Foto: Cristina López

Foto: Cristina López

Ensaladas

Ensalada de col, el mejor acompañamiento para costillas y hamburguesas

Si te ha gustado la ensalada de col en algún restaurante, ahora tienes la oportunidad de descubrir que hecha en casa está muchísimo más rica.

La ensalada de col o Coleslaw se ha hecho muy popular en nuestro país desde que nos hemos acostumbrado a que nos la sirvan habitualmente en los establecimientos de comida americana acompañando a platos como hamburguesas o costillas a la barbacoa. De hecho, no es raro encontrarla en la sección de precocinados refrigerados de muchos supermercados incluido el Mercadona.

Ingredientes

  • Col o repollo, una pequeña o media grande
  • Zanahorias, 3 grandes
  • Cebolla, 1/4
  • Mayonesa, 3 cucharadas
  • Nata para cocinar, 1 cucharada
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Vinagre, 1 cucharada
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra recién molida

Cómo hacer ensalada de col americana

Como sucede prácticamente con todas las recetas, preparar una ensalada de col en casa es algo muy sencillo y el resultado es mucho mejor que si se opta por un producto comercial y eso sin contar con que también sale muchísimo más barato que las versiones procesadas industrialmente.

Ahora bien, vamos a empezar con un truquito, porque si alguna vez os habéis aventurado a preparar esta ensalada en casa y habéis usado la col en crudo os habréis dado cuenta de que resulta más dura y más difícil de comer que la que sirven en restaurantes, pero eso se corrige escaldando la col ya cortada en tiras durante un par de minutos en agua hirviendo. Así que vamos allá con la receta:

01: Preparar la col

Foto: Cristina López

Empezamos poniendo a hervir agua en una cacerola grande. Mientras tanto separamos las hojas exteriores, cortamos la col en tiras finas como si fueran fideos y la lavamos en un escurridor de verduras.

Foto: Cristina López

Cuando el agua esté hirviendo, echamos la col en la olla y la dejamos dos minutos, pasados los cuales la pasamos inmediatamente a un colador y la enjuagamos muy bien bajo un chorro de agua fría para cortar la cocción. La escurrimos bien -yo he usado un centrifugador de verduras- y la reservamos. Si no tenéis este cacharro, escurridla bien con un colador y retirad el exceso de humedad con ayuda de papel absorbente.

02: Añadir la cebolla y la zanahoria

Foto: Cristina López

Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Las zanahorias las pelamos y las rallamos con un rallador grueso, o bien las cortamos con una mandolina con el accesorio de las patatas paja o con un cuchillo bien afilado y un poco de paciencia.

En un bol amplio mezclamos la col, la cebolla y las zanahorias.

03: Aliñar la ensalada de col y reposar

Añadimos la mayonesa, la nata líquida, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre. Mezclamos bien, probamos y salpimentamos al gusto.

Tapamos con papel film y dejamos reposar al menos una hora en la nevera, aunque lo idóneo es dejarla de cuatro a seis horas. 

04: Servir

Foto: Cristina López

Servimos la ensalada de col bien fría, bien como primer plato o bien como guarnición e algún plato de carnes a la plancha o la brasa. Ojo que no tienen por qué ser platos tan contundentes como unas costillas embadurnadas en salsa barbacoa o similares, también está buenísima si se acompaña de una pechuga de pollo a la plancha.

Consejo para hacer la ensalada de col perfecta

La ensalada americana de col estará tanto más rica cuanto más blanca sea la col, así que si encontráis unos corazones de repollo tiernos, esos serán los ideales.

Si tenéis que usar un trozo de col grande, os recomiendo guardar las hojas exteriores para una receta en la que vayan cocinadas o al menos salteadas y usar las interiores para preparar la coleslaw.