Independientemente de la guerra particular que cada uno pueda librar con la báscula, lo cierto es que los excesos no son buenos para nadie. Nosotros lo sabemos y vosotros lo sabéis, y cada vez sois más los que nos pedís ideas para cocinar cosas ricas y ligeras incluso en las comidas de fiesta.

Noticias relacionadas

Para los que aún no lo tengáis tan claro, os animo a que hagáis el esfuerzo de intentar cambiar el chip, y empecéis por quitaros de la cabeza la idea de receta ligera igual a verdura sin aliño puesta sin gracia en el plato. No, de la misma manera que un plato, por el mero hecho de llevar verduras tampoco podemos considerarlo ligero si estas se acompañan de grandes dosis de alimentos como la nata, el queso o la mantequilla.

11 recetas ligeras para Nochevieja

Como prueba de que se puede hacer una cena de fin de año sin complicarse la vida en exceso y con platos que nos permitan empezar el año sin indigestión, aquí os traigo unas cuantas recetas ligeras para la cena de Nochevieja.

Ensalada de pollo y naranja, receta fácil y ligera

Estamos en plena temporada de naranjas, así que vamos a aprovechar para introducirlas en el mayor número de platos posibles, pues sus propios jugos serán un aliño delicioso para platos como esta ensalada de pollo y naranja.

Ensalada de patatas violeta, rabanitos, mango y granada con salsa de yogur

Aunque penséis que lo saludable es todo verde, lo cierto es que es todo lo contrario. En la naturaleza existen frutas y verduras prácticamente de todos los colores, y mezclándolas con un poco de imaginación podemos vestir la mesa con ensaladas tan coloridas como esta de patatas violeta con granada.

Gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra

Si tienen aún algunas fresas dando vueltas por el congelador, es buena ocasión para darles salida con un entrante como este. Refrescante y digestivo, el gazpacho de fresas perfecto para una cena formal como puede ser la de Nochevieja.

Sopa de pescado rápida

Y tan rápida, puesto que la vamos a hacer íntegramente en el microondas. Sí, ese aparato que usas para calentar la leche pero que también sirve para cocinar platos muy apañados en muy poco tiempo y sin ensuciar la cocina, como una rica sopa de pescado.

Crema de espinacas frescas y huevo poché

No hace falta que digas que está hecha de espinacas. Créeme si te digo que al 99% de la gente que dicen no gustarle las espinacas en realidad lo que no les gusta es oír hablar de espinacas, pero de ese 99%, un 90% rebañan el plato cuando se las preparas en una crema de espinacas con huevo poché como esta.

Crema de coliflor con manzana y vieiras

El mismo consejo que para la crema de espinacas se aplica a esta crema de coliflor. Mejor si la anuncias como crema de verduras evitando que la palabra coliflor haga que alguno arrugue la nariz antes de tiempo. Ten por seguro que el primero que arrugase la nariz sabiéndolo, será el primero que quiera repetir si no ha oído antes la palabra coliflor. Algún día os escribiré un post sobre pequeños trucos psicológicos que me han ido funcionando para que los que me rodean coman verduras.

Crema de calabaza y calabacín con nueces y queso cheddar

Y otra más para completar la ronda de cremas de verduras para despedir el año con mesura y sabrosura. Si es que vosotros no os imagináis lo que es comer cosas ricas como esta crema de calabaza y calabacín sin miedo y sin remordimientos de que se vayan directas a las cartucheras.

Sepia adobada a la plancha, receta fácil

Es fiesta, no se trata de un plato de dieta, por eso nos permitimos la licencia de acompañarla de un alioli para que cada uno se sirva a su gusto. Eso sí, recordad que, aunque el alioli le va de lujo a la sepia a la plancha, no es una salsa “probesos”, sino más bien “antibesos” y si pretendes que la noche se alargue…

Salmón con verduras al vapor y salsa rouille

Sobre la salsa rouille que acompaña este salmón con verduras, te digo lo mismo que sobre el alioli, ponlo aparte y que cada uno se sirva lo que considere oportuno. El resto del plato, no puede ser ni más fácil ni más sano.

Dorada a la sal

Es un clásico de las fiestas navideñas, de las comidas familiares de los domingos y de cualquier comida formal en la que un buen anfitrión quiera sorprender sin empachar.

Una dorada a la sal facilísima de preparar, muy sabrosa -sobre todo si conseguimos un pescado fresco de calidad- y un plato que es pura proteína sin apenas grasas.

Medallones de pechuga de pollo con salsa de mandarina

Con medio país pensando en cochinillos y el otro medio pensando en corderos y cabritos, yo os propongo el pollo como opción más ligera. Preferiblemente si es un pollo de corral para prepararlo siguiendo esta receta de medallones de pechuga de pollo con salsa de mandarina.