solomillos encebollados a la sidra

solomillos encebollados a la sidra

Carne

Solomillo encebollado a la sidra

Noticias relacionadas

Me encanta el solomillo de cerdo porque es jugoso, delicioso y sobretodo, versátil. Se puede preparar de mil formas. Solo tienes que usar nuestro buscador y escribir “solomillo” para ver la cantidad de recetas que hemos hecho ya con él… y las que seguirán!

Ingredientes

  • Un solomillo de cerdo
  • 1 cebolla
  • aceite
  • Un vaso de sidra
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta molida (para sazonar la carne)
  • Pimienta en grano (para decorar la salsa)

Hoy os lo presento encebollado y con una salsita a la sidra que os hará chuparos los dedos y comeros media barra de pan para vosotros solitos. Comprad un buen pan que la ocasión lo merece.

(para 2 ó 3 personas)

Preparación

A mi me gusta empezar limpiando el solomillo, quitándole las pocas partes grasas que tiene, aunque sé que hay quien no lo hace.

Para esta receta a mi me gusta cortarlo en medallones (en “rodajas” de 1,5 cm. aproximadamente) pero también podemos cortarlo en cuartos y abrirlos haciendo “libritos”, eso va en gustos.

Una vez tenemos el solomillo cortado, aderezamos los trozos con sal y pimienta molida y reservamos.

Cuando ya tenemos la carne preparada, ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos ligeramente la carne. No hay que hacerla del todo, prácticamente, vuelta y vuelta, sólo para sellarla y que conserve sus jugos, porque luego terminaremos de hacerla con la salsa. Cuando tengamos la carne lista, la reservamos.

En esa misma sartén y con ese mismo aceite (si nos queda, si no, añadimos otro poquito), ponemos a pochar la cebolla que previamente habremos partido en juliana (es decir, como en “tiras”, no picada). Cuando tenemos la cebolla pochadita, vertememos el vaso de sidra y lo dejamos reducir entre 3 y 4 minutos.

Una vez la sidra ha reducido, añadimos la nata y salpimentamos la salsa a nuestro gusto. Añadimos unas bolitas de pimienta en grano, para darle más sabor y decorar a la vez.

Dejamos reducir y espesar un poco la nata y finalmente añadimos los filetes de solomillo para que todo se mezcle bien y la carne se cocine un poquito más mezclándose con el resto de sabores.

Cocinamos un par de minutos más y cuando esté a nuestro gusto, emplatamos y servimos con una buena guarnición para convertirlo en un plato único de primera. En este caso yo lo acompañé de puré de patata, pero también le irían que ni pintadas unas verduritas a la parrilla o una guarnición de champiñones salteados.

Resultado

Otra deliciosa forma de preparar el solomillo, con una salsita de toma pan y moja

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 3/5

Precio: 6 €