Pasta y arroz

Macarrones con salsa de champiñones y nata, receta rápida para comer

Esta receta de macarrones con salsa de champiñones y nata es tan fácil que querrás hacerla una y otra vez. Lo bueno es que nunca te vas a hartar de ella.

31 marzo, 2020 10:09

La cocina de batalla no está reñida con una receta rica. Estos macarrones con salsa de champiñones y nata es tan fácil que no te lo vas a creer, y aún así está tan rica que vas a querer prepararla todos los días.

Ingredientes

  • Macarrones, 250 g
  • Champiñones, 250 g
  • Nata, 200 ml

Paso 1

Ponemos a hervir una olla con agua para los macarrones. Mientras limpiamos y cortamos los champiñones en láminas de 2-3 milímetros.

Paso 2

Ponemos los champiñones en una sartén sin aceite a fuego máximo y los vamos moviendo. Empezará a soltar mucho agua. Sin bajar el fuego seguimos removiendo hasta que el agua haya desaparecido por completo. Llevará unos cinco minutos.

Paso 3

Cuando no quede agua echamos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, bajamos el fuego al 8/10 y movemos mientras se doran ligeramente los champiñones, unos cinco minutos más.

Paso 4

Ponemos a cocinar los macarrones según el tiempo que indique el paquete para que estén al dente, no los queremos pasados y blandos.

Paso 5

Mientras se cocina la pasta añadimos la nata a la sartén a fuego máximo. En cuanto empiece a borbotear lo bajamos a 4/10 y lo mantenemos así durante el tiempo que estén hirviendo los macarrones, buscamos una textura densa.

Paso 6

Colamos los macarrones cuando estén listos y la añadimos a la sartén con la salsa de champiñones y nata, removemos para integrar todo completamente y servimos.

Trucos para unos macarrones con champiñones y nata perfectos

Aunque ya habéis visto que esta receta de macarrones es facilísima, hay un par de trucos a tener en cuenta cuando preparamos macarrones o cualquier otro tipo de pasta, y si los tenemos en cuenta vamos a convertir algo sencillo en algo delicioso.

Lo más importante es, por supuesto, la calidad de los macarrones que estemos cocinando. No todas las pastas son iguales, así que gasta un poco más en una de calidad para conseguir los mejores resultados. La pasta en general es un ingrediente barato, así que la cara sigue teniendo un precio asequible.

También podemos hacer los macarrones con champiñones, bacon y nata, ya que le va de lujo añadir bacon a esta receta. Yo lo que hago es ponerlo desde el principio a fuego muy bajo (3/10) para que se haga poco a poco en su propia grasa, y lo añado al resto de la salsa cuando echo la pasta, removiendo todo junto.

Por supuesto, y más tratándose de una receta tan simple en la que cada ingrediente importa, la nata puede marcar la diferencia. Es importante cuidar la calidad, y en los lácteos se nota uno bueno y uno malo. Igual que con la pasta, invierte un poco más en una nata de calidad y lo notarás mucho en el resultado final.

Cuéntanos en los comentarios tus trucos sobre pasta y salsas, ¿qué más añadirías a esta receta?