Actualidad gastronómica

Ir de picnic en Madrid: Los mejores parques para comer, beber y pasarlo bien

Ahora que llega el buen tiempo y los parques lucen un color verde espectacular, es la hora de plantearse ir de picnic en Madrid a cualquiera de sus parques.

Cuando hablamos de ir de picnic, los madrileños tendemos a pensar en huir de la ciudad hacia la sierra o a cualquier paraje en el que rodearnos de naturaleza. Pero en realidad no hace falta salir de la capital para montar un estupendo picnic en Madrid. Solo hay que conocer bien los numerosos parques con los que contamos. 

Ahora que comienzan a subir las temperaturas y con las fiestas de San Isidro a la vuelta de la esquina, la primera idea que podemos tener es comer al aire libre en la pradera, como manda la tradición del 15 de mayo. 

Sin embargo, me parece algo poco recomendable por la cantidad de gente que allí se congrega. Llamadme exagerada, pero os aseguro que algunos años he estado a punto de volverme a casa al ver más cabezas que huecos verdes en la pradera. 

Dónde hacer un picnic en Madrid 

Por eso, con permiso del Santo, esta madrileña os va a decir otros sitios a los que ir de picnic en Madrid, ya sea para celebrar San Isidro, un cumpleaños o porque nos apetece comer al aire libre una buena tortilla de patatas (que es el plato que se me viene a la cabeza cuando pienso en este plan).

El Cerro del Tío Pío, en Vallecas

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Los vecinos del barrio vallecano disfrutan de este estupendo parque compuesto por siete colinas desde las que se pueden contemplar unas magníficas vistas de toda la ciudad de Madrid. Si te quedas hasta la hora del atardecer, tu álbum de fotos del móvil se llenará de preciosas instantáneas de la puesta de sol. Te lo garantizo.

Escoge cualquiera de las colinas para extender sobre el césped una manta, saca los tuppers con tus elaboraciones más campestres y ¡a disfrutar!

El Retiro, en pleno centro

El parque más emblemático de la capital no podía faltar en esta lista. Tal vez crees que es una mala idea porque con el buen tiempo estará lleno de gente pero, si lo piensas, todo el mundo va a la pradera durante San Isidro, así que está más tranquilo estos días.

Si vas en fin de semana, mi consejo es que evites las zonas colindantes al lago y al Ángel Caído, porque son un imán de gente. Si te adentras un poquito más en el parque, encontrarás cobijo bajo los árboles centenarios. Un consejo más: Asegúrate de que el lugar donde te sitúes está cerca de una fuente de agua potable. Si el día es caluroso, lo vas a agradecer.

Si quieres quemar calorías, alquila una barca de remos en el lago o pasea dejando que tus pies te lleven por el parque y sus rincones, como el Palacio de Cristal, que es mi lugar favorito dentro de El Retiro.

Madrid Río, en el sur de Madrid

Ya se ha convertido en un espacio icónico del sur de la ciudad. Este parque recorre el cauce del río Manzanares y a su paso podemos encontrar numerosos puentes, columpios, "la playa de Madrid" en la que es posible refrescarse en verano, el espacio cultural Matadero y muchísimas zonas verdes. Desde el puente monumental de Arganzuela (o puente de Perrault) hasta el de Segovia hay muchísimos lugares donde puedes sentarte y disfrutar de las vistas mientras comes.

La Casa de Campo, mucho más que un parque

Conocido como "el pulmón verde de Madrid", la Casa de Campo es tan grande que puedes montarte el picnic en cualquier rincón y no cruzarte con nadie en todo el día. Recuerda que si estás cerca de enclaves como el lago, el Parque de Atracciones o el Teleférico, entonces hay más probabilidades de que no estés tan tranquilo, pero tampoco son una mala opción. 

Mi recomendación es que comiences el día con una ruta a pie o en bici y que pares para comer allí donde te asalte el hambre. Despliega un mantel o una manta en el suelo, saca unos tuppers, bebida y deja que las horas pasen con total tranquilidad, llenando tus pulmones con aire fresco, mientras celebras tu particular picnic en Madrid.

La Quinta de los Molinos y sus almendros

Esta preciosa quinta en el noreste de Madrid es muy famosa por la floración de los almendros en primavera, que tiñen de rosa el parque. Aunque ya haya pasado ese momento del año, este es otro de los rincones perfectos para escaparse y hacer una comida al aire libre, ya sea junto a los almendros o cerca del pequeño lago que tiene la quinta. Te encantará cómo el ruido del tráfico de la calle Alcalá desaparece nada más cruzar su entrada. Un remanso de paz.

Parque de Juan Carlos I, junto a la Feria de Madrid

Este gran parque es otro de los que merece ser recorrido de norte a sur y este a oeste. Hay esculturas al aire libre, un gran lago, un gigantesco olivar centenario y varias zonas ajardinadas. El mejor de los planes es acercarse al punto de alquiler gratuito de bicicletas y hacerte con una de ellas para localizar el lugar idóneo donde tomar un piscolabis. 

¿Y qué menú puedes preparar para un buen almuerzo al aire libre? Te aconsejamos cualquiera de estas 30 recetas fáciles para ir de picnic. Encontrarás ensaladas fresquitas, quiches, empanadas, tortillas e incluso postres. ¡Ya solo te queda decidir qué parque visitarás!