Microondas

Huevos al plato en 4 minutos, receta para microondas

Receta fácil con explicación paso a paso para preparar unos huevos al plato en solo 4 minutos utilizando el horno microondas.

Acabada la Navidad, en Cocinillas también regresamos a la rutina y recuperamos nuestra sección de los viernes de recetas para microondas. En esta ocasión le toca el turno a los huevos al plato, una receta tradicional de nuestra tierra que ya os enseñamos a preparar de manera tradicional en nuestros comienzos.

Ingredientes

  • Huevo, 1
  • Puerro o cebolleta, 1 trozo de unos 5 cm
  • Salsa de tomate,  75 ml (*)
  • Espárragos blancos en conserva, 2
  • Chorizo, 25 g
  • Jamón serrano o ibérico, 25 g
  • Guisantes en conserva, 1/2  lata pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita (**)
  • Sal (***)
  • (*) Mucho mejor si es casera, pero si no tenéis hecha, no pasa nada, también se puede usar una comprada que sea rica.
  • (**) Si el jamón es ibérico, que suelta algo más de “grasilla” no hace falta poner aceite.
  • (***) Solo si os gusta la comida muy salada, porque el casi todos los ingredientes tienen sal y con la que aportan al plato suele ser suficiente.

Preparando esta receta del modo que os vamos a contar hoy ahorramos tiempo no solo a la hora de cocinar, sino también de fregar, pues el mismo recipiente que usamos para cocinar nos sirve para servir y para comer.

Seguid leyendo que os lo contamos ya 🙂

Preparación de los Huevos al plato en 4 minutos en el microondas

  1. Troceamos el jamón y el chorizo en dados pequeños o en tiritas y el puerro o la cebolleta en rodajas muy finas. Ponemos todo en una cazuelita de barro o en cualquier otro recipiente apto para microondas, añadimos el aceite de oliva virgen extra (solo si el chorizo y el jamón no tienen apenas grasa, si la tienen con la que sueltan es suficiente y no hay que añadir más aceite). Cocinamos 1 minuto a 800 W de potencia.
  2. Reservamos las puntas de los espárragos y añadimos los tallos troceados junto con los guisantes escurridos y la salsa de tomate. Calentamos todo durante 1 minuto a 800 W.

Y ahora, atentos, porque viene el truco para que el huevo quede perfecto en el microondas:

  1. Separamos la yema y la clara del huevo (IMPORTANTÍSIMO si queremos que el huevo nos quede en su punto al cocinarlo en el microondas). Ponemos la clara del huevo en la cazuela en la que estamos preparando nuestros huevos al plato y calentamos en el microondas durante dos períodos de 30 segundos a 800 W (es decir, 30 segundos, paramos el microondas, abrimos la puerta para que entre aire y otros 30 segundos). Si el huevo fuese muy grande o estuviese muy frío de la nevera lo cocinaremos 15 segundos más.
  2. Ahora tendremos la clara cuajada por los bordes, pero cruda en el centro. Es el momento de añadir la yema que tenemos reservada. Cocinamos 30 segundos a 800 W y, al igual que antes, si el huevo es muy grande o está muy frío, seguimos calentando de 10 en 10 segundos hasta que veamos que la clara está casi cuajada (no importa que quede un pelín líquida porque con el calor residual termina de hacerse en lo que nos sentamos a la mesa).

Resultado

No me digáis que no es una maravilla poder llegar a casa, abrir la nevera y en menos de 10 minutos poder tener en la mesa unos huevos al plato (también conocidos como huevos a la flamenca) recién hechos. Con un plato así, un buen trozo de pan para rebañar y una cervecita no hay día malo que no acabe bien.

Lo mejor de todo, que haciéndolo así, el nombre de huevos al plato por el que se conoce a esta receta cobra más sentido que nunca, porque solo utilizamos un plato para prepararla, servirla y comerla. Ventaja, no hay que fregar sartén ni nada.

Además también es una receta que admite los apellidos “especialidad de la casa” o “recopilatorio de nevera”, porque mientras sean unas verduras (como si son las sobras de otro plato) , algo de fiambre, salsa de tomate y un huevo, se pueden llamar huevos al plato. Y además, se puede personalizar con especias, con un poco de queso por encima y un golpe de grill en vez de huevo (claro que entonces habría que cambiarle el nombre al plato).

Pero con lo que sí os recomiendo encarecidamente que os quedéis es con el truquito para hacer los huevos en el microondas en su punto y sin que exploten.

Y hasta aquí por hoy, ¿conocíais esta forma de preparar los huevos al plato?