Panes y otras masas

Quiche de salmón ahumado, cebolla caramelizada y rulo de cabra

La semana pasada vimos cómo hacer masa quebrada para preparar nuestras quiches y tartaletas dulces o saladas, y tal y como os prometí, hoy os enseño de qué hice yo mi quiche aquel día.

Ingredientes

  • 1 base de masa quebrada
  • 3 huevos
  • 150 ml. de nata líquida para cocinar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada
  • 100 gr. de salmón ahumado
  • Unas rodajitas de queso de cabra
  • Un poco de queso rallado para gratinar
  • 1 cebolla grande
  • Aceite para pochar la cebolla
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 chorrito de crema de vinagre balsámico de módena (opcional)

Las quiches admiten tantas variantes como la pizza; pueden ser de cualquier cosa que os guste, y cuando digo cualquier cosa, realmente es cualquier cosa. Lo único que necesitamos es algún ingrediente que una nuestros ingredientes favoritos. Normalmente este ingrediente suele ser una combinación de huevos y nata para cocinar, pero también puede ser una bechamel espesita por ejemplo.

En este caso hice una quiche básica con huevos y nata, a la que le añadí salmón ahumado, cebolla caramelizada y queso de rulo de cabra gratinado. Buenisisisisisisisisísimo no, lo siguiente 😛

Preparación

Lo primero que haremos será caramelizar la cebolla. Para ello, la partiremos en juliana y la pondremos a pochar hasta que quede tierna y transparente.

Una vez pochada, añadimos las cuatro cucharadas de azúcar moreno (también vale azúcar blanco, pero queda más vistoso y más “caramelo” con azucar moreno, pero no influirá en el sabor, así que si no tienes, no te preocupes)

Una vez hemos caramelizado la cebolla, opcionalmente le podemos echar un chorrito de crema de vinagre de balsámico de módena que le dará un toque muy bueno (ojo! es una crema, no confundir con el vinagre de módena a secas)

[ATAJO PARA COCINILLAS CON PRISAS: Puedes caramelizar cebolla de una forma hiper-rápida si una vez pochada le añades, tal cual, un chorro generoso de caramelo líquido, de ese que se usa para bañar los moldes del flan. Nadie lo notará :P]

Una vez que tenemos la cebolla ya caramelizada, podemos proceder a la elaboración de nuestra quiche; es facilísimo: en un bol grande batimos los tres huevos junto con la nata líquida. Salpimentamos y aderezamos con un poquito de nuez moscada. Añadimos a esta mezcla el salmón ahumado cortado en trozos y la cebolla caramelizada y removemos todo bien.

Vertemos esta mezcla sobre nuestra base y colocamos sobre ella el queso de cabra.

Espolvoreamos un poquito de queso rallado para gratinar y horneamos durante unos 30 minutos a 190º.

Resultado

Un plato fácil y resultón. Perfecto para combinar nuestros ingredientes favoritos o como receta de aprovechamiento.