Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

Ensaladas

Esta ensalada de kale con aliño estilo César es perfecta para comer en la terraza

Con el calor que está haciendo no hay nada como cenar algo ligero y fresco. Toma nota, te voy a enseñar cómo preparar una ensalada de kale.

Con los calores que está haciendo en muchas ciudades españolas esta semana lo único que me apetece al terminar el día es salir a la miniterraza de mi piso y cenarme una ensalada ligera y fresquita. Y si además está hecha con una verdura tan nutritiva como el kale mejor que mejor.

Ingredientes

Para preparar la ensalada

  • Un cuarto de hogaza de pan.
  • 100 g de kale o col rizada.
  • 100 g de lechuga romana.
  • 40 g de queso parmesano.

Para el aliño

  • 1 diente a ajo
  • 5 anchoas en conserva
  • 1 cucharada (5 ml) de mostaza de Dijon
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 10 ml de zumo de limón
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta

Cómo preparar una deliciosa ensalada de kale

A diferencia de la salsa César tradicional, en esta ensalada vamos a crear un aliño en el que el huevo y el aceite nunca llegan a emulsionar. Una preparación distinta que conserva gran parte del sabor de toda la vida al mismo tiempo que tiene un toque distinto.

1. Preparamos el pan crujiente

Foto por Asier G. Morato.

Foto por Asier G. Morato.

Para empezar, desmigamos el cuarto de hogaza en pequeños pedazos y lo colocamos sobre la bandeja del horno. A continuación, horneamos durante unos 10 o 15 minutos a 200 ºC.

2. Cortamos y lavamos el kale y la lechuga romana

Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

Mientras se tuestan las migas, cortamos la lechuga romana en pequeños pedazos. Para preparar el kale separamos las hojas del tallo y después las cortamos en pedazos. A continuación lavamos las hojas de ambas verduras en agua fría y escurrimos.

3. Preparamos al aliño estilo César

Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

Mientras el huevo se escalfa en el microondas, ponemos el ajo, las anchoas, la mostaza, el aceite, el limón, una pizca de sal y unos 10 granos de pimienta en el vaso de la batidora y batimos hasta que quede homogéneo.

A continuación, escalfamos un huevo en una olla con agua caliente. Cuando el huevo esté listo lo añadimos a la mezcla y volvemos a batir hasta que quede homogéneo.

4. Montamos la ensalada

Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

Cuando se terminen de tostar las migas de pan empezamos a montar la ensalada. Para que todos los ingredientes se esparzan de forma uniforme lo mejor es añadir la mitad de los ingredientes (la lechuga, el pan tostado y el aliño), mezclar y añadir la otra mitad.

En vez de echar todo el aliño de golpe te recomiendo que reserves aproximadamente la mitad en un tarro/cuenco y lo pongas junto al bol a la hora de servir. Así, quien quiera más sabor podrá añadirlo sin molestar al resto.

¿Qué beneficios tiene el kale para ser considerado un superalimento?

Foto por Asier G. Morato

Foto por Asier G. Morato

En los últimos años se ha hablado del kale -col crespa o berza rizada- como un “superalimento”, pero ¿qué es lo que hace que sea tan especial? Prima hermana de verduras como la col, el brócoli y la coliflor lo cierto es que no es ningún alimento milagroso pero si uno bastante nutritivo.

Es baja en calorías y tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias además de Vitamina K, C, A, calcio, potasio y fibra entre otros. Aunque lo realmente importante son las cantidades. Por cada caloría el kale tiene más hierro que la carne, más calcio que la leche y diez veces más Vitamina C que las espinacas.

Aún así, esto no quiere decir que a partir de ahora tengas que alimentarte a base de kale. Uno de los secretos para una alimentación saludable es la variedad.