Hace un mes más o menos, mi amiga Raquel volvía a Inglaterra tras pasar las navidades en España, y como despedida su familia organizó una cena a lo grande en casa, a la que unos cuantos amigos afortunados estábamos invitados. Como buena gente del norte les gusta comer mucho y bien; por ello, la comida no paró de salir de aquella cocina y acabamos a punto de explotar!

Ingredientes (para 4-6 personas)

  • 1 kilo de almejas
  • 1,5 litros de caldo de pescado
  • 500 gramos de arroz
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajoVino blanco (200 ml aprox)Perejil fresco

Noticias relacionadas

Pues bien, uno de los platos lo hizo su hermana pequeña Isabel, fiel lectora de Cocinillas, y por ello no tuvo ningún problema en compartir su secreto con nosotros. A continuación os explico cómo se hace un espectacular, y no por ello difícil, arroz marinero con almejas. ¡Gracias Isa!  🙂

Preparación

Lo primero de todo es hacer las almejas a la marinera. Para ello, nos servimos de una sarten grande y profunda, y la ponemos al fuego con un chorrito de aceite de oliva. Picamos media cebolla y un diente de ajo y lo echamos a la sartén para cocinarlo a fuego lento. Una vez esté bien pochado, añadimos un vaso grande de vino blanco y dejamos que se evapore. Picamos abundante perejil muy menudito, y lo agregamos junto con  una cucharada de harina para espesar. Si veis que se queda muy espeso (debe quedar un poco salsa), añadid un poco de caldo de pescado, y después las almejas hasta que se abran. Reservamos.

Ahora es el turno del arroz. Quizás convenga empezar con él a la vez que con las almejas para no alargar la preparación demasiado. Picamos de nuevo media cebolla, un diente de ajo, y la zanahoria; lo pochamos en una cazuela grande y añadimos el arroz para rehogarlo junto con la verdura a fuego lento.
Pasados un par de minutos, añadimos el caldo de pescado (calentado previamente) y dejamos que se cocine, removiendo de vez en cuando, durante unos 20 minutos. La mejor forma de saber cuándo está listo es probándolo. Hacedlo y añadid más caldo si fuese necesario hasta que esté a vuestro gusto, tanto de cocción como de caldoso/meloso.

Una vez este listo, añadimos las almejas a la marinara, removemos todo bien dándole un pequeño hervor y a la mesa!

Resultado

Un plato riquísimo con el que cautivar a los comensales, como hizo Isa aquel día conmigo. Muy fácil de hacer aunque pueda parecer lo contrario, y sin duda, una forma muy sabrosa para que nadie se quede con hambre.

Para el que piense que es un plato caro, dejadme deciros que no tiene por qué serlo. En el mercado, podemos encontrar gran variedad de almejas, algunas muy buenas que alcanzan los 30 ó 40 euros el kilo, y otras también muy ricas, que si las compráis congeladas como he hecho yo en este caso, no superan los 8 euros.

Tiempo: 30-40 minutos
Dificultad: 3/4
Digestión: 3/4
Precio: 5€ por persona (en función del tipo de almejas)