamos.
  5. Añadimos el pimentón picante, el tomate frito y la carne de los pimientos choriceros (o pulpa en conserva). Si queremos darle un toque más picante podemos añadir cayena en este punto. Rehogamos unos minutos y añadimos el vino. Dejamos cocer para que se evapore el alcohol.
  6. Cubrimos con agua o caldo, añadimos la hoja de laurel y sazonamos. Dejamos cocer unos 35 minutos, o hasta que las patatas estén hechas.
  7. Mientras, limpiamos el bonito y lo cortamos en dados generosos; cuanto más grandes más jugoso quedará.
  8. Apartamos del fuego, añadimos el bonito y damos unas vueltas. Espolvoreamos el perejil picado, rectificamos de sal si fuera necesario y dejamos reposar.

Resultado

Y ya tenemos un nutritivo y sabroso plato de cuchara para los días menos calurosos del verano.

Si el caldo nos queda muy líquido, podemos aplastar algunas patatas e incorporarlas al guiso.

Y cuando no sea temporada de bonito, aprovecha para hacer esta receta con salmón, que sí podemos encontrar durante todo el año, y conseguirás un sabor y una textura diferente, pero estará igualmente delicioso.