Carne

Receta de lasaña fácil con bechamel sencilla paso a paso

Esta receta de lasaña es para los que no os atrevéis nunca con este plato. Os enseñamos todos los trucos para hacer una bechamel perfecta y una lasaña riquísima.

27 febrero, 2020 09:37

La lasaña es uno de los platos más conocidos en todo el mundo. Es una receta muy fácil pero con un paso que suele asustar: la bechamel. Te enseñamos cómo hacer lasaña fácil paso a paso. Las cantidades son para una bandeja de horno de 26 cm.

Ingredientes

Para la bechamel de la lasaña

  • Leche, 1 litro
  • Mantequilla, 90 g
  • Harina de trigo, 90 g

Para el relleno de la lasaña

  • Carne de ternera picada, 500 g
  • Cebolla, 1
  • Zanahoria, 2
  • Tomate frito casero, 250 g
  • Placas de lasaña precocidas
  • Queso rallado para gratinar, 150 g

Paso 1

Empezamos pochando la cebolla. Para ello la cortamos en cuadrados pequeños de 0.5 cm y lo ponemos con abundante aceite en la sartén a fuego alto hasta que empiece a chisporrotear. En este momento bajamos al fuego 3/10 y lo tendremos como una hora para que quede transparente. Hay que vigilarla constantemente y moverla para que no se queme.

Paso 2: La bechamel

Vamos con la bechamel paso a paso, veréis que es mucho más fácil de lo que imaginabais.

Paso 1 de la bechamel

Derretimos 90 g de mantequilla en una sartén grande a fuego medio (6/10). Tiene que estar completamente líquida.

Paso 2 de la bechamel

Añadimos los 90 g de harina y mezclamos bien, removemos sin parar durante unos 2-3 minutos hasta que se tueste, veréis cómo cambia a un color más amarillo. También notaréis el olor a tostado, como a frutos secos. Es importante que no quede cruda porque el sabor final no es agradable, pero mucho ojo no quemarla.

Paso 3 de la bechamel

Subimos el fuego a 8/10) y vamos añadiendo el litro de leche templada poco a poco sin parar de remover mientras la masa traga la leche. Al final quedará un poco líquida, no os preocupéis, es la bechamel que buscamos para la lasaña. La reservamos mientras seguimos haciendo la lasaña.

Paso 3

Cubrimos la base de una sartén con aceite de oliva y añadimos la carne picada salpimentada. A fuego alto salteamos hasta que esté dorada. La quitamos de la sartén y reservamos.

Paso 4

Para entonces la cebolla debería estar a medio camino. Añadimos la zanahoria rallada, removemos y dejamos a fuego lento la media hora que falta para que la cebolla esté hecha.

Paso 5

Cuando ya la cebolla esté lista añadimos la carne a la mezcla y removemos. Echamos el tomate frito y mezclamos todo bien. Subimos el fuego al máximo y cuando borbotee lo bajamos a fuego medio y dejamos unos 10 minutos para que se cocine todo un poco junto.

Paso 6

Llenamos la fuente de horno con agua y metemos las placas de lasaña para hidratarlas según las instrucciones del paquete. En nuestro caso son 10 minutos, justo el tiempo que está la mezcla de cebolla, zanahoria, carne y tomate cocinando.

Paso 7

Precalentamos el horno a 220ºC y mientras montamos la lasaña. Sacamos las placas y reservamos en un paño de cocina para que sequen. Secamos la placa de horno. Ponemos en este orden: capa de bechamel, capa de placas de lasaña, capa de carne, capa de placas de lasaña, capa de carne, capa de placas de lasaña, capa de bechamel y por último queso para fundir.

Paso 8

Metemos la lasaña al horno durante 15 minutos a 220ºC y otros 15 minutos con el gratinado. Ya tenemos nuestra lasaña lista y la casa oliendo a maravilla.